¿Qué papel juega el rechazo del padre en el autismo?

Aunque las consecuencias del Trastorno del Espectro Autista pueden ser grandes, hoy en día se ha avanzado mucho en su tratamiento.

El rrechazo del padre de un hijo con Autismo

A pesar de lo cual, todavía hay padres que no ven bien este trastorno del desarrollo y rechazan al menor cuando conocen su diagnóstico.
Muchas veces este rechazo proviene del propio desconocimiento del padre, sobre las consecuencias y avances que se han producido en cuanto a diagnóstico y tratamiento.
Un rechazo que no es exclusivo del Autismo, ya que también se produce ante otros trastornos e incluso enfermedades que pueda padecer el menor, aun cuando estas sean congénitas, transmitidas por el hombre.
Es cierto que cada uno reaccionamos de forma diferente ante las “Malas noticias“, pero hay que tener en cuenta que se está hablando de la vida de un menor, que es totalmente dependiente del cuidado y protección de sus cuidadores.
Por tanto, decisiones tan importantes como el rechazo a un menor, deberían de ser previamente mediatadas, sabiendo las consecuencias que esta decisión puede acarrear, pero ¿Qué papel juega el rechazo del padre en el Autismo?

Vídeo Recomendado: El autismo visto por los padres

Padre ausente de hijo Autista

Esto es precisamente lo que ha tratado de averiguarse con una investigación realizada desde la University of Management and Technology, Lahore y la University of Sargodha (Pakistan) cuyos resultados han sido publicados en la revista científica Pakistan Journal of Social and Clinical Psychology.
En el estudio participaron treinta parejas las cuales tenían como mínimo un hijo diagnosticado con TEA; excluyendo del estudio a solteras, separadas o divorciadas.
A todos ellos se les administraron tres escalas, la primera para evaluar la aceptación o el rechazao de la situación de TEA a través del Intimate Partner Acceptance-Rejection/Control Questionnaire (IPAR/CQ); el segundo para observar la presencia de sintomatología depresiva a través del Depression Anxiety Stress Scale (DASS-42) y el Strengths Difficulties Questionnaire (SDQ) para evaluar el comportamiento percibido, problemático o no del menor.
Los resultados muestran que A mayor percepción de problemas por parte del menor se produce un mayor rechazo por parte del padre hacia el menor con TEA.
El rechazo del marido tiene una consecuencia significativa directa en la Presencia de sintomatología depresiva y ansiosa en la mujer.


Relación del padre con un hjio con Autismo

Hay que tener en cuenta que la investigación se ha realizado en una población con una idiosincrasia específica, donde existen fuertes valores patriarcales y religiosos, por lo que los resultados anteriores no pueden ser extrapolables a otras poblaciones sin nueva investigación.
Igualmente haber excluido del estudio a madres solteras, separadas o divorciadas del estudio, deja sin analizar una realidad importante de las madres con hijos con TEA.
A pesar de las limitaciones anteriores, parece evidente que quien va a sufrir una sobrecargar emocional va a ser la mujer cuando el hombre rechaza al menor. Ya no sólo por el trabajo de cuidado y protección que debe brindar al menor, si no por el sentimiento que genera que su marido no quiera ni verla cuando está con el menor.
Además, este rechazo puede ser sólo al menor, o también incluso a la mujer, llevando al abandono del domicilio e incluso en ocasiones a la separación o el divorcio.
Una actitud falsamente justificada por “el miedo” a no saber cómo tratarlo; ya que la mujer experimenta ese mismo miedo y a pesar de ello, cuida al menor lo mejor que sabe.
Igualmente, las consecuencias laborales o sociales mermadas por tener un hijo con autismo, no es sino una forma de justificar un rechazo personal ante la situación; ya que existen padres que asumen su responsabilidad y vivenn con normalidad ese “sobrecoste” social, laboral o económico que puede suponer tener un hijo con TEA.
Y en su caso particular, ¿Cómo reaccionó su marido cuando recibió el diagnóstico de TEA De su hijo?