¿Qué consecuencias psicológicas tiene vivir en la calle?


¿Qué consecuencias psicológicas tiene vivir en la calle?
El aislamiento social, la estigmatización, y la pérdida de posibilidades futuras, debe ser parte de las consecuencias de vivir en la calle.

Vivir en la calle

En algunos países, en los últimos años, y debido a la crsis económica que los ha azotado, ha hecho que el número de personas que viven en la calle aumente considerablemente.
Bien porque sean personas que han perdido su puesto de trabajo, o por otro tipo de problemas económicos.
Personas que hasta hace no mucho, llevaban una vida normal, tal y como pensaban.
Y ahora se tienen que enfrentar a una nueva realidad, de incertidumbre, pero que se va a ir auto alimentando, de forma que cuanto más tiempo en la calle, menos posibilidades de reinserción tendrá.
Pero si son muchos los factores sociales, y de inclusión, al que se ve sometida la persona, ¿Qué consecuencias psicológicas tiene vivir en la calle?



Efectos de vivir en la calle

Esto es lo que ha tratado de responder una reciente investigación realizada conjuntamente por la Universidad de KwaZulu-Natal (Sudáfrica) y el Colegio Universitario de Ciencia y Tecnología Regent (Ghana) cuyo resultados han sido publicados recientemente en la revista científica International Journal of Mental Health Systems.
En el estudio participaron 227 jóvenes (46% mujeres) entre los 8 a 19 años, con una edad media de 12 años.
Se emplearon varias medidas para evaluar el nivel de salud psicológica de los jóvenes, el El Cuestionario de Fuerza y Dificultades (SDQ) que evalúa comportamientos disruptivos en los jovenes, la Escala Multidimensional de Apoyo Social Percibido (MSPSS), la escala de resiliencia de Connor-Davidson (CD-RISC), la escala de estigma social de Kidd, y de la Encuesta de Comportamiento de Riesgos en la Juventud Africana, cuatro preguntas sobre el suicidio, cinco sobre la adicción a sustancias y once sobre comportamiento violento.

Consecuencias psicológicas de vivir en la calle

Los resultados informan de el 87% de los jóvenes en la calle presentan sintomatología psicopatológica, con problemas emocionales en el 68.9%, de conducta en el 73.8%, problemas de hiperactividad e inatención en el 53.9%, y problemas de relaciones en el 88.6% de los jóvenes. Todo ello rodeado de una gran estigmatización social y falta de apoyo social percibido lo que agrava aún más la situación personal.
Aunque los resultados no son del todo novedosos, pues ya se habían informado con anterioridad, de un mayor incremento de psicopatología entre las personas que viven en la calle. El estudio hace especial hincapié en los efectos psicológicos entre los más jóvenes y vulnerables.
Lo que nos recuerda que a la hora de atender este colectivo, no sólo se requiere de medios materiales, si no también de ayuda psicológica al respecto.
Además estas personas en la calle que sufren de psicopatología es, con bajos recursos y posibilidades, escasamente van a poder seguir un tratamiento farmacológico cuando lo sea requerido.
Es por ello de la importancia de este estudio a la hora de hacernos reflexionar sobre un colectivo al que escasamente se le da importancia desde el punto de vista psicológico, mayoritariamente por la estigmatización social que sufren.
Pero el estudio requiere de nuevas investigaciones para poder extender sus conclusiones, ya que está muy centrado en una sola región, y en una sola situación cultural, por lo que falta determinar si en otras culturas se sufre la misma estigmatización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *