¿Cuál es el perfil del usuario que acude a terapia on-line?

Los avances tecnológicos han permitido la implantación de las terapias on-line, pero ¿Quiénes son los usuarios que más emplean éste tipo de terapia virtual?

Uno de los avances más importantes en el mundo de la terapia se ha producido cuando ésta se ha abierto a las nuevas tecnologías, facilitando así el contacto entre el paciente y el terapeuta sin necesidad de desplazamientos.
Inicialmente esta apertura a se inició con el uso de los chat privados y los IRCs, los cuales eran bastante lentos e impersonales lo que dificultaba el establecer un adecuado clima terapéutico con el que desarrollar las sesiones.
A medida que la tecnología ha ido evolucionado, con la incorporación te nuevas funcionalidades que han llevado hasta la inmediatez en la comunicación, también lo ha hecho la posibilidad de establecer y desarrollar la terapia, pasando ahora a las sesiones en vivo y en directo a través de videoconferencias como en el caso del uso de skype.
A pesar de ello, para algunos detractores de la incorporación de la tecnología a la relación paciente-terapeuta, la pantalla puede ser demasiado frío e impersonal, en donde se pierde muchas información sobre todo el lenguaje corporal, que ayuda al terapeuta a comprender el estado del paciente.
Pero a pesar de estas reticencias, cada vez son más los usuarios que utilizan éste medio tecnológico para acercarse a consulta, incluso personas que no habían acudido nunca presencialmente, pero ¿cuál es el perfil de los paciente de las terapias on-line?.

Esto es precisamente lo que trata de responder el estudio realizado conjuntamente por la Universidad Nacional de Australia y la Universidad de Camberra (Australia) publicado recientemente en la revista Depresion Research and Treatment.
El estudio analizó el comportamiento en el uso de internet de una amplia población, en concreto de 4758 australiano.
El interés que mostraron éstas personas por mayor tendencia a utilizar la consulta on-line fue en temas relacionados con mejorar el estado general de salud, así como prevenir o tratar la depresión.
El perfil de los usuarios que fue ancianos, mujeres, personas divorciadas o separadas y con niveles educativos altos, que informaron de haber sufrido o estar incurso en depresiones. Quizás uno de los resultados más sorprendentes sea que la edad no parece ser un inconveniente para que los ancianos puedan acceder a terapia on-line, algo impensable hace unos años, cuando uno podría esperar que fuesen los jóvenes más acostumbrados al uso de las nuevas tecnologías los que fuesen los mayores usuarios de éstos servicios.
Igualmente el nivel educativo parece jugar un papel importante, tanto en el uso de los medios masivos de comunicación como en saber sacarle provecho, en éste caso, encontrando al profesional indicado para ayudarle.
Los autores del estudio consideran alentador que quien más necesitan la ayuda terapéutica sean precisamente los que más la buscan a través de internet, ya que son las personas deprimidas las que más acuden a éste tipo de servicio.
Quedan excluido del estudio todas aquellas personas que no tienen posibilidad de conectarse a internet o que carecen de las destrezas mínimas necesarias para entablar una videoconferencia con un terapeuta, lo que puede agravar lo que se conoce como brecha tecnológico, que llevaría además unido una brecha en el acceso a terapia on-line.
Probablemente las personas con más riesgo de exclusión social, debido a unos bajos ingresos y a un menor nivel educativo, estén quedando excluidos de alto tan importante como es la atención especializada para con la salud mental, propiciando así la estigmatización de los más desfavorecidos.

2 Replies to “¿Cuál es el perfil del usuario que acude a terapia on-line?”

  1. Me parece un articulo excelente ya que clarifica la validez del uso de la tecnología y los medio de comunicación en el campo de la Salud Mental. Soy Psicóloga Clínica, psicoterapeuta, desde hace 30 años y por motivos relacionados con la distancia, continúe e inicie trabajos terapéuticos a través del SKYPE, y tanto a mis pacientes como a mi nos ha facilitado el realizar terapias y concluirlas. es otra modalidad de trabajo terapéutico, lo cual es claro y que no remplaza a la consulta personal, son diferentes formas de trabajar la salud mental y llegar quizás a aquellos reticentes a desplazarse o a ser vistos en el consultorio de un Psiquiatra o un Psicólogo..

    1. Muchas gracias por su aportación, efectivamente tiene qué ser una alternativa a la presencial pero manteniendo la misma calidad terapéutica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *