¿Sufres de ansiedad de separación al Smartphone?


Hoy en día es difícil no ver a los jóvenes conectados con su Smartphone, ya sea a las redes sociales, visionando vídeos o juegan online.

Las ventajas e inconvenientes de la tecnología

Son muchas las funciones que permite la tecnología y llevarla en el bolsillo gracias a un Smartphone conectado a Internet hace que se pueda consultar el e-mail cuando se recibe una notificación, o esté conectado un contacto, todo ello para facilitar las interconexión y la inmediatez de la comunicación.
Pero esta tecnología a traído consigo también ciertos riesgos, en cuanto al uso y abuso de dichos dispositivos, ya sea en los dedos a la hora de escribir los mensaje, o en el sueño, debido a la luz de los dispositivos.
Igualmente y relacionado con el uso del aparato y el sueño, se ha observado cómo este es frecuentemente interrumpido para comprobar si ha llegado algún mensaje de un conocido o para escribir uno, perjudicando tanto en la calidad como en la cantidad de sueño, pero ¿Sufres de ansiedad de separación al Smartphone?


Vídeo Recomendado: Obsesión celular: la nomofobia y otros males del siglo XXI

Sobre las nomofobia

Esto es precisamente lo que se ha tratado de averiguar con una investigación realizada desde el Departamento de Comunicación, Universidad de la Ciudad de Hong Kong (Hong Kong) junto con el Departamento de Ciencia Interactiva, Universidad de Sungkyunkwan (Corea) cuyos resultados han sido publicados en julio del 2017 en la revista científica Cyberpsychology, Behavior, and Social Networking.
En la investigación participaron trescientos un estudiante universitario, con edades comprendidas entre los 18 a 37 años, de los cuales ciento sesenta y tres eran mujeres
Todos ellos encuestados de forma virtual a través de la plataforma Google Form donde se le preguntaba sobre los niveles de memoria, el apego, y la nomofobia, además de solicitarle datos sociodemográfico, frecuencia de uso del Smartphone y desde hace cuánto lo tiene.
El término nomofobio hace referencia al miedo por perder el uso del Smartphone, ya sea por la separación física del mismo o por que se quede sin pilas, lo que provoca altos niveles de ansiedad, nada más con pensar en esa posibilidad, lo que se ha equiparado a la ansiedad de la separación, que se observa en los bebés cuando se alejan sus madres de su lado.


Ansiedad a la separación del Smartphone

Los resultados muestran cómo las personas más apegadas al Smartphone, lo llegan a identificar como una extensión de sí mismo, evocando recuerdos positivos, lo que se traduce en un aumento de los niveles de ansiedad en la separación.
Aspectos que no se han hallado entre los que no mantienen ese vínculo estrecho con el Smartphone.
Algo que se ha visto potenciado gracias a la personalización del aparato, lo que lo convierte en parte de uno mismo, aumentando así el apego hacia el Smartphone y aumentando la posibilidad de sufrir nomofobia.
Entre las limitaciones del estudio está el evaluar esos niveles de ansiedad para comprobar si son reales o sólo percepciones de los usuarios de Smartphone.
Igualmente y tal y como indican los autores del estudio, los encuestados pertenecen a una franja de edad concreta, por lo que no se pueden extrapolar los datos a otras poblaciones sin realizar nueva investigación al respecto.
A pesar de lo anterior, hay que tener en cuenta que los beneficios de la tecnología se logran con su uso, pero no así con el abuso de la misma, es por ello que hay que tomar conciencia sobre los riesgos que puede entrañar para limitar su uso a las horas de trabajo, controlando el tiempo de ocio que usamos con el Smartphone, que se lo quitamos al contacto cara a cara con los otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *