¿Dedicamos más tiempo a la actividad física cuando se está desempleado?

La actividad física, ya sea correr, ir al gimnasio, o simplemente caminar son ejercicios buenos para mantenernos sanos tanto física como mentalmente.

Dependiendo de la edad así es recomendable realizar la actividad física con mayor o menor intensidad, pero es adecuado practicarlo todos los días.

Actividad física y psicología

El “problema” es que a veces no se encuentra el tiempo para ello, debido a las muchas actividades y al poco tiempo libre que deja el trabajo.

La situación contaría, cuando se está desempleado, es cuando se dispone de “todo el tiempo del mundo” para poder dedicar a las actividades que uno se programe, ya sea en la búsqueda activa de empleo, la formación,…
Una situación, la del desempleo, que estos últimos años ha ido afectando a más personas, independientemente del país donde se viva tal y como lo muestran en la gráfica interactiva siguiente.

Una situación, la del desempleo que va a tener importantes implicaciones tanto a nivel profesional, económico e incluso del estado de ánmo de la persona pero ¿Dedicamos más tiempo a la actividad física cuando se está desempleado?

Vídeo Recomendado: Psicología del Deporte

Actividad física y salud

Esto es lo que se ha tratado de responder con una investigación realizada desde el Department of Occupational and Public Health Science, University of Gävle, junto con el Department of Health Science, Mid-Sweden University, el Department of Public Health Sciences, Karolinska Institute, el Department of Social Work and Psychology, University of Gävle, el Department of Community Medicine, Gävleborg County Council (Suecia), conjuntamente con el Department of Hygiene and Epidemiology, University of Porto Medical School (Portugal) y el Department of Health Management, Lithuanian University of Health Sciences (Lithuania) cuyos resultados han sido publicados en la revista científica International Journal of Medical Science and Public Health.
En el estudioi participó toda la población adulta de la localidad de Gävleborg (Suecia), con edades comprendidas entre los 16 a 84 años.
Se realizó una encuesta por correo donde debían contestar sobre la actividad física que realizaban, la frecuencia e intensidad de su práctica.
Igualmente se les preguntó sobre su posición laboral actual, si estaban trabajando o no, su percepción sobre su salud en general, y sobre sus hábitos de consumo de tabaco y alcohol.
En total se recibieron cuestionarios rellenos de 4.245 habitantes, de los cuales 2.330 eran mujeres, cuyos resultados se dividieron en grupos de edad para su análisis (16–29, 30–44, 45–64, y 65–84).
Los resultados indican que más de la mitad de los que contestaron (57,2%) no practica ninguna activida física o lo hace de forma reducida.
Encontrándose diferencia significativa entre los que practica actividad física moderada, entre los que tienen trabajo y los que no; siendo estos últimos, los desempleados los que significativamente realizan menos actividad física moderada.

Actividad física y desempleo

Una de las limitaciones de las investigaciones basadas en el uso de la correspondencia, es que no se conoce los criterios por los que las personas no contestan, por ejemplo, una persona enferma, indispuesta o alcohólica puede que no conteste, y por lo tanto está restando información real al estudio.
Hay que tener en cuenta las características propias de la idiosincrasia e incluso la climatología de la localidad analizada, muy diferente a la que se puede encontrar en otras localidades, por lo que se requiere de nuevos estudios para comprobar si estos resultados se mantienen.
De mantenerse los resultados anteriores en nuevas investigaciones estaríamos ante una situación peculiar, en donde, las personas desempleadas que son los que más “tiempo libre” disponen y en cambio son los que menos actividad física moderada realizan.
Máxime cuando esto va a afectar a su estado de ánimo y salud en general, por lo que, y tal y como señalan los autores del estudios, habría que realizar una mayor incidencia por parte de las políticas públicas en fomentar la actividad física especialmente entre este colectivo.
Hay que tener en cuenta el impacto psicológico de perder el trabajo y en mantener en el desempleo, lo que en ocasiones puede llevar a síntomas depresivos, los cuales pueden ser afrontados con un ejercicio físico moderado, para lo cual la población desempleada tendría que tomar conciencia de dedicar una hora al día aunque sea a camainar con cierta intensidad para mantener su salud física y mental.


Reloj Interior - Cátedra Abierta de Psicología y Neurociencias
CronoBiología: La Biología del Tiempo  - Novedades en Psicologia
Ebbok Gratis - CronoBiología: La Biología del Tiempo - La Casa del Libro- Cátedra Abierta de Psicología
Ebbok Gratis - CroonoBiología - Amazon - Cátedra Abierta de Psicología