¿Son los ancianos más vulnerables a los engaños?


Uno de los problemas de familiares y cuidadores en con respecto a los engaños en ancianos.

Estafa a ancianos

Este colectivo cada vez más frecuentes, debido al incremente de la esperanza de vida, se ha vuelto en algunos casos objeto de timos y estafas por parte de “profesionales” que buscan víctimas fáciles de engañar.
Aunque tradicionalmente se ha considerado que “la experiencia es un grado” y que por tanto los ancianos, con su experiencia vital han aprendido a desconfiar de los timos, la realidad es bien diferente.
Ya no es infrecuente que la policía se acerque a los centros de mayores a dar charlas sobre qué evitar, en quién desconfiar y qué no hacer, para prevenir que sean víctimas de delitos y estafas.
En ocasiones, los policías inciden en las precaución como primer paso, pero también en ir acompañado de otro familiar cuando se trata de asuntos económicos e incluso para sacarlo del banco, debido a que es en esos temas donde los delincuentes se encuentran “al acecho”.
Situación, que cuando sucede crea un gran pesar en los ancianos, por no haber sido capaces de darse cuenta de las “señales” que indicaban sobre los “peligros” que entrañaba una determinada persona, pero ¿Son los ancianos más vulnerables a los engaños?


Vídeo recomendado: Como Prevenir Estafas, Robos y Timos a Personas Mayores con Darío Falcón

Causa de engaño a ancianos

Esto es lo que se ha tratado de resolver con una investigación realizada desde el Instituto de Psicología, Universidad de Gottingen y el Instituto de Psicología, Universidad de Leipzig (Alemania) cuyos resultados han sido publicados en el 2018 en la revista científica British Journal of Psychology.
En el estudio participaron ochenta adultos, la mitad con edades comprendidas entre los 18 a 31 años y el resto con más de 61 años.
A todos ellos se les evaluó la Teoría de la Mente, la “Sabiduría” a través de juicios de valor sobre la situación recreada en unos textos determinados, la inteligencia cristalizada a través del Multiple-choice Word Test (MWT-B) donde se debía de elegir la respuesta correcta en listas de cinco palabras y la inteligencia fluida a través de pruebas de velocidad evaluado mediante el Trail Making Test (TMT).


Prevención del timo a ancianos

Los resultados muestras una disociación entre la Teoría de la Mente y la Sabiduría, es decir a medida que se envejece la capacidad de discernir el engaño en el otro (Teoría de la Mente) se va reduciendo, a pesar de que la sabiduría vaya aumentando con el tiempo, y estabilizándose en la tercera edad.
Estos cambios en la teoría de la mente corroboran con los datos de la inteligencia fluida la cual se independiente de la experiencia (la sabiduría), y que facilita a la persona razonar y resolver problemas.
Así los autores relacionan la disminución de la capacidad de tomar decisiones en función de un razonamiento previo con la pérdida progresiva de detectar “señales” de engaño en los demás y con ello de la Teoría de la Mente.
Entre las limitaciones del estudio está el que se realizó una investigación de laboratorio basado en situaciones planteadas por textos que los participantes debían de leer y no por una situación real, igualmente no se ha establecido ningún análisis en función del género por lo que no se puede conocer si las diferencias halladas afecta más a los hombres o mujeres.
A pesar de las limitaciones anteriores, lo datos parecen claro en cuanto a la vulnerabilidad de esta población a los timos y engaños, al ver reducida su capacidad para detectar las “señales” al respecto, es decir, la Teoría de la Mente, y todo ello a su vez, según los autores, causado por una reducción en la inteligencia líquida.
Por tanto las acciones desde la policía por avisar a esa población sobre los timos más frecuentes van a tener un efecto reducido, más allá de “alarmarlos” y hacer que sean “algo” más precavidos.
Estos programas tendrían una mayor impacto sobre esta población si informase específicamente para aumenta la inteligencia líquida de la persona, lo cual se hace o bien entrenándola, aspecto que queda fuera de las competencias de la policía, o bien enseñando a “pedir ayuda” ante determinadas decisiones más complejas o que sean relativas a los aspectos económicos.
Esto es, cuando la persona no es capaz de por sí de darse cuenta de las posibles trampas o timos, cuando se trate de tema económicos debería de contar con el asesoramiento y apoyo de alguna persona, por ejemplo en el caso de un familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *