¿Por qué hemos olvidado escribir en Colombia?


Los avances tecnológicos, el uso del internet, los procesos académicos y aún más el nivel de autoconocimiento y autocontrol del individuo, han llegado al límite.

Artículo escrito por Dª. Nancy Jiménez, Psicóloga y Docente de la Corporación Universitaria Minuto de Dios (Colombia). quien nos presenta la cátedra que imparte denominada Inteligencia Emocional.

Descubriendo la Inteligencia Emocional

Estas dos palabras propias de una inteligencia emocional bien estructurada, se están dejando en manos del sistema tecnológico, con el triste resultado que un aparato al frente les corrija los textos y la ortografía. Se entiende que debemos estar a la vanguardia de la tecnología, haciendo uso adecuado del mismo y no soltando hasta nuestras ideas para que una máquina las rediseñe.
Los profesionales no están acostumbrados a escribir, no existe una cultura para publicar y mucho menos un estímulo para que los estudiantes y profesores escriban en revistas de su profesión. Se entiende que escribir no es fácil, pero es importante poder hacerlo.
Al iniciar el proyecto de aula como docente Universitaria, con estudiantes de VI, VII del Programa de Administración de Empresas de la Corporación Universitaria Minuto de Dios, el objetivo era claro, más que retomar todo lo que se ha olvidado, es inculcar en los jóvenes el hábito de leer y escribir, no sólo por entregar un trabajo o recibir una nota, depende de cada uno el fin que persiga; porque no todos mantienen metas comunes.


Vídeo Recomendado: Inteligencia Emocional en la escuela: Ana and Carmen at TEDxGalicia

Los beneficios de la Inteligencia Emocional

La propuesta inicia cuando de un trabajo cualquiera, se observa que se les dificulta el uso de los signos de puntuación, la redacción y la opinión de un texto o argumentación. Debido a esto se desarrollan dentro del aula talleres que fortalezcan esas habilidades que se han dejado y se motive a los estudiantes a escribir.
No es fácil, porque hasta para los docentes retomar un proceso que se tenía en manos del sistema, resulta complicado.
Sin embargo y sin dejar sin méritos el proceso educativo, ya que dentro de cada programa se encuentran asignaturas que llevan al estudiante a éste fin, especialmente en los primeros semestres; se encuentra la grave apreciación por parte de los jóvenes, que hay cosas más importantes.
Hay que recordar que en la etapa de la infancia se forman miles de millones de conexiones sinápticas en el cerebro y la escritura, al igual que el juego y la manipulación de objetos, contribuye a estimular la actividad cerebral y el desarrollo de estas conexiones. Si este proceso no fuera importante, se dejaría en manos de la tecnología, se ahorraría tiempo y se enseñaría a los niños a manejar un computador antes que la unión de unas sílabas; entonces en que se está fallando; se sabe que la escritura ayuda a la coordinación de los movimientos musculares y fomenta la destreza, especialmente el control motor fino, es decir, la coordinación de brazos, manos o dedos para la ejecución de movimientos y a la memoria para lograr establecer patrones de asociación de caracteres que luego se unen formando sus propias ideas; esto no se puede perder.
En un artículo publicado “¿POR QUÉ ES IMPORTANTE ESCRIBIR PARA PUBLICAR?” de Dª. Silvia Navas Orozco y Dª.* Rocío Pérez Brenes afirman que: “Uno de los grandes retos que enfrentamos las personas hoy en día, es el de poder comunicar nuestros conocimientos y experiencias, ya que estamos más acostumbrados a la comunicación oral, dejando de lado la escrita, pues escribir no es tarea fácil, máxime cuando el mundo actual se mueve en una especie de perfeccionamiento del vocabulario científico, y surgen palabras muy complejas, como manifestación de dichos cambios. El escribir bien es una tarea que requiere tiempo, estudio y dedicación. Es una habilidad derivada de una combinación balanceada entre ciencia y arte, conocimiento e inspiración. ¿Cuál es la mejor forma de aprender a escribir? Definitivamente escribiendo, pero también leyendo.


La Inteligencia Emocional en las aulas

Con todos estos datos y aprovechando la cátedra que imparto, inteligencia emocional en el Ejercicio Profesional dentro de la universidad, observando características de cada uno de los estudiantes, me llevó a la pregunta de ¿Qué profesionales quiero formar? Realmente integro los principios fundamentales de la institución para ser líder y generador de ideas dentro de un grupo. Retomando palabras del escritor irlandés George Bernard Shaw:

“El cerebro no es un vaso por llenar, sino una lámpara por encender”

Con tantas capacidades y habilidades que hay en los jóvenes la idea no es saturarlos de información, sino lograr que sean generadores de ideas.” en éste artículo se habla de que a los profesionales no les gusta escribir y mucho menos publicar, y tener la iniciativa con los estudiantes de que cada uno publique una opinión de un artículo ha sido ganancia para ellos como estudiantes y para mí como docente.
La invitación a todos es a incentivar la escritura y la lectura dentro de las aulas Universitarias, limitando así el uso del chat y el aislamiento social que esto conlleva, retomando palabras que se están cambiando por los famosos emoticones.
Agradezco al Dr. Juan Moisés de la Serna; Psicólogo la oportunidad de que los estudiantes de la catedra Inteligencia Emocional puedan escribir sus opiniones de sus artículos en el BLOG CATEDRA ABIERTA DE PSICOLOGIA Y NEUROCIENCIAS, con el fin de incentivar la escritura y la lectura.


Vídeo Recomendado:Video Institucional Uniminuto Sede Principal – Bogotá

La enseñanza de la Inteligencia Emocional

Hay que tener en cuenta que la incorporación de materias relacionadas con la Inteligencia Emocional, no sólo deben ser bienvenidas, si no incentivadas por parte de los propios docentes, ya que existe suficiente evidencia científica que apoya los beneficios para los jóvenes y su futuro.
Parte fundamental también de la educación es otorgar valor a la enseñanza mediante el fomento de prácticas que ayuden a formar profesionales y personas de futuro, más allá de que recuerden datos, fechas o alguna información sobre la materia impartida.
Los docentes han sido y son en muchos casos ejemplo de profesionalidad de los alumnos, los cuales aspiran a convertirse en personas de provecho a la vez que desempeñan su labor en la sociedad, de ahí que sean los propios docentes los que fomenten en su clases valores de reflexión y maduración personal que les ayude a este proceso.
Materias como el de la Inteligencia Emocional están siendo cada vez más comunes en las instituciones educativas, ya que no sólo ayudan a la personas a conocerse mejor si no que facilita el respeto hacia la diferencia, la convivencia, y el uso de medios no coercitivos para resolver los conflictos.

Desde aquí mi agradecimiento a Dª. Nancy Jiménez, Psicóloga y Docente de la Corporación Universitaria Minuto de Dios (Colombia) por haber compartido su proyecto educativo de la cátedra de Inteligencia Emocional.

Serie ciberpsicología - Novedades en Psicologia

CiberPsicología - Novedades en Psicologia
Ebbok Gratis - CiberPsicologia: Relacion Mente e Internet - - La Casa del Libro- Cátedra Abierta de Psicología

6 Replies to “¿Por qué hemos olvidado escribir en Colombia?”

    1. Gracias por su comentario. La verdad que es que del sueño casi nadie se preocupa, pues piensa que es algo que se puede “recuperar”, pero hay que mantener una adecuada “higiene del sueño” para poder tener una vida de calidad. Saludos.

  1. Excelente artículo, es difícil hoy día respetar los horarios hasta para algo tan necesario e importante como es dormir bien.

  2. Aunque la tecnología ha alcanzado límites inimaginables en pleno siglo XXI, en efecto es triste ver que las personas no son capaces de escribir, si no se tiene un aparato que les corrija su ortografía, esto habla también de la dependencia que tenemos de la tecnología. La escritura debe ser un tema de mucho fortalecimiento que se debe desarrollar en espacios como el hogar, colegio, universidad etc. Buen articulo Da Nancy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *