Entrevista a Dª. Natalia Moreno, Psicóloga y Coordinadora Departamento Psicosocial AVT


Entrevista realizada a a Dª. Natalia Moreno, Psicóloga y Coordinadora Departamento Psicosocial AVT, quien nos informa de su labor psicológica en la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT).




– ¿Qué es la Asociación Víctimas del Terrorismo y cómo surge la AVT?

La AVT es una organización de carácter asistencial que fue constituida en el año 1981 con el fin de apoyar a los afectados por la barbarie terrorista. Los asociados de la AVT son víctimas directas del terrorismo, entendiéndose como tales, los heridos que han sobrevivido a un atentado y los familiares de heridos y fallecidos. Teniendo en cuenta el carácter de utilidad pública, la asociación también da respuesta y orientación a todas aquellas personas que han sido afectadas de alguna manera por el terrorismo, aunque no sean socios de la AVT.

– ¿Cuáles sonlos objetivos de la AVT y cuál es la labor que realiza?

Los objetivos generales que persigue la asociación son, por un lado aunar a las familias víctimas de terrorismo para reclamar justicia, reivindicar sus derechos y prestar la ayuda necesaria a todas las víctimas, bien sea psicológica, social, laboral o jurídica.
Dentro de los departamentos que conforman la AVT, uno de los más significativos es el departamento Psicosocial, que está compuesto actualmente por un equipo de 4 psicólogos, 2 trabajadoras sociales y una psicóloga clínica que actúa como coordinadora del departamento. Todos los profesionales de este departamento trabajamos en el desarrollo de intervenciones y proyectos encaminados a la mejora del bienestar psíquico, físico y social de las personas que han vivido la violencia terrorista.

– ¿Qué papel juega el psicólogo en la AVT?

El terrorismo en España ha dejado más de 1280 personas fallecidas. Solamente la organización terrorista ETA ha asesinado a 829 personas, mientras que el número de personas heridas reconocidas oficialmente como víctimas de terrorismo asciende a 4.380 (Dirección General de Apoyo a Víctimas de Terrorismo, comunicación personal, 21 de enero de 2011). Estas cifras unidas a las de los familiares directos (padres, hijos y cónyuges) de los fallecidos, permiten estimar que en España el número de víctimas directas e indirectas del terrorismo supera las 11.300 personas.
Las consecuencias que un atentado terrorista ocasiona en la víctima y en su entorno no son solamente secuelas físicas, sino también psicológicas. Dentro de esta secuelas psicológicas nos encontramos con los trastornos psicológicos más frecuentes presentes en las víctimas de terrorismo, el trastorno de estrés agudo, trastorno de estrés postraumático, depresión mayor, consumo de alcohol y drogas, y trastornos de ansiedad. A parte de estos trastornos existen también síntomas de indefensión, angustia e impotencia, así como las consecuencias derivadas de la naturaleza misma del acto terrorista y de las circunstancias del contexto social que los rodea, haciendo en muchos casos que los problemas y la sintomatología se agraven y se compliquen.

– ¿Cómo evolucionan con el tiempo los asociados de la AVT?

Estas consecuencias psicopatológicas no sólo se aprecian a corto plazo, sino que en muchos casos se mantienen a medio y largo plazo, llegando incluso a cronificarse, sin que el criterio de tiempo disminuya esta prevalencia. Todos estos trastornos y síntomas llegan a interferir en muchos casos en la vida de la persona y su entorno, afectando no sólo a la esfera personal, sino también a la relacional y laboral.
Por todo esto, desde el departamento Psicosocial, nos vemos en la obligación de ofrecerles y facilitarles los mejores recursos de evaluación y tratamiento psicológico, bien ofrecidos por los propios psicólogos de la asociación, por psicólogos de la Universidad Complutense de Madrid o por diferentes profesionales externos con los que colaboramos.

Además, desde el año 2012 la AVT tiene firmado un convenio con la Universidad Complutense de Madrid en el que se está llevando a cabo un seguimiento psicológico de todas las víctimas y familiares asociados, con el fin de conocer su estado de salud psicológica y ofrecer de forma gratuita un tratamiento psicológico adecuado a su problemática. Hasta la fecha, este proyecto se ha llevado a cabo en las Comunidades de Extremadura, Murcia, Comunidad Valenciana y Galicia, y actualmente se está realizando en La Rioja y Madrid. En total más de 1500 víctimas han sido contactadas. De estas se ha evaluado a más de 1000 y a más de 250 se les ha ofrecido tratamiento psicológico.


