¿Qué papel juegan los profesores en la salud mental infantil?

Mucho se ha hablado de la importancia de la labor de profesor sobre todo en las primeras etapas de su formación para el desarrollo cognitivo del menor.

El papel del docente

La labor del docente a medida que van avanzando en el nivel educativo, va siendo cada vez más especializada y centrada en el conocimiento de su materia.
Pero en el caso de las primeras etapas educativas, el profesor se convierte en muchos casos en una figura de referencia para los pequeños, los cuales absorben no sólo los aprendizajes programadas, si no también valores y formas de actuar y pensar.
Algo que van interiorizando los pequeños gracias a la gran capacidad de observación e imitación, y de aprender absorbiendo todo como una esponja.
Es por ello que los profesores deben tomar conciencia del importante papel que juegan en la vida de los pequeños, más allá de la docencia que imparten, sobre todo cuando pueden orientar, sabiéndolo o sin saber, el futuro del menor, pero ¿Qué papel juegan los profesores en la salud mental infantil?



Influencia del docente

Esto es precisamente lo que ha tratado de averiguar desde la Universidad de Adelaida y el Hospital de Niños y Mujeres (Australia) y la Universidad de Bristol (Inglaterra), cuyos resultados han sido publicados en el 2014 en la revista científica BMC Psychology.
En el estudio participaron 460 alumnos entre pre-escolar y primaria de edades entre 4 y 6 años de Australia, donde el 51% fueron niñas.
A todos ellos se evaluó la presencia de salud o no, en dos momentos, a los 12 y 24 meses a través del cuestionario Strengths and Difficulties Questionnaire (SDQ), recogiéndose también la información que los padres aportaban sobre el correcto comportamiento o no del menor. Igualmente se evaluó la relación entre los docentes y los alumnos a través de un cuestionario estandarizado titulado Student-Teacher Relationship Scale (STRS-SF).


Docencia y salud

Los resultados muestran que cuando las relaciones entre los docentes y sus alumnos son estables en el tiempo, los alumnos muestran menores problemas de salud mental que aquellos que no han formado este vínculo de forma estable.
Hay que tener en cuenta que los resultados se han obtenido de una población muy concreta, Australia, donde se rigen por un sistema de enseñanza anglosajón, por lo que se requiere de nueva investigación para ver si ésta situación se mantienen en otros países y en otros sistemas educativos antes de poder extraer conclusiones al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *