Entrevista a D. Nacho Bermejo Bosch, Director del Instituto de Biomecánica de Valencia


Entrevista realizada a D. Nacho Bermejo Bosch, Director del ámbito de rehabilitación y autonomía personal en Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV), quien nos comenta sobre la labor que realizan para aumentar la calidad de vida de los pacientes.




– ¿Hasta qué punto la Biomecánica está presente en nuestra vida?

Aunque existen muchas definiciones, las personas que trabajamos en el IBV entendemos la biomecánica como: “el conjunto de conocimientos interdisciplinares generados a partir de utilizar con el apoyo de otras ciencias biomédicas los conocimientos de la mecánica y distintas tecnologías en: (1) el estudio del comportamiento de los sistemas biológicos y, en particular, del cuerpo humano, y (2) resolver los problemas que le provocan distintas condiciones a las que pueda verse sometido. Resumiendo, podríamos decir que la biomecánica le interesa el estudio el cuerpo humano y su relación con el entorno desde una perspectiva mecánica.
Aunque no es el único campo de aplicación, la biomecánica tiene estrecha relación con la ergonomía, el análisis de los movimientos humanos, la antropometría, etc. Por tanto, la biomecánica nos ayuda a diseñar asientos de automóvil más confortables, zapatillas deportivas que reduzcan el riesgo de lesión, indumentaria adecuada a las tallas de sus usuarios, ayudas técnicas adecuadas para las necesidades de cada persona, equipamiento urbano que reduzca los accidentes, rutas turísticas accesibles, etc.

– ¿Qué beneficios se pueden conseguir con los avances en Biomecánica?

Como comentaba anteriormente, la biomecánica se centra en el estudio del cuerpo humano desde un punto de vista mecánico. Por tanto, cualquier avance en biomecánica va a ayudar a que los productos y servicios estén mejor adaptados a las personas que los van a utilizar o a los entornos o situaciones donde los utilizan. Cito algunos ejemplos concretos: Estamos trabajando en nuevas formas de comunicación para personas que sufren parálisis cerebral infantil; Estamos desarrollando un sistema que, entre otras cosas, ayudará a identificar cuando una persona que practica running está corriendo con un patrón que puede provocar lesiones; Estuvimos trabajando en sistema para realizar rehabilitación desde el hogar de personas que han sufrido ictus que permitiese mejorar el tratamiento sin incrementar la carga asistencial de los profesionales, etc.

– ¿Se precisa de una mayor incorporación de Biomecánica en una población cada vez más envejecida?

Como todo el mundo sabe las personas evolucionamos con la edad y conforme nos hacemos mayores los cambios físicos, cognitivos o de cualquier otra índole que sufrimos nos dificultan muchas de las actividades que realizamos. Cualquier avance en la dirección de ayudarnos a mantener nuestras capacidades funcionales o a dotarnos de servicios/productos/entornos que mantengan nuestro nivel de actividad va a ser positivo. Por ejemplo, hemos estado trabajando en videojuegos que puedan utilizar las personas mayores en casa y fomenten la actividad física dirigida a reducir el riesgo de caídas. También hemos estado trabajando sobre cómo desarrollar software (por ejemplo de banca) que haga más sencillo seguir utilizando servicios online a personas no nativas en las nuevas tecnologías o que han perdido algunas capacidades.

– ¿Cuenta el Instituto de Biomecánica de Valencia con algún psicólogo o psiquiatra que colabore para cuestiones relacionadas con la adaptación a personas con necesidades especiales?

En el IBV tenemos la suerte de contar con múltiples perfiles, no solo psicólogos, sino también médicos, fisioterapeutas, biólogos, sociólogos, matemáticos, ingenieros, etc. De hecho, una de las líneas de trabajo más importantes que desempeñamos es la dedicada a la inclusión de personas con discapacidad. No es mi campo de trabajo pero sí que puedo afirmar que la visión de nuestro psicólogo es básica puesto que no solo nos dedicamos al campo físico.

– ¿Cuál es el futuro de la Biomecánica en el ámbito asistencial?

Existen muchos campos de la medicina que puede aprovecharse de la biomecánica y, de hecho, hay bastantes que lo están haciendo en la actualidad. Por ejemplo: la personalización de implantes quirúrgicos es una realidad, el uso de robots para rehabilitación se está utilizando en hospitales de referencia en el campo de la neurorehabilitación, la monitorización de nuestra actividad con la ayuda de tecnologías como los teléfonos móviles está abriendo muchas puertas, el uso de metodologías para análisis de movimiento está permitiendo hacer un control evolutivo de la recuperación de las lesiones cuantitativo y objetivo, etc.



– ¿Quedan fuera de la Biomecánica pacientes que sufran otro tipo de afecciones como el Párkinson?

No, puesto que enfermedades como el Párkinson tienen ciertos efectos sobre el ser humano que pueden ser estudiados desde una perspectiva biomecánica. Por ejemplo, puede estudiarse los cambios en la marcha y el tipo de actividades o actuaciones que podemos hacer para mejorar la deambulación, evitar caídas, etc. Otra de las aproximaciones que se pueden trabajar sobre este colectivo es el estudio del temblor. Hace poco tiempo terminamos un proyecto a nivel europeo en el que se ha desarrollado una ortesis de muñeca que reduce el temblor en esa zona. Solo con esta reducción, se consigue que muchas de las personas puedan realizar actividades para las que antes necesitaban ayuda (alimentarse, jugar a las cartas, ayudar en las labores del hogar, etc.). Este proyecto lo desarrollamos junto a una empresa española (EMO) y actualmente están comercializando el producto.

– ¿Qué avances destacables se han realizado desde el ámbito de la Biomecánica en relación a la salud en los últimos años?

Creo que he contado algunos de estos avances a lo largo de las respuestas a tus anteriores preguntas. De todos modos, destacaría que el hecho de que las tecnologías de fabricación y sensores hayan bajado tanto de precio ha abierto oportunidades muy interesantes para transferir la biomecánica y el análisis biomecánico al usuario final. La telerehabilitación, los productos sanitarios a medida, la monitorización en el campo del deporte o el laboral, etc. son ejemplos de aplicaciones de la biomecánica que hace años eran impensables.




Desde aquí mi agradecimiento a D. Nacho Bermejo Bosch, Director del Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV). por habernos acercado a un trabajo tan importante para la rehabilitación y autonomía de personas.

Serie ciberpsicologia - Novedades en Psicologia

CiberPsicología - Novedades en PsicologiaEbbok Gratis - CiberPsicologia: Relacion Mente e Internet - - La Casa del Libro- Cátedra Abierta de Psicología
Ebbok Gratis CiberPsicologia: Relacion Mente e Internet  - Amazon - Cátedra Abierta de Psicología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *