¿El reloj interno puede afectar al resultado deportivo?


Cuando piensa en el deporte y en los resultados de los juegos, raramente lo hace en el reloj interno de cada jugador.

Descubriendo la cronobiologia

En ocasiones ni siquiera si eres entrenador, o preparador físico, debido a que hay muchos más factores evidentes a tener en cuenta.
Es el psicólogo deportivo el que está más cualificado para darse cuenta de estas variables, alejadas de las estrategias, las jugadas o la clasificación en la tabla general, y quien puede percatarse de los cambios en el rendimiento por factores tan importantes como el cambio horario.
Es cierto que cuando un equipo debe jugar en un país con condiciones especiales, como es una localidad con una altitud elevada con respecto al mar, el equipo suele desplazarse unos días e incluso semanas antes para amoldarse a las condiciones ambientales.
Pero los cambios en el reloj interno es algo bastante sutil, muchas veces menospreciado y únicamente se tiene en cuenta con el cambio de horario oficial, al tener que adelantar o retrasar una hora según corresponda.
Algo que provoca ciertas molestias a una pequeña parte de la población, al desajustar su hora de levantarse y acostarse, pero ¿Se ve afectado el resultado deportivo por el reloj interno?


Vídeo Recomendado: ¿Qué es psicología del deporte? Cápsula del psicólogo y coach deportivo Rodrigo Cauas en Dr. Sport

El reloj interno

Esto es lo que se ha tratado de responder con una investigación realizadad desde el Department of Mathematics, Southern Oregon University (EE.UU.) cuyos resultados han sido publicados en la revista científica Journal of Exercise Physiologyonline.
En este estudio no hubo participantes ya que se trata de un estudio de análisis estadístico sobre los resultados deportivos, pérdidas de balón y faltas cometidas por los equipos de la costa Este cuando juegan en la costa Oeste de EE.UU., y al revés, de los equipos de la costa Oeste cuando juegan en la costa Este. Todo ello basado en los resultados del futbol americano, la N.F.L. entre los años 2001 a 2014. En total se analizaron 3564 partidos de la NFL.
Hay que recordar que en EE.UU. existen cuatro husos horarios, es decir, de costa a costa existen cuatro horas de diferencia.
Los resultados indican que existen diferencias significativas tanto en las victorias, las pérdidas de balón y las sanciones en función de la procedencia del equipo, sobre todo cuando el juego se realiza a primera hora de la mañana.
Tal y como mencionan los autores esto supone una gran desventaja, ya que fisiológicamente los jugadores desplazados son incapaces de rendir adecuadamente durante las primeras horas del día.


El ritmo circadiano

Hay que tener en cuenta que no se ha llevado una investigación como tal, donde poder trabajar directamente con los jugadores para evaluar importantes variables fisiológicas relacionados con el reloj interno.
Igualmente, no se ha tenido en cuenta el tiempo de adaptación previa de los jugadores al nuevo lugar, si es que lo hubo.
A pesar de lo anterior, los resultados son claros en cuanto la influencia del cambio de localidad en el reloj interno de los jugadores, y cómo estos se ven afectados especialmente a primera hora de la mañana, que es donde se cometen más errores técnicos y de rendimiento.
Dicho lo cual, será el psicólogo deportivo quien deba tener en cuenta esta variable a la hora de establecer los desplazamientos para poder conseguir el mayor rendimiento de sus jugadores.

error: Content is protected !!