¿Sabes si sufres Autismo en su forma leve?

La sintomatología del Autismo en su forma leve, puede pasar desapercibida, pero sigue teniendo consecuencias en la vida del pequeño.

Autismo en su forma leve.

Cuando uno piensa en autismo, quizás lo hace en los casos más severos, o donde los síntomas son tan evidentes que difícilmente queda duda al respecto.
Donde existe un evidente retraso en el desarrollo de la comunicación, con ausencia de mirada al interlocutor, movimientos repetitivos e incluso en algunos casos autolesiones.
Pero este término abarca desde el Autismo en su forma leve hasta el que presenta una mayor sintomatología.
De hecho la última modificación del sistema de diagnóstico americano DSM-V a aunado distintos tipos de autismo en uno sólo denominado Trastorno del Espectro Autista, el cual abarca todas las formas de autismo sin hacer distinción en subtipos como se hacía con anterioridad, separando entre Trastorno Autista, Trastorno de Asperger, Trastorno generalizado del desarrollo no especificado, entre otros.
Sea cual sea el sistema de clasificación empleado, lo que está claro es que sus efectos y consecuencias van a estar ahí incluso si se sufre Autismo en su forma leve, lo que va a tener implicaciones tanto en el mundo de las relaciones sociales como en su desempeño profesional y a la hora de formar una familia.
Haciendo que estas personas que sufren autismo tengan una mayor dificultad a la hora de desenvolverse en la vida frente a lo que no lo sufren.
Una situación que podría corregirse desde la infancia si se obtuviese un adecuado diagnóstico, ya que se podría poner tratamiento neuropsicológico compensatorio que sin duda facilitarían la vida futura del pequeño, pero ¿Sabes si sufres Autismo en su forma leve?



Detección Autismo

Esto es precisamente lo que se ha investigado desde las universidades de Cambridge y Reading, junto con Funcación Trust Cambridgeshire and Peterborough NHS (Inglaterra), cuyos resultados han sido publicado en la revista científica PLOS ONE.
Para ello se llevó a cabo un macro estudio a través de la web de la cadena de televisión inglesa Channel 4, en donde los participantes debían rellenar un cuestionario estandarizado autoadministrado denomiado Autism-Spectrum Quotient (AQ), el cual sirve para detectar sintomatología de Autismo en su forma leve.
Un total de 514.972 adultos rellenaron el cuestionario además de informar de datos sociodemográficos, edad, género, ocupación y lugar de residencia.
La edad de los participantes fue entre los 16 y los 89 años, siendo el 66,2% de los mismos mujeres.
Los resultados informan sobre una relación significativa entre los resultados proporcionados por el cuestionario y el género, alcanzándose puntuaciones más elevadas en varones frente a mujeres. Algo que concuerda con los resultados previos donde se observa una incidencia del Autismo de 4 casos en varones frente a 1 en mujeres.
Igualmente resultó significativo la puntuación alcanzada con la ocupación desempeñada. Así los que mostraron puntuaciones altas en el cuestionario se dedicaban a labores más técnicas, como ingeniería, computación o ciencia.
Esto es, profesiones que no dependen tanto del contacto con otras personas, como relaciones públicas, personal sanitario, o en la enseñanza.
No resultando significativo con respecto a la edad del participante, ni la localidad en donde vive.

Autismo Leve

Hay que tener en cuenta, que para participar en el estudio no se pedía ningún tipo de requisito previo, por lo que no se ha controlado si la persona que ha respondido tiene diagnosticado un Trastorno del Espectro Autista o no.
A pesar de lo cual, el gran volumen de participantes hace que los resultados sean muy robustos y que las conclusiones puedan ser aceptadas, por lo menos para la población objeto de estudio.
Las implicaciones del estudio son varias, primeramente los hombres están más expuestos a sufrir Autismo en su forma leve, pero lo novedoso y más destacable es que, aún sin recibir diagnóstico al respecto, va a tener una incidencia en la vida adulta de la persona, tal y como lo refleja la diferencia con respecto a la ocupación.
Ocupación que por otro lado, también va a afectar al nivel de desarrollo económico, y a sus posibilidades de desarrollo social y personal.
Luego los casos no diagnosticados y tratados, aún cuando son leves, no hacen si no ocultar una realidad, que a la larga va a perjudicar a la vida del adulto.
La persona, sin darse cuenta, amolda su futuro profesional a sus capacidades, o en este caso, a las limitaciones sociales, propias del Autismo, sin darse cuenta que con la intervención neuropsicológica adecuada, puede corregirse, pudiendo llevar una vida totalmente normal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *