¿Se puede prevenir la anorexia?

Muchos son los intentos por explicar sobre el origen y mantenimiento de la anorexia, tanto desde el punto de vista genético como social.

El problema de la anorexia nerviosa

A pesar de que se ha logrado identificar alguno de estos factores que dan origen o facilitan la aparición del trastorno de anorexia, aún queda mucho en cuanto a la prevención se refiere.
Una problemática que se extiende de forma desigual por el mundo, siendo los más afectados los países más desarrollados; e igualmente tiene una diferencia incidencia en función del género y de la edad de los pacientes, tal y como se puede observar en la gráfica interactiva siguiente:


Intervención en la anorexia nerviosa

Actualmente existe todo un protocolo de intervención, tanto desde los centros de salud como hospitales, sobre cómo actuar cuando se detecta a un paciente que sufre anorexia.
Algo relativamente fácil de comprobar cuando se encuentra en fase avanzada, debido a la delgadez extrema de la persona.
Con posterioridad, una vez atendido hospitalariamente, se les deriva a un especialista para empezar el tratamiento para la recuperación.
Con muchas y diversas las técnicas empleadas para ello, ya sea con re-educación de la alimentación, supervisión de la comida y terapia propiamente dicha.
En la terapia son varios los factores que se trabajan, desde la imagen persona, la autoestima, el autocontrol,…pero ¿Se puede prevenir la anorexia?


Vídeo Recomendado: Baeza P&F | Anorexia – Causas y tratamientos

Buscando indicios en la Anorexia Nerviosa

Esto es precisamente lo que se ha tratado de resolver con una reciente investigación realizada desde el Department of Psychology, University of Connecticut (EE.UU.) cuyos resultados se han publicado en la revista científica Eating Disorders: The Journal of Treatment & Prevention.
En el estudio participaron doscientas sesenta y dos mujeres que fueron reclutadas de dos ambientes diferentes en Internet, quienes buscaban información médica sobre causas y consecuencias de la anorexia (ciento treinta y tres mujeres entre 18 a 55 años); frente a los que buscaban métodos “extremos” para adelgazar (ciento veintinueve mujeres entre 18 a 40 años).
Se invitó a sus usuarios a rellenar tres cuestionarios, uno en el que debían calcula el índice de masa corporal, uno sobre autoestima y un tercero sobre sintomatología depresiva.
Igualmente se les hizo preguntas para detectar la presencia de anorexia, y sobre su posicionamiento personal hacia este trastorno.
Los resultados muestran que aquellas personas que estaban “de acuerdo” con la anorexia, mostraban un menor índice de masa corporal, mayores niveles de sintomatología asociado a este trastorno y una menor autoestima.
Entre las reclutadas que frecuentaban páginas “favorables” a la anorexia se observó que además tenían sintomatología depresiva.


Diagnosticando la Anorexia Nerviosa

Entre las limitaciones del estudio, está el que no se ha realizado ningún tipo de seguimiento de estas personas para ver si su opinión y las relaciones encontradas se mantienen en el tiempo o no.
Igualmente tampoco se las ha preguntado sobre su historial clínico y si han sido diagnosticadas con este u otro trastorno de la alimentación.
A pesar de lo anterior, parece claro que aquellas personas que “simpatizan” con la anorexia son más proclives a sufrirla, frente a los que únicamente se informan sobre ella.
Una buena forma de detectar población en riesgo y por tanto que requiere de una mayor atención para ayudarla a que no caiga en dicho trastorno.
Dejando fuera de este análisis estaría el qué hacer con este tipo de páginas, canales de youtube,… ya que queriéndolo o no, están fomentando este tipo de trastorno con todas las consecuencias tiene que sobre el paciente y sus familiares.
Ya son varios los países que han regulado al respecto prohibiendo la “propaganda” que favorezca este tipo de trastornos, evitando que los más jóvenes se vean expuestos a información incorrecta, parcial y en algunos casos hasta falsa, que “promete” una figura más delgada, aún a riesgo de la salud de la persona.
Igualmente queda fuera de este estudio, la necesaria educación de los progenitores para que sepan identificar los primeros síntomas de esta problemática, y por tanto tratar de buscar ayuda profesional en los primeros momentos de la misma.
Para concluir y respondiendo a la pregunta de este artículo, parece que sí se puede conocer qué jóvenes están a sufrir anorexia, precisamente los que visitan este tipo de páginas de Internet que “simpatizan” con la anorexia y sus supuestos beneficios.

Serie ciberpsicologia - Novedades en Psicologia

CiberPsicología - Novedades en PsicologiaEbbok Gratis - CiberPsicologia: Relacion Mente e Internet - - La Casa del Libro- Cátedra Abierta de Psicología
Ebbok Gratis CiberPsicologia: Relacion Mente e Internet  - Amazon - Cátedra Abierta de Psicología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *