¿Es beneficioso una buena autoestima en las embarazadas?

La autoestima depende mucho de nuestra autoimagen, y esta va a sufrir importantes cambios durante el embarazo.

La autoestima en la mujer

Junto con los cambios físicos y hormonales de la adolescencia, el embarazo es la etapa en que se requiere de una mayor adaptación psicológica.
Ya no sólo se trata de ver cómo va cambiando el cuerpo, adaptándose a la vida que está por nacer, si no que ha de asumir su nuevo papel, el de madre.
Importantes cambios que va a experimentar durante nueve meses, y que van a tener una consecuencia directa en la autoimagen, y a través de esta, en la autoestima pero ¿Es beneficioso aumentar la autoestima en la embarazada?

Vídeo Recomendado: Diálogos en confianza (Familia) – Embarazo y adolescencia (28/01/2014)

Embarazo y autoestima

Esto es lo que ha tratado de averiguarse con una investigación desde el Department of Physiotherapy, Technical-Scientific Area of Human and Social Sciences, Institute Polytechnic of Porto, junto con la Faculty of Sport, Research Centre in Physical Activity, Health and Leisure y el Department of Obstetrics & Gynecology, Medicine Faculty, S. João Hospital Center, University of Porto y la Clínica Médico-Psiquiátrica da Ordem (Portugal) cuyos resultados han sido publicados en la revista científica International Journal of Psychology and Neuroscience (IJPN)
En el estudio participaron 137 embarazadas, de las cuales únicamente lo concluyeron 44 de ellas.
Evaluadas en dos momentos diferentes, durante el primer y el tercer semestre del embarazo.
En el estudio se estudió el nivel de autoestima mediante el cuestionario estandarizado Rosenberg Self-Esteem Scale (RSES).
Igualmente se tomaron datos sociodemográficos, y se realizó una intervención de tipo deportivo entre las embarazadas.
Los resultados muestran niveles elevados de autoestima en las últimas etapas del embarazo entre aquellas que ya lo tenían al principio del mismo; con niveles elevados en mujeres que viven en pareja frente a la “madres solteras” y se tienen niveles económicos suficientes frente a las que tienen escasos recursos.


Maternidad y Autoestima

Hay que tener en cuenta lo limitado del número de participantes y la idiosincrasia del pueblo portugués a la hora de interpretar los resultados.
A pesar de lo cual, estos muestran un perfil de mujer especialmente sensible a sufrir baja autoestima durante el embarazo, que se correspondería al de “madre soltera”, con escasos recursos económicos y con una baja autoestima previa.
Hay que recordar que una baja autoestima durante el embarazo puede acarrear consecuencias físicas y psicológicas tanto para la madre como para el bebé, ya que está relacionado con la depresión post-parto.
Por lo cual, y siendo consciente del riesgo para la vida del neonato que eso supone, habría que implementar programas de detección de riesgo entre las embarazadas, para con posterioridad realizar la intervención oportuna y con ello reducir los riesgos para la salud tanto para la madre como el bebé.
Este trabajo con la autoestima de las embarazadas puede realizarse desde los propios centros de salud o centros sociales con personal especializado, que trabajen tanto las autoimagen como las emociones que experimentan estas mujeres para encauzarlas hacia sensaciones positivas que acompañen durante el embarazo.
El diagnóstico de los niveles de baja autoestima se puede realizar en las propias clases pre-parto a las que suelen acudir las embarazadas, donde interviene personal especializado, el cual puede derivarla a este tipo de terapia enfocada en reforzar la autoestima de la mujer.