¿Quiénes son más compasivos los hombres o las mujeres?

A pesar de los muchos descubrimientos todavía queda mucho por conocer entre las diferencias hombre-mujer, ¿Quiénes son mas compasivos?

En una sociedad preocupada por los resultados individuales, en ocasiones “damos la espalda” el desarrollo de la compasión.

Compasión

La compasión es vista en muchas culturas como una “debilidad” del ser humano; pero si nos paramos a pensar, esto es precisamente lo que nos distingue de muchos animales.
Cuando hay una persona anciana, enferma o discapacitada, se “activa” en nosotros la compasión, y tendemos a ofrecer ayuda y protección; algo que ya se ha observado desde nuestros ancestros, al encontrar en enterramientos a personas con huesos fracturados cicatrizados, señal de que el grupo atendió y cuidó al accidentado, el suficiente tiempo como para que se curase.
A los compasivos se les moviliza también en las causas solidarias, cuando sucede un problema social o catástrofe, y se recibe ayuda de verdaderos desconocidos.
Un protector contras las emociones negativas como la ansiedad, el enfado o el miedo, fomentando la amistad, y las relaciones sociales.
Un constructo que está muy relacionado con la empatía, la capacidad de entender las emociones del otro y ponernos en su situación.
Pero igualmente, está presente en nuestra vida diaria, y lo podemos usar en mayor o menor medida según nuestro desarrollo emocional, pero ¿Quiénes son más compasivos los hombres o las mujeres?



Agresividad verbal

Esto es lo que se ha tratado de responder con una investigación realizada por el Department of Communication, California State University, Fresno (EE.UU.) cuyos resultados han sido publicados en la revista científica Journal of Happiness & Well-Being.
En el estudio participaron seiscientos trece estudiantes universitarios, de los cuales trescientos diez eran mujeres, con edades comprendidas entre los dieciocho a cuarenta y dos años.
A todos ellos se les administraron una serie de cuestionarios estandarizados, para evaluar el nivel de compasión se empleó el Compassion Scale, para evaluar el nivel de tensión personal a la hora de comunicarse se empleó el Personal Report of Communication Apprehension (P.R.C.A.-24); para evaluar el nivel de neuroticismo se uso el Hypersensitive Narcissism Scale (H.S.N.S.) y por último para evaluar el nivel de agresividad verbal habitualmente empleado se usó el Verbal Aggressiveness Scale.
Como factores principales, los resultados muestran diferencias significativas en función del género en cuanto a la compasión, siendo más elevada en mujeres.
También se encontraron diferencias significativas en cuanto al nivel de tensión en la comunicación y en el uso de agresividad verbal, siendo en ambos casos mayor en hombres.
Por último no se han encontrado diferencias en cuanto al narcisismo en función del género.
Como factores de interacción, se encontró que cuanto se es más compasivo, se exhiben niveles más bajos de tensión en la comunicación, de agresividad verbal y narcisismo.

Narcisismo

Entre las limitaciones del estudio está el emplear únicamente evaluaciones de tipo cuestionario, en vez de emplear otras de tipo observacional o role-play para evaluar lo que realmente haría en una situación real.
En el estudio no se ha evaluado la Inteligencia Emocional, factor fundamental para comprobar el desarrollo de habilidades de relaciones interpersonales; tampoco se ha evaluado el nivel de Alexitimia, relacionado con la capacidad de percibir las emociones en los demás y de dar una respuesta adecuada.
Igualmente y tal y como indica la autora del estudio, la constatación de diferencias significativas no está acompañada de una teoría que explique dichas diferencias, ni sobre las implicaciones que esto conlleva.
La autora también indica que para nuevas investigaciones queda analizar los distintos tipos de compasión, según la proximidad afectiva del destinatario de la misma, así como la autocompasión.
A pesar de las limitaciones anteriores, a diario está surgiendo nuevos estudios que constatan las muchas diferencias hombre-mujer, sin que eso suponga una comparación de “mejor-peor”, ni buscando degradar a ninguno de los dos.
Dicho lo cual, el cultivo de la compasión, lo que nos hace ser más compasivos, mediante el desarrollo de la Inteligencia Emocional, va a hacer que se tengan menores comportamientos verbales agresivos, y tensiones en la comunicación.
Algo que lejos de hacernos más “débiles” nos va a posibilitar establecer lazos afectivos, de amistad o íntimos más sólidos y duraderos, a la vez que tenemos una comunicación más cercana y directa, sin tensiones personales ni el empleo de la agresividad verbal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *