Trabajando por conocer y divulgar la salud en la Menopausia


Entrevista completa Dª. Verónica Nieto Somolinos, quien nos habla de la salud en la menopausia y la labor de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM)




– ¿Qué es la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) y cuál es su objetivo?

La Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) es una organización de profesionales sanitarios (engloba a ginecólogos, reumatólogos, endocrinólogos, médicos de atención Primaria y personal de enfermería), sin ánimo de lucro, que cuenta con más de 600 socios y que se dedica al estudio del climaterio.
La Asociación, que siendo independiente también representa a la Sección de Menopausia de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, trabaja junto a otras sociedades médicas para la consecución de diversos objetivos, entre los que se encuentran: fomentar, desarrollar y promover el estudio del Climaterio; fomentar una formación médica exhaustiva a través de los Programas de Formación Continuada; crear protocolos de actuación médica que sirvan de eje o línea de seguimiento al resto de los especialistas; informar a la mujer sobre su salud y acerca de las medidas preventivas para alcanzar una madurez sana, y divulgar, informar y concienciar a la sociedad en general acerca de esta etapa de la vida de la mujer.

– ¿Cómo surge AEEM y cuál es la labor que realizan?

Los primeros pasos de lo que posteriormente terminó siendo la AEEM se dan en 1989, en el marco de la Asamblea General que la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) realizó durante el Congreso Nacional. En esta reunión se creó la Sección Española para el Estudio de la Menopausia y se redactaron sus primeros estatutos. Más tarde, el 1 de mayo de 1992, se constituyó oficialmente la AEEM (en la Asamblea General del Congreso de Tenerife). Así, se redactaron nuevos estatutos y se hicieron todos los trámites legales necesarios para inscribir a la AEEM en el Registro Nacional de Asociaciones.
Respecto a las actividades que realiza la AEEM, estas van encaminadas a la consecución de los objetivos antes mencionados, y entre las más importantes se podría mencionar la organización de congresos, reuniones y grupos de trabajo cuya finalidad sea el estudio de la Salud de la Mujer en todas las etapas del Climaterio y de todos sus aspectos; la creación de vehículos de información que permitan el intercambio científico y experimental entre los miembros, y el establecimiento de acuerdos con otras Sociedades que persigan la misma finalidad que la AEEM.


Vídeo Recomendado: En el Día Mundial de la Menopausia, nuevas alternativas terapéuticas para la mujer

– ¿Por qué estudiar la menopausia?

La menopausia, durante años, ha llevado aparejada una carga negativa, que ha ido cambiando hasta convertirse en una etapa más de la vida. Una etapa que puede y debe estar completa desde todos los aspectos: laboral, social, familiar y desde el punto de vista de la pareja. Todo ello está influido inevitablemente por el entorno socioeconómico y cultural de cada mujer. A este respecto, según un estudio realizado en Cádiz y que fue presentado en el XI Congreso Nacional de la AEEM, que tuvo lugar en Málaga en 2010, una gran mayoría de las mujeres en edad postmenopáusica con un bajo nivel cultural desconoce los conceptos básicos relacionados con la menopausia. Este desconocimiento entre las mujeres, así como otros, a veces vinculados a los tratamientos o a los síntomas, que tiene la población general o dudas que le pueden surgir a los propios profesionales de distintas especialidades médicas hacen que la AEEM se haya planteado los objetivos que antes hemos mencionado.

– ¿Qué cambios conlleva en la mujer la menopausia?

La disminución en los niveles de las hormonas femeninas hasta su desaparición total, provoca que aparezcan una serie de signos y síntomas relacionados, así como un aumento del riesgo de que se presenten algunos trastornos y patologías. La aparición de cada uno de ellos, así como su gravedad e importancia con respecto al empeoramiento de la calidad de vida, depende de cada mujer. En cualquier caso, en la actualidad, existe un gran número de opciones terapéuticas que pueden ayudar a paliar estos síntomas y/ o trastornos asociados a la menopausia.

– ¿Conlleva algún peligro la menopausia?