Vídeo Recomendado: Promo “No he de callar. La AVT: el sueño de tres mujeres”

– ¿Cuáles son las principales demandas psicológicas de los usuarios de la AVT?

Las principales demandas de los asociados que solicitan ayuda al departamento psicosocial de la AVT son relativas a su estado de salud psicológica. En la mayor parte de los casos, las víctimas refieren un empeoramiento de los síntomas, en muchos casos sin causa justificada aparente y en muchos otros el incremento de la sintomatología se produce por la noticia de salida de prisión del etarra, la derogación de la Doctrina Parot, el aviso de un juicio en el que se va a acusar al terrorista, cambios políticos relacionados las políticas anti- terroristas, fechas de aniversarios o fechas señaladas.
El terrorismo es, a día de hoy, una amenaza latente en todo el mundo que mantiene en alerta a todos los países. En la Asociación atendemos a víctimas que precisan atención psicológica tanto por atentados recientes, como antiguos, además de graves recaídas originadas por la coyuntura actual que marca a la sociedad en materia antiterrorista: derogación de la doctrina Parot, excarcelaciones masivas de terroristas, asistencia a juicios, presencia de terroristas en los medios de comunicación, etc.
En España no se ha producido un elevado número de atentados terroristas en los últimos años pero es cierto que, en cuanto a atención psicológica, hemos experimentado un incremento notable de pacientes que requieren tratamiento, además de por las situaciones de actualidad anteriormente expuestas, por el grado masivo de los atentados del 11 de marzo de 2004 que golpearon a la ciudad de Madrid y que ocasionaron 191 fallecidos y casi 2000 heridos. Las formas de ataque cambian y los profesionales debemos adaptar nuestros tratamientos.

– ¿Cómo se preparan los psicólogos para trabajar en la AVT?

En la actualidad, todos los psicólogos que trabajamos en la Asociación Víctimas de Terrorismo contamos con una alta cualificación en víctimas de terrorismo, no sólo contamos con años de experiencia, sino que la mayor parte de nosotros tenemos una especialidad en víctimas de atentados terroristas, siendo poseedores del Diploma de Atención Integral a Víctimas de Atentados Terroristas.
Todos los psicólogos hemos sido, no sólo preparados en la aplicación de diferentes cuestionarios, entrevistas y técnicas, sino que es necesario que todo aquel profesional que trabaje con víctimas de atentados terroristas tenga sensibilidad, empatía y una gran escucha activa, que sepa normalizar las emociones y ayudar a construir una nueva identidad, analizando los cambios experimentados a lo largo de su vida en relación con sus vivencias y con el acontecimiento traumático. El objetivo es conseguir un nuevo relato de su experiencia traumática, enseñándoles a construir una historia de superación, convirtiéndose en supervivientes.

– ¿Qué papel juegan los familiares en la AVT?

Los familiares de las víctimas en la AVT tienen un papel muy activo dentro de la asociación, ya que la mayoría de ellos son asociados y participan activamente en los diferentes eventos y actividades que la AVT organiza.
En necesario mencionar que los familiares no solo son una parte importante para la asociación, sino para las propias víctimas y para su proceso de recuperación.
Muchas de las víctimas señalan que su mayor apoyo social son sus familiares, ya que sin ellos no hubieran podido superar el evento traumático. Esto no es solo una mera opinión de las víctimas, sino que existe un gran número de estudios que avalan que a menos apoyo social las víctimas presentan un mayor número de síntomas, un ejemplo de ello, es una investigación realizada tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York en el que se demostró que un bajo apoyo social estaba relacionado con un mayor incremento de padecer un trastorno de estrés postraumático. Así mismo, tener una buena red de apoyo sirve como protector contra el estrés postraumático tras vivir una situación traumática.




Desde aquí mi agradecimiento a Dª. Natalia Moreno, Psicóloga y Coordinadora Departamento Psicosocial AVT por habernos acercado a una realidad de su trabajo en la AVT.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *