¿Se relaciona el trastorno de atracón con el TDAH?


Mucho se ha dicho sobre las “motivaciones” en los trastornos de la alimentación.

Trastornos de la alimentación y TDAH

Hasta el momento se han encontrado factores de tipo social y de personalidad implicados en los trastornos como la anorexia, bulimia o la obesidad.
Aunque también se han señalado algunos factores genéticos, todavía no está claro el papel de estos, si bien pueden predisponer no parecen ser determinante en la aparición y mantenimiento de los trastornos de la alimentación.
Si bien, las consecuencias de estos trastornos ya son graves para el individuo, dependiendo de la edad de inicio y la duración del mismo, el problema se complica cuando los trastornos de la alimentación se presentan junto con otros, como el Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad.
Algunos estudios relación el TDA con la obesidad, tanto en la infancia como en la adultez, siendo esta mayor relación en el subtipo Hiperactivo, frente al no Hiperactivo; algo que parece ir en contra de la lógica, es decir, cuando la persona es hiperactiva tiende a sufrir más obesidad.
Aunque existen otros trastornos no tan conocidos como el Trastorno por Atracón, que conlleva conductas como la de ir a la nevera y “acabar con todo lo que hay de una sentada”.
Entre las consecuencias del Trastorno por Atracón está la obesidad, la diabetes y los problemas cardíacos, pero ¿Se relación el trastorno de atracón con el TDAH?

Vídeo Recomendado: ADICCIÓN A LA COMIDA – DOCUMENTAL EN ESPAÑOL –

Trasornos de Atracón y TDAH

Esto es precisamente lo que se ha tratado de averiguar con una investigación realizada desde el Department of Psychology, University of Richmond, (EE.UU.) cuyos resultados acaban de ser publicados en la revista científica Journal of Attention Disorders.
En el estudio participaron cincuenta estudiantes universitarios, de los cuales treinta y seis eran mujeres, con edades comprendidas entre los 18 a 22 años.
Todos ellos pasaron por una esacala para determinar la presencia del Trastorno de Atracón a través del Binge Eating Scale (BES); una escala para evaluar el nivel de impulsividad denominado Barratt impulsiveness; una escala para evaluar el nivel de déficit atencional mediante el Barkley Deficits in Executive Functioning, Self-Restraint subscale (BDEFS); otra para evaluar la presencia de TDAH mediante e Barkley Adult ADHD Rating Scale (BAARS-IV).
Los resultados muestran relaciones positivas significativas entre el TDAH y la impulsividad; igualmente entre el Trastorno de Impulsividad y la impulsividad, e incluso entre el TDAH y el Trastorno de Atracón .
No se encontraron diferencias significativas entre el TDAH y el Trastorno de Atracón mediado por el nivel de impulsividad.


Impulsividad, Trastorno de Atracón y TDAH

Hay que tener en cuenta el reducido número de participantes y la franja de edad de los mismos, por lo que no se puede extrapolar los resultados a otras edades.
Tal y como señalan los autores, la relación entre el TDAH el Trastorno de Atracón ya había sido constantado en otros estudios.
La impulsividad por tanto juega un factor fundamental tanto en la presencia del TDAH, como en el caso del Trastorno por Atracón, aunque no es el vínculo explicativo entre ambos.
Queda por tanto realizar nuevos análisis para determinar qué variable o grupo de ellas puede explicar la relación entre el TDAH y el Trastorno de ATracón.
A pesar de los negativso resultdos del estudio, hay que destacar el papel fundamental de la impulsividad, y cómo posiblemente realizando una intervenci´no sobre la misma se puede mejorar e incluso evitar los trastorno de obesidad y el de Atracón; aspecto que todavía no ha sido estudiado.