¿Cuál es el mejor tratamiento para el estrés post-traumático?

Estrés post-traumático - Catedra Abierta de Psicologia y Neurociencias


Una de las mayores dificultades a la hora de establecer el tratamiento es saber la efectividad del mismo.

Estrés post-traumático

Sobre todo, actualmente donde se están desarrollando nuevas terapias empleando los avances tecnológicos como la realidad virtual, es difícil evaluar su efectividad.
Aunque se ha demostrado la validez de la metodología, siempre que su aplicación sea supervisada por un profesional cualificado, todavía queda por dilucidar sobre su efectividad en comparación con los métodos “tradicionales” de intervención.
Tal es el caso del tratamiento para el estrés post-traumático, donde existen protocolos aceptados, a los cuales se está tratando de incorporar aquellos que están basados en la tecnología.
Actualmente, a parte de la intervención psicofarmacológica cuando así se requiera, los pacientes reciben psicoterapia en donde se emplean métodos tan tradicionales como la exposición imaginada, para el control del estrés y la deshabituación.
Hoy en día algunos consideran superada este método de la imaginación por la realidad virtual, es decir, que el paciente se encuentra en la situación, ya que puede verla, pero ¿Cuál es el mejor tratamiento para el estrés post-traumático?

Vídeo recomendado: Diálogos en confianza (Familia) – Estrés postraumático en la familia (19/04/2016)

Estrés post-traumático en soldados

Esto es lo que se ha tratado de responder con una investigación realizada desde el National Center for Telehealth and Technology; junto con la University of Washington School of Medicine; el Washington and Center for Deployment Psychology; la Emory University School of Medicine; el Weill Cornell Medical College y la University of Southern California (EE.UU.) cuyos resultados han sido publicados en la revista científica Journal of Consulting and Clinical Psychology.
En el estudio participaron ciento sesenta y dos soldados americanos que habían estado destinado en Irak.
Se dividió a los soldados en tres grupos, uno que recibiría terapia centrado en la imaginación, el segundo mediante realidad virtual y el tercero que actuaría como grupo control.
Se tomaron medidas a través del cuestionario estandarizado para detectar sintomatología asociada al estrés post-traumático denominado Clinician Administered PTSD Scale (CAPS) tras las diez sesiones de entrenamiento, y a los tres y seis meses posteriores.
Los resultados indican que no existen diferencias en cuanto a la reducción de síntomas entre la imaginación y la realidad virtual, pero ambos resultaron significativamente frente al control.
En cambio, a los tres y seis meses, el efecto de la intervención mediante imaginación mantuvo significativamente menores síntomas del estrés post-traumático frente a los generados por la realidad virtual.
Los resultados destacan que la realidad virtual ofrece la misma eficacia que la imaginación mientras dura las sesiones de entrenamiento, pero con posterioridad se disipa sus efectos mientras que permanecen cuando se ha empleado la imaginación


Eficacia tratamiento para el estrés post-traumático

A pesar de los resultados, en ambos casos se requiere de la supervisión sesión a sesión por parte del especialista que evaluará en cada caso el progreso e implementará nuevas sesiones adecuada a cada persona.
Hay que tener en cuenta que la población de estudio de los pacientes con estrés post-traumático se ha centrado únicamente en soldados que han estado al frente, lo que hace difícil la generalización de los resultados a otras situaciones que generan estrés post-traumático como los intentos de violación o de asesinato entre ellos.
Por lo que se necesita comprobar si en estos otros casos estos resultados se mantienen o no.
De todas formas, este resultado inesperado da un vuelco a la investigación tal y como se plantea actualmente, basada en la aplicación de la tecnología, únicamente porque es lo más moderno, sin valorar, como en este caso, que sus efectos pueden ser menores a medio y largo plazo.
Todavía queda de tratar de explicar desde un punto de vista teórico los resultados, para comprender, porqué la realidad virtual falla frente a la terapia basada en la imaginación.