¿Sabes cómo ser más creativo?

La creatividad es uno de los aspectos más destacados en determinadas actividades y profesiones sobre todo en las artísticas.
Pero hoy en día se está considerando como un plus en casi cualquier trabajo, ya que permite ofrecer cierto grado de innovación sobre aquello que se realiza.
Así determinados departamentos buscan entre su personal precisamente a personas más creativas, ya se dediquen al diseño, el márketing o la gestión de la imagen de la compañía.
A pesar de que existe la idea generalizada sobre el componente genético de la creatividad, considerando que unos pueden tener más creatividad que otros “desde la cuna”, lo cierto es que las escuelas de arte forman a las personas interesadas en desarrollar esta parte.
Pintores, escultores, escritores, y un sin fin de profesionales que basan su trabajo precisamente en la creatividad, pero ¿Sabes cómo ser más creativo?

Esto es precisamente lo que se ha tratado de responder con una investigación realizada desde la universidad de Semnan junto con la universidad de Ferdowsi (Irán) cuyos resultados han sido publicados en la revista científica International Journal of Psychology.
En el estudio participaron veinte mujeres todas ellas estudiantes universitarias.
A la mitad de ellas se les indujo un estado emocional positivo y al resto negativo, para lo cual se empleó el visionado de unas imágenes a la vez que se escuchaba un tipo de música u otro.
Para comprobar el estado de ánimo se evaluó antes y después de la intervención mediante el Positive and Negative Affect Scale (PANAS).
La creatividad también se evaluó antes y después de la intervención mediante el Torrance Test for Creative Thinking (TTCT-B).

Los resultados muestran que el estado de ánimo de los estudiantes cambió en función de la intervención realizada, y que la creatividad de las mismas fue diferente.
Así aquellas estudiantes a las que se les indujo un estado de ánimo positivo se mostraron más flexible, fluidos y originales a la hora de ser creativos.
En cambio, aquellas alumnas que recibieron una inducción a estados de ánimo negativos no vieron afectado su nivel de creatividad.

Entre las limitaciones del estudio destacar que únicamente fueron mujeres las evaluadas, luego se desconoce si los varones mantendrán o no los resultados anteriores, igualmente la evaluación de la creatividad únicamente se realizó mediante test y no con alguna expresión artística propiamente.
A pesar de las limitaciones anteriores hay que destacar la importancia de los resultados en cuanto a que informan que aquellas personas que tienen un “buen día” son potencialmente más creativos, tal y como señalan investigaciones previas donde encuentran relaciones significativas entre el estado de ánimo y una mayor motivación, atención y capacidad de generar nuevas ideas.
Es por tanto que si se quiere ser creativo se ha de cuidar el estado de ánimo, potenciando en la medida de lo posible para que este sea positivo, ya sea viendo o escuchando estímulos agradables que le ayuden a inducir ese estado.