Como decía en la pregunta anterior, para un grupo importante de mujeres existe un empeoramiento de la calidad de vida que depende de cada mujer. Estos signos y trastornos asociados pueden ser ciclos menstruales irregulares, sofocos, insomnio, cambios en la figura corporal y obesidad, intensificación de la osteoporosis, alteraciones de ánimo, sequedad vaginal, cambios en la vida sexual y un aumento del riesgo cardiovascular.

– ¿Cómo afecta a la relación de pareja la menopausia?

Con frecuencia, muchas mujeres tienden a pensar que con la menopausia su vida sexual va a cambiar empeorando sustancialmente o incluso a desaparecer. En este sentido, es cierto que la falta de estrógenos a veces produce sequedad vaginal, lo que genera dolor en el coito y una vida sexual incómoda. No obstante, esta sequedad vaginal se puede tratar de forma fácil.
Otras mujeres entienden que la menopausia puede conllevar una disminución de la libido o falta de apetito sexual. Sin embargo, la disminución hormonal no siempre es un factor determinante de estos síntomas, ya que una relación sexual satisfactoria depende también de factores educacionales y sociales.
Por el contrario muchas mujeres, ya libres del fantasma de un embarazo no deseado, logran vivir más plenamente su sexualidad.

– ¿Por qué tomar hormonas para retrasar la menopausia y hasta qué edad es conveniente tomarlo?

La idea no es retrasar la menopausia sino evitar los síntomas que algunas mujeres pueden referir como causantes de pérdida de su calidad de vida. Los clásicos síntomas menopáusicos (sofocos y sudoración nocturna) van a repercutir en la pérdida de calidad de vida en aproximadamente un 20% del total de mujeres que atraviesan la transición a la menopausia. Para ese 20% de mujeres, estaría indicada la terapia hormonal en la menopausia.
Dado que los síntomas climatéricos acontecen alrededor del momento de la menopausia (hacia los 51 años en nuestro medio) , ese sería el momento de iniciar en el caso que estuviera indicado. Su uso debería prolongarse mientras se mantuvieran dichos síntomas menopáusicos. Los estudios muestran que para la mayoría de mujeres, el tiempo en que se manifiestan los sofocos duran alrededor de 2 a 4 años.

– ¿Existen diferencias en función de la raza, el hábitat o la alimentación en la menopausia?

Influyen en la menopausia factores socioeconómicos y culturales de cada país (alfabetización, independencia económica, los roles sociales que la mujer desempeña, etc.), ya que estos condicionan la percepción de la salud y de la calidad de vida de cada mujer. Así, por poner un ejemplo, las mujeres asiáticas tienen menos sofocos, pero tienen más miedo a la osteoporosis.
En forma de cuestionario, la Escala Cervantes de la AEEM recoge todos los dominios de la calidad de vida de la mujer (físico, psicológico y sexual) y aporta al ginecólogo una mejor apreciación de los problemas de la mujer en nuestro país. De esta forma, cuando la mujer contesta al cuestionario y tiene una puntuación por debajo de lo normal, podemos ver qué dominio tiene afectado e influir en él de forma positiva.
En cualquier caso, está comprobado que las dolencias típicas de la menopausia no son consecuencia exclusiva del hipoestrogenismo, de forma que la calidad de vida de la mujer tras la menopausia puede verse alterada también por problemas psíquicos, como la depresión, la nacionalidad (en base a diferentes estilos de vida) y el estatus económico.

– ¿Se ha producido un retraso de la edad de la menopausia con el envejecimiento de la población?

La edad media de la menopausia en los países occidentales y en España en concreto se sitúa en los 51 años. Aunque es cierto que la menarquia (momento de la primera regla) se está adelantando en el tiempo, el momento de la menopausia se mantiene constante a lo largo de los años. Sí que existen factores que pueden adelantar la menopausia, como los factores hereditarios y algunos tóxicos como el tabaco.

– ¿Determinados tratamientos hormonales o de radioterpia pueden adelantar la menopausia?

