¿Se puede mejorar el diagnóstico del autismo mediante un Sistema de Experto?


Los avances tecnológicos permiten automatizar buena parte de nuestros procesos productivos, pero en el ámbito de la salud también se está realizando avances.

Trastornos del desarrollo

El Autismo, es actualmente uno de los retos más importantes para la ciencia, tanto por la falta de conocimiento sobre porqué se produce, como por no tener todavía una “cura” para el mismo.
A diferencia de otros trastornos del desarrollo, la sintomatología del Trastorno del Espectro Autista permanece más allá de la infancia, es decir, es una situación con la que van a tener que convivir tanto los progenitores como el paciente durante toda su vida.
La tecnología ha tratado con éxito muchos trastornos, pero en el caso del Autismo, todavía no se han producido avances significativos al respecto pero ¿Se puede mejorar el diagnóstico del autismo mediante un Sistema de Experto?


Vídeo Recomendado: Autismo: Signos de alerta, diagnostico y los primeros 100 días

Diagnóstico del Autismo

Esto es lo que ha tratado de resolverse con una investigación realizada desde el Information Systems Department, Sultan Qaboos University (Omán) cuyos resultados han sido presentados en la revista científica International Journal of Computing & Information Sciences.
Los investigadores han diseñado un sistema experto para la detección temprana del Autismo basado en el historial del menor, de la familia, la sintomatología actual,… permitiendo el diagnóstico de cinco categorías, Autismo Leve, Autismo Medio y Alto Autismo; Asperger y Autismo Disgregado.
Un sistema experto es un programa capaz de detectar patrones, y establecer relaciones entre variables, que en ocasiones no son fáciles de ver para los humanos.
La automatización de dicho sistema permite detectar de forma temprano los casos de autismo, a medida que se vayan cumpliendo los parámetros establecidos.
Para comprobar la validez del sistema se evaluó a veinticinco potenciales niños, de los cuales el 75% eran niñas.


Sistema de Experto para el Autismo

Los resultados indican que se trata de un sistema sencillo y barato de emplear, y que además aumenta la conciencia de los síntomas del autismo entre los progenitores, ya que son estos los que deben de responder a la mayoría de las cuestiones planteadas sobre su hijo.
Precisamente, esa falta de automatismo en la recogida de datos es el punto de vista más débil de este sistema de experto, ya que depende de la percepción de los progenitores, y no de una verdadera evaluación cara a cara con el profesional.
A pesar de la limitación anterior, el avance permite entender cómo el desarrollo tecnológico puede mejorar aspectos de la vida tan importantes como el diagnóstico en el autismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *