¿Se puede superar el duelo gracias a una App?


Muchas son las aplicaciones relacionadas con la salud a las que se tiene acceso hoy en día.

Apps de salud

Hoy en día casi todo el mundo tiene acceso a los smartphones o teléfonos inteligente, los cuales tienen la capacidad de instalar pequeños programas, ya sean desde los más simples como el despertador o el reproductor de música, hasta los relacionados con el tráfico o la gestión empresarial.
Desde hace unos años se está realizando una apuesta por el ámbito de la salud acercándola a través de estos pequeños programas o Apps, aspecto que no siempre ha sido visto con buenos ojos, debido a que cualquiera puede crearlos y subirlos para su distribución gratuita o de pago sin requerir nada más que unos breves conocimientos técnicos.
De ahí que se haya visto con recelo estas Apps que en algunos casos “desinformaban” o simplemente se limitaban a repetir la información de Wikipedia.
Pero desde las universidades y centros de investigación se han dado cuenta del potencial de estas Apps, y ha apostado por la creación de las mismas con la máxima rigurosidad científica posible, de forma que ahora el paciente puede estar conectado en tiempo real con su médico, o este ver las constantes vitales del paciente sin precisar moverse de su consulta, pero ¿Se puede superar el duelo gracias a una App?


Vídeo Recomendado: El duelo por suicidio – Cecília Borràs para Mémora

El duelo por la pérdida

Esto es lo que se ha presentado en noviembre del 2017 en el Workshop on Interactive Systems in Health Care (EE.UU.) por parte de la Universidad de Indiana, junto con la Escuela Simmons y la Universidad Claflin (EE.UU.).
Estos investigadores han partido de que la situación de duelo tarde o temprano va a suceder a todo el mundo, con la pérdida de un ser querido, aspecto que conlleva una serie de sintomatología próxima a la depresiva, y que en algunos casos se hace crónico y desencadena un trastorno de Depresión Mayor.
Los autores han realizado primeramente una revisión de las Apps existentes, viendo que estas se limitaban a ofrecer “espacios abiertos” donde expresar y compartir el dolor de la pérdida, donde un administrador del sitio “mediaba” en dichos testimonios.
Entendiendo los investigadores que esta era una forma muy limitada de abordar el duelo y sobre todo de ayudar a la persona que está pasando por esta eta, establecieron diseñar una App que superase lo ofertado actualmente y que fuese una respuesta “efectiva” para aquellas personas que lo necesitasen.
Para ello se les pasaron tres cuestionario tanto de forma presencial en los grupos de apoyo al duelo, como de forma telemática a través de los grupos de Facebook sobre el duelo, donde se les preguntaba, estos cuestionarios fueron, el Inventory of Complicated Grief (ICG) para la evaluación de las complicaciones durante el duelo, el Texas Revised Inventory of Grief (TRIG) para determinar la sintomatología asociada al duelo y el Coping Strategies Questionnaire (CSQ) para estudiar las estrategias de afrontamiento empleadas ante el duelo.
En el estudio participaron setenta y tres mayores de edad, con edades comprendidas entre los 45 a 54 años, siendo el 96% mujeres. Todos ellos habían perdido a un ser querido en los últimos cinco años.

App y duelo

Tres fueron los temas principales que mostraron los participantes, con respecto a la conexión, la investigación y la lectura y el legado.
Con respecto a la conexión, el 36% habían buscado a personas que habían pasado por similares circunstancias para hablar, como forma de desahogo de su propia experiencia.
Con respecto a la investigación y lectura, el 27% indicó que se había dedicado a leer sobre el dolor y la pérdida de otros, algo que le había ayudado a superar esos momentos.
Con respecto al legado, los participantes se solían involucrar en actividades y actos que de “alguna forma” sirviesen para mantener el legado o la memoria “viva” de la persona fallecida, escribiendo en las redes sociales sobre ello o participando en eventos sociales.
Con esta información diseñaron una App donde se les trataba de abarcar los puntos anteriores, creando un espacio de interacción entre usuarios que habían pasado por similares circunstancias, además de proporcionar lecturas y documentos al respecto; además de un espacio para dejar testimonio de la persona fallecida, con lo que dar respuesta a las demandas más habituales planteadas por los usuarios de los grupos de apoyo al duelo ya sean presencial o virtualmente.
Entre las limitaciones del estudio comentar que únicamente se selección a personas mayores de edad, no pudiendo conocer cuáles son las inquietudes de los menores con respecto al duelo.
A destacar en el estudio el uso de Facebook para aproximarse a grupos de pacientes clínico o como en este caso a personas que están en duelo, aspecto que de otra forma supondría un mayor coste de tiempo y esfuerzo para los investigadores, aspecto que cada vez es más tenido en cuenta, ya que son los interesados en una misma temática los que se reúnen para hablar y compartir material útil a través de los grupos de Facebook.
El esfuerzo de la creación de esta App es encomiable, en el sentido que tratan de dar respuesta a un problema centrado en las propias necesidades de los usuarios que pasan por el duelo, y con ello que consigan el mayor apoyo social para hacer el tránsito lo más llevadero posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *