¿Se pueden prevenir los problemas de salud mental?

Aunque existe un porcentaje de problemas de salud mental que es heredado, en la mayoría de los casos es preciso que se den las condiciones ambientales para desencadenarlo.
La combinación de estos dos elementos, el genético y el ambiental, hace que surja con mayor facilidad los problemas de salud mental.

Salud mental

Pero incluso en una persona sana genéticamente, sin antecedentes familiares de problemas de salud mental, si es expuesto a condiciones nocivas, como al estrés continuado, esto puede en desencadenar problemas de salud mental, por ejemplo trastornos afectivos, como la depresión mayor o de ansiedad.
Lo que no está todavía claro, es por qué a unas personas, las mismas o similares circunstancias, le puede desencadenar un problema mental y a otro no, partiendo de que ambas tiene una genética sin antecedentes familiares de estos problemas, entonces, ¿Se pueden prevenir los problemas de salud mental?



Genetica y psicpatologia

Esto es lo que se ha trata do de responder con una investigación realizada desde la Ruhr-University Bochum (Alemania), cuyos resultados acaban de ser publicados en la revista International Journal of Clinical and Health Psychology.
En la muestra participaron estudiantes de tres grupos poblacionales diferentes, 8669 chinos, 604 rusos y 394 alemanes, todos ellos con una media entre los 21 a 26 años.
A todos se les administraron las versiones traducidas para evaluar los niveles de estrés a través de la Depression Anxiety Stress Scale (D.A.S.S.-21) y la Brief Daily Stressor Screening (B.D.S.S.), igualmente se evaluó hasta qué punto este estrés afectaba a su salud a través de la Positive Mental Health Scale (P.M.H.), y por último se evaluó el nivel de estrés percibido a través de la General Self-Efficacy Scale (G.S.E.).
Se consideró que los participantes tenían mayor salud mental negativa, a puntuaciones más elevadas en Depression Anxiety Stress Scale (D.A.S.S.-21) y mayor salud mental positiva, a mayores puntuaciones en Positive Mental Health Scale (P.M.H.).
Los resultados informan que el estrés percibido juega un papel mediador tanto en la salud mental positiva y negativa, esto es, si la persona tiene altos niveles de autoeficacia percibida, la salud mental positiva es mucho mayor, que si tiene baja autoeficacia percibida donde la salud mental negativa crece.
Estos resultado se mantienen en cada una de las tres poblaciones analizadas.

Estres salud mental

Los datos muestran que la autoeficacia percibida, es decir, la creencia que tenemos nosotros mismos de nuestra habilidad para el desempeño de tareas, es un factor mediador entre el estrés y la salud mental.
Esto es, una persona sometida al estrés, si piensa y cree que no puede superar la situación, va a estar más expuesta a la aparición de problemas mentales, que alguien que piense y cree que sí puede superar esos problemas, lo que va a servirle para la prevención de problemas de salud mental.
Aunque los resultados son claros, no parecen ser suficientes para explicar en todos los casos, por qué se producen y por qué no, la presencia de enfermedades mentales, que se puede dar incluso en personas con altos niveles de autoeficacia.
Los autores señalan que deben de existir otros factores, que como la autoeficacia, estén mediando entre le estrés y la salud mental, y aunque indican algunos como el nivel de autoestima o de optimismo, no los analizan.
El estudio trata de responder una importante cuestión, pero sólo constata la complejidad de la respuesta, comprobando cómo un factor, el de la autoeficacia, tiene un papel destacado, pero no es suficiente para actuar como predictor ni protector de la salud mental.
Además la consideración del estrés como único o más importante elemento desencadenante de la salud mental, hace que se obvie las causas genéticas e incluso los problemas asociados al consumo de determinadas sustancias.
Igualmente, el término de estrés empleado, es asimilado al estrés malo o distres, sin entrar en la consideración del eustrés o estrés bueno, que en vez de perjudicar al individuo, le ayuda a su superación personal, al presentarle metas que puede desempeñar, y cuyos resultados hacen que se sienta bien por haberlos alcanzado.
Luego el estudio tiene importantes carencias tanto teóricas como de investigación, quizás por su ambiciosa pregunta a la cual quería dar respuesta
A pesar de lo anterior, el entrar a tratar este tema, y el haber encontrado el destacable papel de la autoeficacia, deja constancia de lo que desde hace años e lleva reivindicando en los libros de autoayuda “!Querer es poder””, o más correctamente “Creer que se puede, es la base de no ser derrotado”.
No se trata tanto de conseguir todo lo que uno quiera, si no, que cuando surja el estrés por no conseguirlo, o la frustración por el fracaso, no afecte de manera tan negativamente que pueda desencadenar en un problema de salud mental.

error: Content is protected !!