En principio, cualquier mujer en edad menopáusica es candidata a recibir THS (Tratamiento Hormonal Sustitutivo) siempre y cuando sus beneficios superen sus posibles riesgos. En cualquier caso, esta valoración y la posterior administración de la THS debe realizarla un especialista. Sin embargo, para aquellas mujeres en las que el tratamiento hormonal sustitutivo no es adecuado, existen tratamientos alternativos que deben emplearse de forma individualizada, en función de las necesidades de cada mujer.
Por otra parte, cualquier agresión sobre los folículos ováricos, sobre todo con tratamientos para el cáncer con quimioterapia o radioterapia provocan una menopausia precoz. Por el contrario, y aunque exista ese mito, el uso de anticonceptivos hormonales no modifica el momento de la menopausia.

– ¿Qué medidas hay que adoptar para una buena menopausia?

Junto a la necesidad de ofrecer a la mujer una atención integral para mejorar su salud y bienestar y conociendo qué aspectos empeoran más su calidad de vida, se debe hacer hincapié en la medicina preventiva con el fin de prevenir riesgos, enfermedades y otros trastornos que, pudiendo considerarse leves, ocasionan malestar a la mujer.
Así, cuando una mujer comienza a tener desarreglos menstruales debe continuar con las medidas dietético-higiénicas recomendables para cualquier otra persona o adoptarlos si no los tenía anteriormente, puesto que es lo que mayor evidencia de prevención ha demostrado. Debe realizar ejercicio físico aeróbico de forma continua, no fumar, evitar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y café, así como tener una alimentación equilibrada y rica en alimentos con calcio.

– ¿Cuáles han sido los últimos descubrimientos en éste área?

Saber que los factores de estilo de vida, dieta equilibrada, ejercicio regular y evitar hábitos tóxicos, influyen en todos los riesgos que pueden aparecer en la menopausia, ya sea por la caída de hormonas o por la edad. La obesidad o el consumo excesivo de alcohol a partir de la menopausia comporta un exceso de riesgo, no tan sólo cardiovascular sino también cancerígeno.; mientras que el realizar ejercicio regular no tan sólo reduce el riesgo cardiovascular y de osteoporosis, sino también de cáncer de mama.

– ¿Cuáles son los logros y los objetivos a alcanzar en un futuro por A.E.E.M.?

Los logros y los objetivos de la AEEM van de la mano desde que empezamos nuestra labor al frente de la Asociación y giran en torno a tres ejes fundamentales en los que hemos ido avanzando de forma decidida: el afianzamiento de nuestra labor científica y de investigación, dotar a la Asociación de todas las herramientas fundamentales de gestión (económica, empresarial y científica) y hacer de la Comunicación un pilar primordial, tanto de forma interna como externa.
Desde su fundación, la AEEM ha tenido entre sus fines la investigación y la formación médica continuada, para poder ser la sociedad científica de referencia en la mujer en el climaterio. Fieles a nuestra identidad, colaboramos estrechamente con las autoridades sanitarias y hemos establecido alianzas con aquellas sociedades científicas con interés en la atención integral a la mujer en esta etapa de la vida.
Asimismo, estamos dotando a la Asociación de todas las herramientas fundamentales de gestión (económica, empresarial y científica) para conseguir una gestión más profesional. Junto a este reto, encontramos un gran número de posibilidades relevantes para la AEEM: aumentar el número de socios, potenciar los grupos de trabajo, relanzar el Grupo de Mujeres, etc.
En relación a la Comunicación, estamos instaurando este concepto global en un eje primordial para poder lograr todos nuestros objetivos.




Desde aquí agradecer a Dª. Verónica Nieto Somolinos, Gerente y Administradora de AEEM, por habernos acercado a la realidad de la menopausia, así como al trabajo que se realzia desde la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia, y también agradecer al Dr. Rafael Sánchez Borrego, ginecólogo y presidente de la AEEM quien amablemente se ha encargado de responder las cuestiones médicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *