Diferencias en géneros frente a la injusticia en la empresa.

Injusticia en la empresa: Cuando se vive una situación injusta algunos deciden callarse y aguantar, mientras que otros buscan la venganza ¿pero existen diferencias en función del género?

Uno de los problemas más importantes a los que se tienen que enfrentar las empresas y la sociedad den general es la corrupción, y más aún cuando alguien usando su estatus abusa de otra persona, ya sea verbal o físicamente.
Algo que para todos es del todo intolerable, pero cuando estas conductas se dan dentro del ámbito laboral, las reglas parecen cambiar, y aquello que no podemos callar y rápidamente denunciamos, cuando es en el trabajo somos capaces de transigir y hasta de justificar.
Sobre todo cuando ese abuso proviene de una persona de mayor autoridad, por ejemplo de un jefe, o responsable de área, y más cuando es otro quien lo sufre.
Comportamientos ya sean puntuales o de acoso laboral o Mobbing, que tiene consecuencias en quien lo sufre, ya no sólo en su autoestima, sino también en sus relaciones sociales e incluso puede ser fuente de trastornos como la depresión mayor o de enfermedades psicosomáticas.
Y todo el con la “complicidad” de los compañeros de trabajo, que lejos de defender a la víctima, llegan incluso a “justificar” aquel comportamiento vejatorio.
La “lógica” de esta justificación, radica en la idea de que “mientras sea otro quien lo reciba…”, ya que si denuncia probablemente pueda poner en riesgo la estabilidad de su propio puesto de trabajo.
¿Pero reaccionan lo mismo hombres y mujeres ante un abuso por parte de la autoridad?

Tratando de dar respuesta a esta cuestión se ha llevado a cabo una investigación que se realizó conjuntamente entre la Universidad Adekunle Ajasin y la Universidad de Ibadan (Nigeria) publicado recientemente en Europe’s Journal of Psychology.
En el estudio participaron 703 sujetos, de los cuales 460 eran mujeres frente a los 243 hombres, todos ellos empleados del mismo organismo público.
A todos los participantes se les dio un cuestionario a responder de forma anónima, con indicación de que sus respuestas no tendrían ninguna repercusión en su puesto de trabajo.
En el cuestionario además de recoger los datos sociodemográficos, la categoría y estabilidad laboral, y el nivel educativo del participante, se evaluaron una serie de items que se intentaron analizar la correlación entre ellos.
Así se analizó la percepción de injusticia de la organización, la reactividad laboral, la tendencia a la corrupción, la tendencia a la venganza violencia, la tendencia a la venganza contra la organización y la tendencia a la venganza hacia sus miembros.
Los resultados informan de una mayor tendencia de las hombres a vengarse de la organización y no tanto de sus miembros. En la misma línea los hombres mostraron más tendencia a la violencia que las mujeres, algo que ya se había observado en otras investigaciones anteriores. En cambio los hombres son los más tolerantes ante las conductas de violencia que observan dentro del puesto de trabajo, viéndolo como “normal y aceptable”. Los autores tratan de dar explicación a estas diferencias de género debido al modelo de socialización recibido, donde al hombre se le permiten mayores exhibiciones de violencia que a las mujeres.
Un resultado sorprendente fue el encontrar que las mujeres tienden a exhibir los mismos comportamiento de corrupción que los hombres, no encontrándose diferencias significativas entre ambos, algo que va en contra de lo hallado en investigaciones propias y que los investigadores tratan de “justificar” debido a la presión económica a la que están sometidos las trabajadoras.

Viéndose incrementado especialmente en mujeres la conductas de venganza contra la organización y contra sus miembros, de violencia directa y de corrupción, cuando aumentaba el sentimiento de haber sufrido un trato injusto dentro de la organización.
Hay que tener en cuenta que los resultados del estudio pueden ser extrapolados otras sociedades donde exista una marcada dominancia masculina, tal y como indican los autores del estudio.
Ogungbamila, B. y I. Bola Udegbeb, I.B. (2014). Gender Differences in the Effects of Perception of Organizational Injustice on Workplace Reactivity. Europe’s Journal of Psychology.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *