¿Los pensamientos positivos previenen las enfermedades?


Muchos se ha hablado de los beneficios de ser una persona positiva, sobre todo en el ámbito social.

Pensamientos Positivos

A veces el término positivo se suele confundir con el de optimista, aunque el primero hace referencia a un tipo de pensamiento y el segundo a una característica de la personalidad.
Los pensamientos positivos son aquellos que nos hacen apreciar lo que tenemos alrededor, pensar que todo va a salir bien y que el esfuerzo se verá recompensado.
Igualmente el pensamiento positivo permite pensar que los demás van a ser congruentes y justos en sus valoraciones.
Estos pensamientos se contraponen a los negativos, donde todo es injusto, feo, inadecuado; primando sentimientos de envidia, autocrítica y falta de valoración de uno mismo.
Un tipo de pensamiento u otro van a jugar un papel fundamental en cómo nos perciben los otros y reaccionan al respecto.
Así, a las personas positivas se las suele tener en estima, mientras que a la negativa se la suele ir “marginando” y dejando de lado, pero ¿Los pensamientos positivos previenen las enfermedades?


Vídeo Recomendado: Dr. Javier García Campayo: Mindfulness y Psicología Positiva en la Semana Saludable en Aragón

Consecuencia de los pensamientos positivos

Esto es lo que ha tratado de responderse con una investigación desde el Department of Special Education, University of Thessaly (Grecia) cuyos resultados han sido publicados en la revista científica Psychology.
En el estudio participaron trescientos noventa y cinco cadetes de la academia del ejército griego, de los cuales ciento veintitrés eran mujeres, con edades comprendidas entre los 18 a 22 años.
Todos ellos rellenaron un cuestionario estandarizado para evaluar la resiliencia denominado Connors-Davidson Resilience Scale (CD-RISC); otro para evaluar los pensamientos positivos a través del Positive and Negative Affect Scale (PANAS) y la salud general a través del The General Health Questionnaire-28 (GHQ-28).
Los resultados informan de una correlación significativa entre los pensamientos positivos y la resiliencia. Esto, a mayores pensamientos positivos, la persona se siente más capaz de superar cualquier dificultad en la vida.
Igualmente se obtuvieron correlaciones significativas entre los pensamientos positivos y la salud general del participante, esto es, las personas positivas estaban más sanas que las que tenían pensamientos negativos.


Pensamientos positivos y salud

Hay que tener en cuenta que el estudio se ha realizado con una población muy específica, cadetes militares, los cuales están sometidos a un nivel de exigencia y estrés muy superior al del resto de la población.
Igualmente los datos obtenidos se refieren únicamente a sus respuestas a cuestionarios, no contemplando otro tipo de recogida de datos como el observacional, el historial clínico, red social de contactos,…
A pesar de las limitaciones comentadas, parecen claros los beneficios de los pensamientos positivos.
Falta analizar si estos beneficios se mantienen en el tiempo, es decir, si los pensamientos positivos se comportan como un factor de prevención de enfermedades futuras.