Entrevista sobre la anorexia al Dr Eduardo Torres Macho

A continuación comparto entrevista realizada al Dr. Eduaro TorresMacho quien va a impartir un curso sobre esta temática titulado “La anorexia: comprensión profunda y estrategias psicoterapéuticas”. Con inicio el 3 de marzo de 2020 y una duración de 4 semanas por un precio de 185 euros INSCRIPCIÓN E INFORMACIÓN: aulavirtual@psimatica.net quien nos va a compartir su conocimiento y experiencia sobre al Anorexia.

– ¿Cómo se define la anorexia? Para contestar a esta pregunta me voy a remitir a lo que planteo en la introducción del curso: “Normalmente, se define como una enfermedad mental cuyas características esenciales consisten en el rechazo a mantener un peso corporal mínimo normal, en un miedo intenso a ganar peso y en una alteración de la percepción del tamaño y forma del propio cuerpo.

Una caracterización como esta, aun teniendo cierto valor descriptivo, aporta muy poca luz sobre la esencia de la anorexia, y no facilita el camino para una terapéutica eficaz.

Resulta mucho más esclarecedor entender la anorexia como un intento de solución de ciertas problemáticas y de alivio de la angustia que estas conllevan. Este es el motivo por el cual a la persona que padece anorexia le da miedo comer y, llegado el momento de poder hacerlo, “curarse”.

Anuncio 3a edición-min

¿Cuáles son estas problemáticas que la anorexia trata de resolver? Estas pueden ser diversas, pero hay un hecho evidente, aunque cada día menos: la anorexia afecta en mucha mayor medida a las mujeres que a los hombres. ¿Esto qué quiere decir? ¿Que la anorexia intenta solucionar problemáticas exclusivamente femeninas, o, más bien, que la dieta, la delgadez, el control del peso, etc. forman parte del repertorio de soluciones femenino? Posiblemente haya algo de las dos cosas.

A continuación, enumeraré las problemáticas que, con más frecuencia, trata de solucionar la anorexia:

–             Dificultades en la relación madre-hija, padre hija y en la relación triangular.

–              Dificultades en el ámbito del apego (apegos inseguros).

–              Dificultades en asumir alguno de los múltiples cambios que la pubertad supone.

–              Dificultades en el ámbito del narcisismo.

–              Dificultades derivadas de fijaciones pregenitales (orales y anales).

–              Problemas de identidad.

–              Dificultades en las relaciones de poder.

–              Dificultades en asumir las responsabilidades de la vida adulta.

–              Intensas sensaciones de falta de control sobre el entorno y uno mismo.

–              Ansiedades relacionadas con la sexualidad femenina.

–              Problemáticas relacionadas con el equilibrio familiar.

–              Dificultades relacionadas con el rol cambiante, ambiguo y contradictorio que la sociedad actual asigna a la mujer.

Podríamos resumir todo esto diciendo que la inseguridad profunda es uno de los elementos nucleares de la anorexia nerviosa, y esta, a su vez, un intento de restituir el sentimiento de seguridad, fundamentalmente a través del control de la comida. En este sentido, nos encontraremos con expresiones del tipo “controlando la comida me siento fuerte”. Asimismo, no será raro que, una vez superada la anorexia, ante los nuevos estresores de la vida, tiendan a volver al síntoma, en un intento, como digo, de sentirse seguras”.

 

– ¿Qué síntomas muestra la persona con anorexia? Lo primero que habría que dejar claro es que la sintomatología es lo simplemente la punta del iceberg, ya que es expresión y, como digo, intento de solución de aspectos más profundos. El síntoma principal es la restricción alimenticia y la consiguiente pérdida de peso. Pero no debemos olvidar que las llamadas anorexias restrictivas son menos frecuentes que aquellas que se combinan con atracones y medidas compensatorias (purgas y exceso de ejercicio físico).

– ¿Cómo se detecta la anorexia? La anorexia se suele detectar a partir de una llamativa pérdida de peso. No obstante, y como es lógico, siempre habrá determinados cambios, no solo de actitud y de hábitos ante la comida, sino también en el carácter de la persona que anticipan que algo no va bien.

– ¿Existe un perfil de paciente con anorexia? Si partimos de que no existe la anorexia en singular, que ni siquiera es una estructura clínica bien delimitada, hablar de perfiles, a mí, se me queda pobre, ya que es un intento de abarcar mucho con poco esfuerzo y poca profundidad. La sintomatología que ofrece la anorexia encaja, en tanto intento de solución, con diversas estructuras de personalidad y, también, con diferentes contextos, tanto históricos como situacionales.

– ¿Existe algún componente genético o es más bien ambiental la anorexia? Posiblemente, todo tiene un componente genético a partir del cual vivimos las experiencias de la vida. Cómo nos relacionemos con la comida dependerá tanto de esta predisposición como del ambiente que la rodee y de los diversos significados que esta vaya tomando. No obstante, no es preciso hablar de predisposición genética para la anorexia, no existe esa especificidad, ni nada que se le parezca.

 

– ¿Cómo se trata la anorexia? El tratamiento siempre debe ser multidisciplinar. La persona con anorexia se beneficiará si es atendida desde la medicina, la psicología, la nutrición y las ciencias de la actividad física. En cuanto al tratamiento psicológico, suele precisar de una psicoterapia que permita básicamente dos cosas: 1) que la persona y su terapeuta establezcan una sólida alianza de trabajo y 2) explorar el sentido (la función que cumple, qué soluciona) la anorexia y, a partir de ahí, elaborar los asuntos pendientes del pasado y encontrar mejores soluciones que la anorexia para las “problemáticas vivas”. Es decir, lo importante es no caer en la trampa de ir contra la sintomatología como si fuera el enemigo, tratándole de mostrar a la persona lo irracional de su funcionamiento, sino, por el contrario, validar todo aquello por lo que está “luchando” y ayudarla a encontrar mejores soluciones.

– ¿Cuál es el porcentaje de éxito de la terapia con la anorexia? Estadísticamente, y en términos generales, no tengo ni idea. En cuanto a mi estadística particular, si consigo establecer ese sólido vínculo de trabajo del que hablaba, muy alto.

 

Desde aquí mi agradecimiento al Dr. Eduaro TorresMacho quien va a impartir un curso sobre esta temática titulado “La anorexia: comprensión profunda y estrategias psicoterapéuticas”. Con inicio el 3 de marzo de 2020 y una duración de 4 semanas por un precio de 185 euros INSCRIPCIÓN E INFORMACIÓN: aulavirtual@psimatica.net