¿Qué papel juega la familia en la Alexitimia?


Son muchas las consecuencias que va a sufrir un adulto con altos niveles de Alexitimia.

Sobre la Alexitimia

Si bien, durante mucho tiempo se ha considerado esta como una característica biológica, actualmente se entiende que se trata de algo aprendido durante la infancia.
Hay que tener en cuenta el papel destacado del ambiente a la hora de moldear a la persona sobre todo en los primeros años de vida.
La falta de una personalidad conformada hace que pueda influenciarse en mayor medida por las opiniones, comentarios y normas de los demás.
Una educación o experiencias “inadecuadas” pueden conllevar un desarrollo “inadecuado” por parte del menor; igualmente una falta de estimulación puede empobrecer la vida y comprometer el futuro desarrollo.
Basado en estos conceptos ha surgido una teoría explicativa sobre el origen de la Alexitimia, donde la infancia se convierte en la etapa sensible de su formación pero ¿Qué papel juega la familia en la Alexitimia?


Vídeo Recomendado: Alexitimia, Platicando en Familia

Origen de la Alexitimia

Esto es lo que ha tratado de averiguarse con una investigación realizada desde la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, Universidad “Kore” de Enna (Italia) cuyos resultado se han publicado en el 2017 en la revista científica Clinical Neuropsychiatry.
En el estudio participaron ciento cuarenta jóvenes, de los cuales la mitad eran mujeres, con edades comprendidas entre los 15 a 23 años.
Todos completaron el Parental Bonding Instrument (PBI), para evaluar el estilo percibido para cada uno de los progenitores; el Toronto Alexithymia Scale (TAS – 20) para evaluar el nivel de Alexitimia y el Experience in Close Relationship (ECR) para evaluar la relación con los progenitores.
Se encontraron diferencias significativas entre el estilo percibido de los padres y el género del participante.
Los varones con altos niveles de Alexitimia se veían muy influidos por el control parental mientra que entre las mujeres el control paterno parece jugar un menor papel entre aquellas que tenía una mayor puntuación de Alexitimia.
Igualmente se observó como los más jóvenes, menores de 18 años se sentían significativamente menos capaces entender de comunicar adecuadamente sus emociones que los mayores.
Igualmente las mujeres percibían en mayor medida el afecto maternal y la protección paternal, frente a los varones.


Familia y Alexitimia

Entre las limitaciones del estudio está la población objeto de estudio, la siciliana, con una idiosincrasia que requiere de nueva investigación en otras poblaciones antes de dar por validos los resultados.
Tal y como afirman los autores, los resultados apoyan las teorías que explican la presencia de la Alexitima como una “reacción” al ambiente familiar donde se desarrollo el joven.
Así, en familias orientadas al intelecto, se cultiva en menor medida la acción y la imaginación lo que genera a individuos con dificultades para comprender y expresas adecuadamente sus propias emociones, especialmente entre los varones.
Esto permite comprender el origen de la Alexitimia, y por tanto se puede establecer planes de intervención incluso desde la adolescencia, de forma que se consiga “compensar” la influencia de los padres, proporcionando un espacio donde el joven pueda descubrir sus emociones y aprenda a expresarlas de forma adecuada, mediante el desarrollo de la Inteligencia Emocional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *