¿Son todas las víctimas iguales?


Una de las situaciones más dramáticas para la persona es cuando es agredida, pero más aún cuando no recibe el apoyo de los demás.

Agresiones y víctimas

Cuando sufrimos una agresión nos sentimos “Débiles e indefensos” y tratamos de buscar “Apoyo social“, un consuelo o una “palabra amiga”.
Pero no todas las víctimas parecen sentirse igualmente recibido por los vecinos. Así, cuando la agresión la sufre un vecino, el sentir general y la indignación parecen mayores que si lo sufre un extranjero o un turista.
Algo que también pueden percibir las víctimas, de ahí que cuando a alguien le sucede algo en el extranjero trate de contactar con su embajada para recibir la ayuda y el apoyo necesario de “los suyos” pero ¿Son todas las víctimas iguales?


Vídeo Recomendado: Las juventudes mexicanas. Exclusiones, violencias y sentido de pertenencia.

Investigación sobre las víctimas

Esto es lo que ha tratado de averiguarse con una investigación realizada desde el Department of Psychology & Educational Sciences, University of Tehran; junto con el Department of Psychology & Educational Sciences, Shahid Beheshti University (Irán) cuyos resultados han sido publicados en la revista científica International Journal of Psychology.
En el estudio participaron ciento cuatro mujeres, a las cuales se las dividió en cuatro grupos experimentales: víctima iraní, víctima de otro lugar; víctima “culpable” o inocente moralmente.
A todos se las realizó una entrevista para conocer su forma de sentir, e igualmente se las evaluó mediante procedimiento implícito mediante la prueba de Implicit Association Test.
Los resultados muestran que independientemente de que la víctima fuese “culpable” o inocente moralmente, era mayor el grado de empatía con la víctima si esta era de su población que si era extranjera.


Empatía sólo para las víctimas propias

Hay que tener en cuenta la idiosincrasia del pueblo iraní a la hora de interpretar los resultados, por lo que se requiere de nueva investigación en otras poblaciones antes de llegar a una conclusión sobre esta cuestión.
Otra de las limitaciones del estudio es que únicamente participaron mujeres, por lo que se desconoce la opinión y sentir masculino de dicha población.
Dicho lo cual y tal y como muestran los resultados La empatía hacia la víctima se ve mediada por nuestro sentimiento de pertenencia al grupo
Esto podría explicar por qué a pesar de estar “bombardeados” por los medios de comunicación sobre la Tragedia de los refugiados, víctimas de todo tipo de abusos, Apenas existen movimientos sociales que denuncien dichas situaciones.
Hay que tener en cuenta, que, a pesar del esfuerzo por parte de las autoridades del país de acogida por darle, los “vecinos” no sienten la misma empatía por estas personas de la que sentirían si son otros habitantes de su misma población desplazados por ejemplo por efecto de una inundación.
Algo en lo que, sin darse cuenta, fermentan las propias campañas de concienciación hacia el refugiado al centrar su mensaje en que son extranjeros y no tanto en que son personas necesitadas, con lo que seguramente conseguiría un mayor impacto y con ello la acogida sería mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *