¿Qué papel juegan los otros en el acoso escolar?

Un reciente estudio observacional realizado en las escuelas de Suecia analiza el papel del resto de los compañeros en la aparición del acoso escolar.

Si bien cuando uno piensa el acoso escolar, lo suele hacer en el acosador y en la víctima, existen otros factores que van a estar facilitando o no que se produzca este acoso en el ámbito educativo.

Acoso escolar

Una de las situaciones más difíciles para los pequeños en edad escolar, es cuando el centro educativo se convierte en un lugar donde se recibe acoso. Esto es, en vez de ser un espacio motivador para el estudio y la formación del compañerismo, se vuelve el “peor” lugar para el menor.

Las consecuencias de dicho acoso son muchas, ya sea tanto en lo que se refiere a la reducción del desempeño académico, como en el ámbito emocional y de la autoestima. En esos momentos, en que es más vulnerable, porque todavía no tiene conformada su personalidad, precisamente entonces es cuando “aprende” lo “cruel que puede ser el mundo”.
Igualmente se han reportado que los pequeños que sufren acoso, debido a los altos niveles de ansiedad que deben soportar, pueden llegar a mostrar trastornos psicosomáticos, además de problemas del sueño, perjudicando así incluso en lo que se refiere a su salud.
Una situación de la que es difícil de escapar sin ayuda, ya que incluso los padres, sin saber lo que le sucede en clase, le animan a acudir todos los días al centro donde le agreden. Algo que aumenta la incomprensión y el aislamiento del menor, que sabe que en la puerta o a la hora del descanso se va a tener que ver humillado e incluso agredido por otro de sus compañeros, pero ¿Qué papel juegan los otros en el acoso escolar?



Buying escolar

Esto es precisamente lo que trata de investigar desde la Universidad Linköping (Suecia) cuyos resultados han sido recientemente publicados en la revista científica Children & Society.
El estudio de tipo observacional se basó en analizar la conducta mostrada por 96 estudiantes de sexto grado, 50 niños y 46 niñas, con edades entre los 10 a 12 años. Se observaron y analizaron seis situaciones de acoso escolar que se producía en las escuelas.
Se detectaron distintos patrones sociales que aparecían en aquellos grupos donde existía acoso entre alguno de sus miembros, como el de naturalizar y justificar el acoso además de culpar a la víctima por esa situación; considerar el acoso como una forma de ritual social, como vía de inclusión social del “diferente”; estigmatizando a la víctima, por temor a ser excluido del propio grupo.
Luego los grupos de estudiantes conforman una cultura propia de la que excluyen a todos los que consideran “no normales”, y es precisamente alguno de estos el que se convierte en víctima, mientras los demás del grupo, prefieren “mirar para otra parte” ante el acoso, viéndolo como “adecuado” para no ser ellos mismos los “marginados” del grupo.

Acosador escuela

Hay que tener en cuenta que el método “natural” o de observación, empleado a principios de la historia de la psicología, tiene muchos problemas de control de variables, y sus conclusiones son difícilmente generalizable. Ya que si bien, sirve para dar cuenta de lo acontecido en un lugar, en un momento, estas circunstancias son difíciles que se repitan igual en otros lugares.
Es por ello que se requiere de nueva investigación al respecto donde se controlen mejor las variables a estudiar, para saber cómo influye una sobre otra, y poder así diseñar planes de prevención e intervención cuando surge el acoso escolar en el aula.
Tal y como señala el autor del estudio, es insuficiente establecer programas de prevención e intervención en el acoso escolar basado sólo en la figura del acosador y de la víctima. Hay que incluir en esa ecuación también la cultura del grupo, el cual sirve de germen para que se produzca el acoso hacia uno u otro alumno.
Igualmente, los demás se convierten en papel fundamental en el sostenimiento de esta conducta socialmente no reprochada. De forma que sean capaces de denunciar la situación incluso compañeros no implicados en dicho acoso.
Ya que lo primero, y fundamental para detener esta situación es la denuncia tanto al profesor como a los padres. Para que estos pongan solución a la situación creada, ya que los menos de por sí, sin la debida información y entrenamiento, es difícil que sean capaces de detener el ciclo de acoso.
De ahí la relevancia de este estudio, que devuelve el foco de atención a todo el conjunto de la clase, tanto en cuanto a la hora de implementar políticas de prevención como para la intervención ante la aparición del acoso escolar.


Ebook Salud Emocional - Catedra Abierto de Psicología y Neurociencias

Teoría Psicosomatica - Novedades en Psicologia
Ebbok Gratis - Aproximacion Psicosomatica - Amazon - Cátedra Abierta de Psicología
Patologia Psicosomatica - Novedades en Psicologia
Ebbok Gratis - Trastorno Psicosomatico - Amazon - Cátedra Abierta de Psicología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *