Todo lo que siempre quisistes saber del cerebro aquí y ahora


Entrevista a D. Pedro Gargantilla Madera, profesor de la Universidad Europea de Madrid, quien nos acerca al conocimiento sobre el enigmático cerebro humano.




A continuación trasncribo entrevista a D. Pedro Gargantilla Madera, profesor de la Universidad Europea de Madrid, quien nos habla en profundidad del cerebro humano.

– ¿Por qué es importante conocer sobre nuestro cerebro?

En el fondo lo que nos hace diferentes es el cerebro, conociendo nuestro cerebro tendremos mayor conciencia de nosotros mismos, de nuestro yo y de lo que somos.

– ¿Existen diferencias hombre-mujer en el cerebro y cómo se expresan en la vida cotidiana?

Hay muchas diferencias entre el cerebro femenino y el masculino. Citaré algunas de ellas. El cerebro masculino es, aproximadamente, un 9% más voluminoso que el cerebro femenino, sin embargo, el cerebro femenino tiene un 11% más de neuronas en la zona que se encarga de regular el lenguaje. Esto podría explicar, por ejemplo, que la mujer verbalice mucho mejor que el hombre, y tenga mayor fluidez verbal. Por su parte, el área del cerebro de los hombres relacionada con el placer sexual es mayor que la de las mujeres.

¿Esto significa que, como el cerebro del hombre de mayor que el de la mujer, el hombre es más inteligente?

Rotundamente, no. Los cerebros son diferentes y procesan información de una forma diferente, tan sólo eso.

– ¿Sigue evolucionando el cerebro humano o llegado al homo sapiens se detuvo la evolución?

Por supuesto sigue evolucionando, las redes sociales, las nuevas tecnologías, el internet… está cambiando nuestro cerebro y está provocando que evolucione.

– ¿Es cierto que la regeneración neuronal se encuentra ahora a cualquier edad o sigue siendo exclusivo de los niños?

Este es uno de los grandes paradigmas que han cambiando en las últimas décadas. Uno de los dogmas de la neurociencia era que las neuronas no se regenerar, ahora sabemos que se regeneran y que sucede a cualquier edad.



– ¿Cómo valora el proyecto europeo HUMAN BRAIN, y qué se puede esperar de él en cuanto al conocimiento del cerebro?

Uno de los retos a los que se enfrenta la ciencia en el siglo XXI es conocer con más detalle el cerebro humano. Con esta filosofía surgió el proyecto Human Brain. Es un proyecto revolucionario que mediante un sistema integrado a través de seis plataformas darán respuestas a muchas de las incógnitas que tenemos actualmente. Hay que tener en cuenta que muchos científicos piensan que actualmente sólo conocemos un 1% de nuestro cerebro.

– ¿Qué distingue el cerebro de un niño de el de un anciano?

Hay muchos aspectos a nivel anatómico que distinguen el cerebro de un niño y el de un anciano, a parte de los posibles cambios neurodegenerativos que pueda tener el segundo, el cerebro del niño adolece de la falta de desarrollo de la corteza prefrontal, la zona que se encarga de planificar nuestros actos.



– ¿Es posible rejuvenecer el cerebro?

Yo quizás no me atrevería a decir tanto, pero sí estamos en condiciones de poner enlentecer el proceso de envejecimiento de una forma bastante sencilla: comiendo menos, haciendo ejercicio físico de forma regular, evitando el estrés, realizando ejercicios cerebrales, evitando el “apagón emocional” que se produce a ciertas edades, viajando… En definitiva, estimulando de formas muy diferentes nuestro cerebro.

– ¿Por qué es tan impenetrable el cerebro de un autista?

Es difícil responder de una forma sencilla, por una parte porque todavía no se sabe con seguridad y por otra, porque explicar lo que se sabe sobrepasaría la extensión de esta entrevista. Quizás nos deberíamos quedar con una idea básica, los autistas tienen mutado un gen –el gen shank3- que se encuentra en un cromosoma, en el cromosoma 22, y esta mutación, aparentemente sin importancia, hace que estas personas tengan graves problemas con el aprendizaje y el lenguaje.




Desde aquí mi más sentido agradecimiento a D. Pedro Gargantilla Madera, Profesor de la Universidad Europea de Madrid, por habernos descubierto alguno de los secretos de nuestro cerebro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *