¿Influye la genética en lo psicológico?


La relación entre la genética y lo psicológico ha sido un ámbito de discusión casi desde los orígenes de la psicología.

La genética en lo psicológico

Si se concibiese que todo lo psicológico está preprogramado en la genética, no tendría sentido el campo de la psicología, salvo como una especialización de la propia rama de la genética.
Y, al contrario, si no existiese relación alguna entre la genética y lo psicológico, no tendría sentido la genética humana tal y como se concibe hoy en día.
Los datos actuales defienden una aproximación intermedia, donde existe una base genética y un “libre albedrío” de lo psicológico que se construye sobre dicha base.
Aunque es cierto que algunas patologías nos “recuerdan” la importancia de un desarrollo genético adecuado para poderse desarrollar la persona con todas sus capacidades. Tal es el caso del Síndrome de Down donde se producen problemas en el desarrollo cognitivo por una alteración genética al tener una copia extra del cromosoma 21, también conocido como trisomnía del par 21.

Información sobre el Síndrome de Down | HealthGrove

Un tercer factor que va a influir en el campo de la psicología es el medioambiental, es decir, las circunstancias que rodean a la persona, ya sea en el ámbito afectivo, social e incluso económico.
Un trinomio genética, ambiente y persona que van a conformar lo que somos, pensamos y hacemos, todo ello además basado en nuestras propias experiencias, aciertos y errores, pero ¿Influye la genética en lo psicológico?


Vídeo Recomendado: El niño y el adolescente con síndrome de Down

Psicología y genética

Esto es lo que se ha tratado de responder con una reciente investigación encabezada por la Social Science Genetic Association Consortium y realizada por un grupo internacional de ciento noventa científicos cuyos resultados han sido presentados por el Center for Economic and Social Research in the USC Dornsife College of Letters, Arts and Sciences publicados en Nature Genetics.
En el estudio considerado como el más grande realizado hasta la fecha, participaron 982.420 personas, donde se analizaron sus secuencias genéticas para detectar la presencia o no de correlación con tres características psicológicas:
– la satisfacción con la propia vida que tiene que ver también con la felicidad, para lo cual se estudiaron a 300.000 personas.
– la sintomatología depresiva, para lo cual se analizaron a 550.000 personas.
– el neuroticismo, extraído del modelo de personalidad de Eysenck, para lo cual se analizaron a 170.000 personas.
Con respecto a los resultados informan que en el caso de la satisfacción con la propia vida se encontraron correlaciones con tres variantes genéticas que podían explicar los distintos niveles de satisfacción.
Con respecto a los síntomas depresivos se hallaron dos variantes genéticas que lo explicaban.
Por último, con respecto a la presencia de neuroticismo se encontraron once variables genéticas que tenían una influencia directa en el mismo.


La Genética comportamental

A pesar de estos descubrimientos, y tal y como afirman los autores del estudio, es pronto para poder sacar conclusiones al respecto, ya que hay que analizar el “peso” de cada una de estas variantes genéticas, y cómo se expresan en la vida de la persona.
Igualmente cabe destacar como limitación del estudio que no hayan encontrado correlaciones en otras características psicológicas, ya sea por no haberlo incluido en su modelo o porque estas no fueran significativas con ninguna variante genética analizada.
A pesar de lo anterior, el descubrimiento anterior es un paso en la dirección correcta para conocer y comprender aún más la naturaleza humana, sin deslegitimar por ello los avances que desde la psicología se realizan en este ámbito.


Ebook Psicologia Felicidad - Cáteedra Abierta de Psicología y Neurociencias
CiberPsicología - Novedades en Psicologia
Ebbok Gratis - Psicología de la Felicidad - Amazon - Cátedra Abierta de Psicología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *