Entrevista a D. Luís Abad Más, director de Red Cenit, centros desarrollo cognitivo, quien nos va a hablar sobre la intervención psicopedagógica en el TDAH.




– ¿A qué edades suele acudir el paciente con TDAH para recibir ayuda profesional?

Las edades de los pacientes que acuden a Red Cenit oscila entre los 4 y los 16 años de edad pero también tratamos a muchos adultos. Siendo mayoritarios los niños de 8 a 12 años.

– ¿Cuáles son las principales quejas y demandas de los pacientes con TDAH que acuden a consulta?

Los padres siempre se quejan de los médicos; la mayoría de ellos refieren que han ido a un psiquiatra o a un neuropediatra y que han salido de su consulta con el niño medicado sin hacerle ninguna prueba objetiva. Desde mi punto de vista, esto es una de las cosas que le resta credibilidad al TDAH, ya que genera muchas dudas a los padres, (con toda la razón del mundo).
El diagnóstico es la fase más importante y debe basarse en un estudio profundo de las funciones cerebrales superiores del niño y de la conducta que presenta en todo su entorno, familiar, escolar y de ocio.
Emitir un juicio diagnóstico en una consulta médica en 10-15 minutos por lo que te cuentan unos padres, (en muchas ocasiones superados por la conducta de sus hijos), sin tener en cuenta lo mencionado, no es profesional ni honesto.
Respecto al colegio, los padres refieren en general que observan falta de formación en los profesores de sus hijos, así como falta de credibilidad en el trastorno.
La frase más común que a los padres les dicen en el colegio es: “¡Otro TDAH más. Está de moda!”
Mostrar esta predisposición desde el colegio a las familias no es oportuno puesto que genera más angustia y frustración en unos padres, ya de por sí, muy preocupados por el futuro inmediato de sus hijos.


Vídeo Recomendado: Luis Abad y Fernando Mulas (Valencia Radio)

– ¿En qué consiste la intervención psicopedagógica en el TDAH? ¿Cómo se estructuran las sesiones en la intervención psicopedagógica en el TDAH?

En base a los resultados obtenidos en la valoración diagnóstica se establece un plan terapéutico individualizado, adecuado a cada caso, que incluye:

• Tratamiento cognitivo-conductual
Técnicas de modificación de conducta a nivel individual y en el ámbito familiar; técnicas cognitivas, (autocontrol, auto instrucciones, solución de problemas); técnicas conductuales; incremento de la autoestima; y desarrollo de habilidades sociales.

• Tratamiento neurocognitivo
Entrenamiento cognitivo mediante ejercicios con o sin ordenador para facilitar el desarrollo de funciones ejecutivas como la atención, la memoria, la capacidad de resolución de problemas, de estrategias, la flexibilidad cognitiva, la planificación y los procesos de control inhibitorio, entre otros.

• Abordaje psicopedagógico
Desarrollo de las habilidades de aprendizaje de lectura, comprensión lectora, escritura, cálculo y matemáticas. Programas de técnicas y hábitos de estudio.
En este apartado es fundamental la Orientación Educativa y la mediación con el colegio y la familia. La coordinación eficaz de todos los implicados en la educación y desarrollo de los niños con TDAH va a suponer una mejora muy significativa respecto a un modelo de intervención solo farmacológico el cual desaconsejo sin un estudio neuropsicológico que valide ese tipo de intervención.
Proporcionar información a los profesores sobre las características y manifestaciones del TDAH para comprender las limitaciones de estos niños y adecuar así las expectativas. Facilitar las herramientas y estrategias de abordaje de situaciones difíciles para obtener un buen control y una mejora en el comportamiento del niño con TDAH dentro del aula.

• Tratamiento farmacológico
Se suelen emplear diferentes fármacos psicoestimulantes y no psicoestimulantes para estimular las distintas áreas cerebrales que se han observado inmaduras por su bajo rendimiento funcional tras la realización de una valoración Neuropsicológica adecuada y de la aplicación de las pruebas neurofisiológicas pertinentes en cada caso.


– ¿Durante cuánto tiempo se ha de seguir la intervención psicopedagógica en el TDAH?

La intervención psicopedagógica o neuropsicológica en pacientes con Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad varía de unas personas a otras.
Está ligada a la severidad del trastorno y sobre todo a la comorbilidad, es decir, a los trastornos asociados que el TDAH provoque. Generalmente, los trastornos asociados más frecuentes suelen ser, por este orden:
– los trastornos del aprendizaje, (hasta el 80% de los niños con TDAH lo presentan)
– trastornos de conducta (hasta el 55% de los niños con TDAH lo presentan)
– trastornos de ansiedad (hasta el 35% de los niños con TDAH lo presentan)
Cuanta más comorbilidad exista, mas frentes hay abiertos y mas necesidad de intervención intensiva se precisa.

– ¿Cuáles son las principales dificultades que surgen en la intervención psicopedagógica en el TDAH?

La duración de la intervención es una de las grandes dificultades. Al ser un trastorno de las funciones ejecutivas, éstas requieren de un entrenamiento, muy bien acotado y controlado por especialistas.
Es importante siempre que haya un coordinador de toda la intervención, que sea el principal terapeuta del niño con TDAH; que esté en continua coordinación con los profesores y con los padres del niño; y que haga llegar un informe de la evolución del niño cuando los padres acudan a las revisiones médicas, así como una reevaluación anual que certifique los avances clínicos, ya que estos avances van a suponer una reducción de la intensidad del tratamiento en todos los sentidos: frecuencia de la intervención neuropsicológica o psicopedagógica y reducción de la cantidad de fármaco (si es que lo toma)
Si esto se cumple, los padres van a sentir el apoyo del especialista, van a aumentar la confianza en el mismo, fidelizando su proyecto terapéutico y no tendrán que hacer el peregrinaje a otros especialistas buscando profesionalidad.


Vídeo Recomendado: Red Cenit (Adolescentes con problemas – TDAH)

– ¿Cuáles son los objetivos alcanzables con la intervención psicopedagógica en el TDAH?

El principal objetivo de la intervención psicopedagógica en el TDAH es conseguir, en el menor tiempo posible, (pero sin prisas), la completa autonomía de los niños que presentan este trastorno. Siempre teniendo como fin último que la familia vuelva a tener estabilidad, que dejen de hacer una terapia específica, y que puedan volver a tener sus propias rutinas, (no impuestas por la necesidad de terapia)
No hay niños ni familias perfectas, pero si niños y familias equilibradas. En todas las casas cuecen habas, eso lo asumimos, pero en estos casos tenemos que dotar tanto al niño como a su entorno más cercano, (padres y profesores), de las herramientas necesarias para conseguir ese equilibrio, principalmente emocional, pero también conductual y académico.




Desde aquí mi agradecimiento a D. Luís Abad Más, director de Red Cenit, centros desarrollo cognitivo por habernos acercado a la realidad de la intervención psicopedagógica en el TDAH.

(Visited 4 times, 1 visits today)