¿Qué papel tiene el apoyo social en la Esclerosis Múltiple?


Si bien no todas las enfermedades son igualmente conocidas la Esclerosis Múltiple es una de las más temidas por sus efectos “devastadores”.

Sobre la Esclerosis Múltiple

La Esclerosis Múltiple es una de las enfermedades neurológicas más frecuentes y temidas, la cual afecta principalmente a mujeres de edad adulta, entre los 20 a 40 años, caracterizado por una desmielinización afectando de este modo al cerebro y a la médula espinal.
Son muchas las consecuencias que van a generando esta enfermedad crónica, sobre todo en cuanto al control motor, lo que a ir reduciendo poco a poco la autonomía y calidad de vida del paciente.
Siendo frecuente que estos pacientes sufran sintomatología depresiva, aunque la causa de la misma no está todavía suficientemente explicada.
Se ha planteado que el sufrimiento de una enfermedad crónica es suficiente para desencadenar la depresión, otros autores hablan de que la pérdida de autonomía sería la responsable, mientras que otros lo achacan a factores sociales o de personalidad, pero ¿Qué papel tiene el apoyo social en la Esclerosis Múltiple


Vídeo recomendado: ¿Qué es la esclerosis múltiple? – Estación Salud

El papel de lo psicológico en la Esclerosis Múltiple

Esto es lo que ha tratado de responderse con una investigación realizada desde el Centro de Investigación Clínica Isfahan MS junto con el Departamento de neurología y el Hospital general de Alzahra, Universidad Isfahán de ciencias médicas (Irán) cuyos resultados han sido publicados en el 2017 en la revista científica International Journal of Psychology and Neuroscience.
En el estudio participaron ciento veinte pacientes con la enfermedad de esclerosis múltiples
A todos ellos se le administró una escala para evaluar la presencia de sintomatología depresiva a través del Beck’s depression questionnaire; igualmente se analizó las características de personalidad a través del Big Five; y el apoyo social percibido, mediante doce preguntas.


El papel de lo social en la Esclerosis Múltiple

Los resultados muestran que aquellos pacientes que tienen mayores niveles de neuroticismo son los que sufren más sintomatología depresiva; mientras que la flexibilidad mental y la extroversión tienen una correlación negativa con la depresión, explicando entre las tres variables el 41% de la presencia de síntomas depresivos.
De esta forma aquellos que tienen mayores niveles de extraversión y flexibilidad mental mostraban menores niveles de depresión.
También se encontró que aquellos pacientes que tenían mayores niveles de apoyo social percibido mostraban menor sintomatología depresiva.
Entre las limitaciones del estudio está en que no informa ni del género ni de la edad de los participantes, por lo que no se puede saber si alguna de esas características es relevante para los resultados hallados. Igualmente, la idiosincrasia del pueblo iraní impide poder extrapolar los resultados a otras poblaciones, por lo que se requiere de nueva investigación al respecto.
A pesar de lo anterior, conocer el perfil de los pacientes de esclerosis múltiple más expuestos a sufrir depresión permite establecer planes de prevención en concreto, pudiendo proporcionar ayuda profesional, que incidirá principalmente en cuanto al apoyo social percibido, ya que las variables de personalidad no se van a poder modificar ya que constituyen la forma de ser de cada uno.
Además, hay que tener en cuenta que la percepción, en este caso del apoyo social, no implica una relación directa con un número de miembros ya sean amigos o familia, si no que depende de cómo lo vivencie la persona, así puede estar rodeada de conocidos y amigos, y a pesar de ello sentirse sola; o puede estar, a solas con su pareja, y sentirse acompañada. Es pues, esta variable psicológica sobre la cual se puede intervenir para modificar la percepción del paciente, y con ello prevenir la aparición de la sintomatología depresiva.

Para acceder a este y otros artículos de esta revista científica puede hacerlo siguiendo este enlace:
https://neuropsyjournal.wordpress.com/issues/vol-3-2017-issue-1-jan-apr/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *