¿Un mundo sin emociones o lleno de emociones?


Se vive en un mundo social pero también emocional, donde las emociones son expresadas de forma verbal o no verbal, es allí que nace el interrogante ¿será que todos los seres humanos saben lo que sienten en un determinado momento, y saben expresar las emociones, aquellas como la ira, el miedo, la felicidad o la tristeza?

Artículo escrito por Dª. Ginna Constanza Beltrán Baracaldo, estudiante de la Corporación Universitaria Minuto de Dios (Colombia) gracias al acuerdo de colaboración con dicha institución representada por la docente Dª. Nancy Jiménez.

El mundo de las emociones

Este tipo de emociones se viven y se experimentan de forma recurrente, es en este tipo de circunstancias que es muy útil conocer y practicar la inteligencia emocional, entre una de las inteligencias con que cuenta el ser humano, según los expertos estas se heredan en un 80% y el 20% restante se aprenden a través de la vida o de las experiencias ya sea en la familia, en los centros educativos, o en la misma sociedad en la que se vive.
Es importante saber que es una emoción, estos son básicamente tres estados ya sea positivo como la alegría, neutro que es cuando se es indiferente o negativo que es aquel estado de tristeza o infelicidad.
Las emociones se relacionan de forma directa con el estado de salud de la persona, como el psicológico, debido a no saber manejar las emociones se puede caer en estados de depresión, alcoholismo, hasta casos de suicidio, y problemas físicos como enfermedades del corazón, del colon, problemas de sueño, estas afectan también el sistema inmune, se puede padecer cáncer; todo esto relacionada con las emociones negativas que puede tener una persona y al no darles buen manejo a estas.
Pero qué sucede cuando la persona no sabe ni entiende lo que siente, ni lo que sienten los demás, es aquí donde se habla de Alexitimia, esto no es una enfermedad es una forma de ser donde la persona es incapaz de describir los sentimientos, pero esta forma de ser sí puede causar enfermedades como la colitis ulcerosa que causa inflamación con ulceraciones en el sistema digestivo, el colon y el recto, se acompaña de enfermedades como la diarrea, sangrado, anemia; aparte de estas enfermedades digestivas también se presentan, problemas en el sistema inmune, entre otras.
La Alexitimia se origina de dos formas una que es la primaria que es aquella que se adquiere por genética y la secundaria que es a través del ambiente que son aquellas circunstancias traumáticas que pueden desencadenar esto, la mayoría de personas que tienen Alexitimia la adquirieren de forma genética y no de forma secundaria.
Según estudios una de cada diez personas en el mundo presenta Alexitimia , sus síntomas son dificultad para poder identificar y describir lo que siente, para distinguir los sentimientos de las sensaciones corporales, la persona se niega a buscar ayuda pues cree que es normal ser así y que es su forma de ser y nada lo puede cambiar.
Los rasgos de la personalidad de los alexitimicos son personas que se centran en su mundo, evitan relaciones sociales y los compromisos, son impulsivos, se deja de tener en cuenta a los demás, escasamente lloran, fácilmente se irritan, viven en un estado de tensión; lo anterior ocasiona graves consecuencias para estas personas, en el tema profesional no los afecta a menos que trabajen con niños o personas mayores pues para esto se requiere gran sensibilidad; a nivel personal sí produce problemas mayores como frustración por no comprender bien las situaciones sociales, y en el tema emocional los afecta porque dentro de él o ella hay una confusión al no saber lo que siente ni cómo manejar esa situación, las consecuencias para las personas de su entorno no son fáciles porque lo perciben como alguien frio, distante, que no es capaz de compartir momentos de tristeza ni alegría, pues el alexitimicos no entiende ni por qué las personas lloran en un momento determinado, o por qué están tan felices en una reunión familiar o en una fiesta, así que este se aleja lo que ocasiona que las personas que están a su alrededor se sientan culpables o mal de ver esa reacción, o simplemente se acostumbran a este tipo de expresiones y terminan dejando que actué así, lo que es malo porque se les debe orientar para que busquen ayuda profesional.


Vídeo Recomendado: Emoción, sentimientos y enfermedad por Antonio Alcalá Malavé PARTE 1

Emoción, sentimientos y enfermedad por Antonio Alcalá Malavé PARTE 2

Las emociones en la vida

La mayoría de las veces estas personas buscan ayuda cuando ya tienen una vida en pareja y es ahí donde su compañera(o) ya no soporta la situación y acude a una terapia, por ver la forma fría y distante de él o ella, al comienzo estas personas no van a aceptar que tienen un problema simplemente piensan que es la forma de querer y que no todos los seres humanos deben ser iguales o sienten de la misma manera, pero una vez la persona reconozca que necesita ayuda profesional y cumpla con los ejercicios que se le aconsejen puede mejorar su vida y la de los demás esto no se soluciona con una pastillita mágica requiere de constancia y apoyo de todos los que lo rodean también de entender que no es algo fácil de cambiar y que requiere tiempo y paciencia.
El tratamiento básicamente consiste en terapia y no necesita medicamentos. La Alexitimia la padecen más los hombres que las mujeres pues para ellos es más difícil expresar sentimientos porque desde niños se les dice que los hombres ejemplo no lloran, así que se interpreta como algo malo mostrar los sentimientos y es algo más normal que hagan esto las mujeres y no los hombres, por eso esta se puede prevenir en la infancia si se le brinda una mayor atención a los niños pues cuando no es hereditaria se puede tratar de manera más sencilla, se requiere que los centros educativos tengan docentes calificados que brinden no solo conocimientos de algunas ciencias sino que también identifiquen aquellos niños que presentan estos síntomas de problemas como este y se le haga el respectivo acompañamiento tanto a él como a su familia para que no lleve esto a la edad adulta donde es más difícil tratarlo o aceptar esa ayuda.
Es claro que como la Alexitimia no es una enfermedad sino una deficiencia, que se puede superar por medio de entrenamiento lo que permitirá llevar una vida de la manera más normal, con tratamientos que tratan este tipo de deficiencias emocionales, que buscan que las personas con esta deficiencia se conozcan primero y se les enseña a expresar sus sentimientos para que así estos puedan entender y detectar las emociones de los demás de la forma correcta.


La emoción y la alexitimia

A destacar de lo presentado hasta ahora es que se puede tratar por parte de los especialistas, y que con una adecuada reeducación se consiguen adecuados desarrollos de la Inteligencia Emocional, que hasta ese momento no se había percatado de su carencia.
Una de las dificultades precisamente es darse cuenta que lo que uno siente no es lo mismo que piensan los demás, y muchas veces por es por ello por lo que no acuden a especialistas.
Cuando estos son “arrastrados” a consulta por sus parejas, muchas veces no aceptan los consejos del profesional, porque consideran que se trata de un “capricho” de su pareja, y no de un problema realmente. Es ahí donde el profesional debe de hacerle ver su “error” y sobre los beneficios que le traería un desarrollo adecuado de su Inteligencia Emocional.
Algo, que tal y como se ha mencionado, es mucho más fácil de conseguir si la intervención se realiza a edades tempranas, como en el ámbito escolar.

Desde aquí mi agradecimiento a Dª. Ginna Constanza Beltrán Baracaldo, por su extensa visión sobre la problemática de la Alexitimia, y a Dª. Nancy Jiménez, docente de la Corporación Universitaria Minuto de Dios (Colombia).

Bibliografía sobre la Alexitimia y la Emoción
ALEXITIMIA; Un Mundo Sin Emociones. Juan Moisés de la Serna

2 Replies to “¿Un mundo sin emociones o lleno de emociones?”

  1. Gracias Dr, Juan Moisés por la publicación de temas ta interesantes, que hacen parte de nuestra vida y aún no entendemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *