¿Sabes que la exclusión social puede llegar incluso a través de internet?


Una de las grandes ventajas de las nuevas tecnologias es que permiten una mayor democratización, teniendo todos el mismo valor a la hora de opinar.

La exclusión social

Al menos eso era la teroia, hasta que empezaron a surgir los lideres de opinón, que a veces se correspondian con profesionales como periodistas o politicos, pero tambien empezaron a surgir blogueros que por su carisma o su forma de expresar reunen tras de si miles de seguidores, que diariamente le leen con asiduidad, y sus palabras tienen gran valor, tanto que las empresas se los sortean para que les haga publicidad de sus productos.
Estableciéndose así una clara diferenciacion entre usuarios, pero si se trata de diferencias entre internautas, ¿Existe también la posibilidad de la exclusión social a través de internet?



Exclusión social e Internet

Eso es precisamente lo que ha tratado de contestar un estudio de la Universidad de Viena, publicado recientemente en Proceedings of the International Society for Presence Research.
En el estudio participaron 48 mujeres entre 20 y 29 años, las cuales desarrollaban una serie de actividad en un mundo virtual a través de un avatar, mientras se observaba su conducta a la vez que se realizaban registros fisiológicos para compararlos.
El experimento incluía tambien similares característcas para otra parte del grupo pero ésta vez interactuaban físicamente, cara a cara en las mismas situaciones.
A la mitad del grupo se les hizo pasar por una tarea en donde un “complice” del experimentador hacía sentir al participante incluido en lo que hacía; en cambio a la otra mitad lo que hacía el “complice” es excluir al participante.
Los resultados informan de que no se han encontrado diferencias en las medidas de satisfacción y de arousal evaluado para las participantes, lo que implica que la “vivencia virtual” ya sea de inclusión o de exlusión es tan “vívida” como la propia realidad del cara a cara.
A pesar de que los resultados parecen claros, queda por preguntarse qué huiese pasado si en el estudio tambien su huiese incluido un grupo de chicos con el que comparar, probablemente los efectos encontrados aun yendo en la misma dirección serían más contundentes, ya que la agresividad mostrada por los varones ante la frustración, o como en este caso ante las conductas de exclusión de otros, suele ser más directa y explosiva.
Aunque los autores no entran a valorar las implicaciones de sus resultados, es evidente que si la linea entre lo virtual y lo real no existe, hay que empezar a considerar qué ven y juegan los adolescentes en el ordenador, y cómo mantienen sus relaciones virtuales, una preocupación que tienen que tener los padres, tal y como harían si su hijo sale con unos amigos que no conoce o a hacer algo que no sabe lo que es.


Cuantificando la exclusión social en internet

Sabiendo que la mejor prevención es la educación, pero para poder educar a “consumir” adecuadamente los productos y servicios que se ofrecen en la red, para ello, es importante que los padres sepan manejarse adecuadamente para poder enseñar a su hijo/a a saber “elegir” y comportarse de forma virtual tal y como lo haría en persona.

Serie ciberpsicologia - Novedades en Psicologia

CiberPsicología - Novedades en PsicologiaEbbok Gratis - CiberPsicologia: Relacion Mente e Internet - - La Casa del Libro- Cátedra Abierta de Psicología
Ebbok Gratis CiberPsicologia: Relacion Mente e Internet  - Amazon - Cátedra Abierta de Psicología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *