¿Cómo afecta a las decisiones el autismo en adultos?


Si bien en los últimos la visibilidad sobre el Trastorno del Espectro Autista a mejorado, no lo ha hecho así en todas las edades.

El TEA en Adultos

Todavía hay muchas personas que piensan que el autismo es un trastorno infantil, sin darse cuenta que esos niños van a crecer y convertirse en adultos el día de mañana.
De hecho la mayoría de la investigación en este campo se hace precisamente en los primeros años desde el diagnóstico de este trastorno del desarrollo, buscando la forma de mejorar dicho diagnóstico o de intervenir y aumentar las posibilidades de integración del menor en la sociedad.
De hecho, la intervención se diseña para la infancia, existiendo escaso “interés” en períodos como la adolescencia o la vida adulta en el autismo.


Vídeo Recomendado: Asperger: Adultos y Diagnósticos Tardíos (Asoc. Asperger Arg.)

Toma de decisión en el TEA

Esto es precisamente lo que ha tratado de averiguarse con una investigación realizada desde el Department of Marketing, Tippie College of Business; junto con el Department of Psychology, University of Iowa (EE.UU.) cuyos resultados han sido publicados en la revista científica Judgment and Decision Making.
En el estudio participaron ciento cuarenta adultos, setenta y dos de los cuales tenían el diagnóstico de TEA.
A todos ellos se les administraron tres pruebas para conocer cómo respondían en caso de decisiones con mayor o menor riesgo.
Los resultados muestran que los adultos con TEA tienen mayores dificultades a la hora de tomar decisiones correctas, con mayor aversión a las decisiones negativas y a las consecuencias sociales indeseables.


Decisiones en autismo

Entre las limitaciones del estudio se encuentra el no haber realizado un análisis separado por género para comprobar si existían diferencias entre ellos.
Igualmente se trata de una evaluación experimental, alejado de la realidad de la toma de decisiones en la vida cotidiana.
A pesar de lo cual, el estudio aporta información novedosa sobre la forma de comportarse los adultos con TEA, lo que puede traducirse en una mayor dificultad en el día a día a la hora de afrontar determinadas decisiones.