¿Qué tipo de demencia es más frecuente en Argentina?


Uno de los aspectos más importantes para un gobierno es distribuir correctamente los recursos para ello debe de conocer el número de casos de demencia de su país.

El problema de la Demencia

Cuando pensamos en demencia, sino somos profesionales de la salud o personas relacionadas con este ámbito, es probable que lo equiparemos al término de locura, pero no tiene nada que ver.
La demencia es un estado temporal o permanente de pérdida de funciones cognitivas, ya sea por un fallo o deterioro neurológico.
Los síntomas externos que se observan es la pérdida de habilidades ya sean memorísticas, del habla, de razonamiento u otra cognitiva, que se va a reflejar también en la forma de actuar y comportarse el paciente.
En los casos más avanzados además el paciente puede presentar delirios y rasgos psicóticos, que es de esto de lo que se ha popularizado la idea de demencia = locura.
Según el tipo de demencia, esta puede ser tratable o no, o puede recuperarse el paciente o no.
Las demencias pueden clasificarse en grandes grupos según su etiología, así se habla de degenerativa o primaria, que incluye a la enfermedad Alzheimer, la enfermedad Pick, de otras demencias fronto temporales y las demencias por cuerpos de Lewy.
En cuanto al otro grupo, denominado demencias secundarias, se encuentran las demencias vasculares, en las trompadas por tumores, por deficiencias de vitaminas de 6 o 12, o por hipotiroidismo entre otras.
Cada una de estas va a tener su propio desarrollo y sintomatología, es por ello de la necesidad de saber la incidencia o prevalencia de cada una de éstas en la población, ya que con ellos se puede diseñar programas de prevención e intervención, así como asignar recursos humanos y económicos a aquellas demencias que estén más presentes en la población pero, ¿Qué tipo de demencia es más frecuente en Argentina?


Vídeo Recomendado: Argentina y Japón analizaron estrategias para el manejo de la demencia senil

Distribución de Demencia en Argentina

Para responder a esta cuestión es contratado con el gobierno de Argentina el cual me ha facilitado un informe al respecto de un estudio realizado en el 2011.
En este estudio se han estudiado la incidencia de la demencia en 292 usuarios de los servicios sanitarios de Argentina, de los cuales un 73% de los entrevistados eran mujeres, con una edad media entre 72 a 82 años.
Es estudio informa acerca a la incidencia y número de casos en función del tipo de demencia se hizo utilizando la clasificación existente en ese momento es decir el DSM-IV y el CIE-10 conjuntamente.
De todos los participantes únicamente 81 de ellos no padecía algún tipo de demencia, lo que supone el 27% de los entrevistados. De entre los restantes, los resultados informan de un gran número de afectados por la enfermedad de Alzheimer, superior incluso al resto de las otras demencias juntas (83,8% y 16,2% respectivamente), tal y como se muesta en la siguiente gráfica:


Gráfica de Distribución de Demencias en Argentina

La segunda causa de demencia más frecuente, muy por detrás, es el deterioro cognitivo mínimo (23,6%), seguido de las demencias vasculares (12,3%), tal y como se muestra en la siguiente gráfica:


Gráfica de Frecuencias de Demencias en Argentina

Limitaciones del estudio de Demencia en Argentina

Indicar que los propios investigadores señalan que la selección de los usuarios no se corresponde a una muestra representativa de la población, ya que en ella sólo se incluían a personas que acudían a consulta.
Igualmente informar que el estudio no proporciona el acceso a los datos del mismo, si no resumen estadístico, por lo que no se puede conocer hasta qué punto las proporciones anteriores, se mantienen iguales en función del género.
Basado en estos resultados tiene sentido que el gobierno argentino implemente políticas de prevención y tratamiento dirigida principalmente al caso de la enfermedad de Alzheimer, ya que va a ser la principal demanda de entre sus usuarios de más edad.


Desde aquí mi agradecimiento al gobierno de Argentina por haberme facilitado el informe cuyos datos han sido presentados en este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *