¿Son todos los testigos igualmente creíbles?


Los testigos de un delito normalmente están sometidos a muchas tensiones, ya que de su palabra puede que encarcelen o no a un sospechoso.

La importancia del Testigo

Este nivel de tensión aumenta a medida que llega el momento de juicio, y más en estados donde la pena de muerte está vigente, lo que puede determinar “literalmente” la vida o la muerte del sospechoso.
Hay que tener en cuenta que los testigos además tiene una carga emocional añadida, en cuando a que en el momento del delito que se juzga el testigo pudo quedar “impresionado” por aquel acto, máxime si fue sorpresivo o violento.
Hacer “rememorar” los hechos acaecidos puede provocar al testigo las emociones vividas en aquellos momentos, lo que le puede conducir a sufrir estrés post-traumático, a pesar de que su vida no necesariamente haya sido puesta en peligro en aquel acto.
Sueños recurrentes, rememorando el hecho, sudor en la cama, y sensaciones de ahogo, susceptibilidad, irritabilidad y evitación de los lugares en que sucedieron el acto del cual es testigo, suelen ser síntomas comunes que van a afectar a muchos testigos.
Aumentando la sintomatología anterior a medida que se acerca el juicio y debe de contar los hechos con el máximo de detalle, lo que le hace “rememorarlo” con toda la emocionalidad que lleva asociado.
Hoy en día, gracias a los avances de las ciencia forense, muchas pruebas pueden ser extraídas del lugar de los hechos, pero el testimonio sigue siendo esencial en muchos casos pero ¿Son todos los testigos igualmente creíbles?


Vídeo Recomendado: Credibilidad del Testimonio

La personalidad del Testigo

Esto es lo que ha tratado de responderse con una investigación realizada desde la Facultad de Ciencias Aplicadas, Universidad de Edimburgo (Escocia) cuyos resultados han sido publicados en el 2017 en la revista científica Journal of Articles in Support of the Null Hypothesis.
En el estudio participaron ochenta estudiantes, con edades comprendidas entre los 18 a 25 años, de los cuales la mitad era mujeres.
La tarea consistió en ver un vídeo donde una mujer llevaba a cabo un robo, con posterioridad se le ofreció información falsa al respecto, y para finalizar se les pasó por una prueba de reconocimiento.
A todos ellos se les administró el cuestionario de personalidad Big Five para conocer sus rasgos de personalidad.
Este test estandarizado que es uno de los más usado para evaluar personalidad permite distinguir cinco tipo de rasgos:
– Energía: afecto, asertividad, actividad, búsqueda de emociones positivas.
– Afabilidad: confianza, honradez, altruismo, cumplimiento, modestia, sensibilidad, altruista, apoyo emocional a los demás.
– Tensión: perseverante, ordenado, obediente, lucha por el logro, autodisciplina, reflexión.
– Estabilidad emocional: con capacidad para afrontar la Ansiedad, hostilidad, colérica, depresión, timidez, impulsividad, irritabilidad, frustración o vulnerabilidad.
– Apertura mental: fantasía, apertura a nuevos sentimientos ideas o valores.


Personalidad y falso testimonio

Los resultados muestran que únicamente de los cinco rasgos de personalidad evaluado, únicamente el que corresponde a “Apertura a la experiencia” está correlacionado con un testimonio más acertado, donde a mayor apertura mental, mayor facilidad para acertar en el testimonio, y al contrario, a una menor apertura mental, más facilidad de cometer errores en el testimonio.
Hay que tener en cuenta la limitaciones del estudio, en cuanto a que únicamente han analizado una situación de laboratorio, y no a un testigo real, en que los niveles emocionales implicados serían mucho mayores, pudiendo mantenerse o no los resultados anteriores.
En estudio anteriores se había encontrado cómo la memoria se veía influida positivamente por los rasgos de personalidad, sobre todo en lo que respecta a la Estabilidad emocional y Apertura mental, los cuales permitían un mejor recuerdo.
Con respecto al papel del testigo se ha encontrado que los rasgos de neuroticismos, extraversión y psicoticismo, siguiendo el modelo de Eysenck están relacionados con la veracidad del testimonio,
La importancia de estas investigaciones, es porque se ha estimado que el 26% de los casos, el testimonio se ve influenciado por los rasgos de personalidad del testigo, es decir, uno de cada cuatro testimonios puede ser “falseado” por las características del propio testigo, de ahí la importancia de conocer cómo influyen estas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *