¿Es responsable nuestra pareja de la obesidad?


Muchas son las causas de la obesidad, entre ellas aspectos de tipo social.

El problema de la Obesidad

Los demás nos sirven en muchos casos como indicadores de cómo estamos haciendo las cosas, si bien o mal, en función de lo que ellos mismos hacen.
Se habla mucho de la presión social y el seguimiento de modelos en el caso de trastornos de la alimentación asociados con la falta de ingesta, como la anorexia, aunque no está tan claro esta relación con la obesidad.
Igualmente, los demás pueden ser una fuente de estrés o presión que puede tener consecuencias directas en nuestros hábitos alimenticios, e indirectamente en el padecimiento de la obesidad.
Pero si esta influencia la pueden ejercer nuestros allegados y conocidos ¿Cuál es el papel de nuestra pareja en la determinación de que podamos sufrir obesidad?


Vídeo Recomendado: La psicología de la obesidad.

Pareja y Obesidad

Esto es lo que se ha tratado de analizar con una investigación realizada desde el Department of Sociology; el Indiana University Network Science Institute; el Department of Gender Studies; el The Kinsey Institute for Research in Sex, Gender, and Reproduction, Indiana University junto con el Department of Sociology, Social Work, and Anthropology, Utah State University y el Department of Sociology, University of Kentucky (EE.UU.) cuyos resultados han sido publicados en la revista científica Plos One.
En el estudio participaron doscientas quince parejas, extraídos de un estudio mayor de cuatrocientas una familia denominado Networks and Obesity: Relationships and Mechanisms Study (N.O.R.M.S.).
Se realizó un análisis de las parejas en función de la respuesta hacia conductas saludables; aspectos sociodemográficos; Índice de Masa Corporal; así como el peso ideal de la pareja empleando para ello el Collins Adult Female (or Male) Scale.
Se encontraron diferencias significativas entre las respuestas de conductas saludables de la pareja y el IMC, de forma que cuanto más permisivas eran, en cuanto a no realizar ejercicios físicos y comer en exceso, mayor el peso de la pareja.


Relación de pareja y sobrepeso

Entre las limitaciones del estudio está el no incluir ninguna medida sobre el clima de pareja, ya que esta puede ser una variable que puede determinar la capacidad de influencia de un miembro de la pareja sobre el otro.
A pesar de lo cual, los resultados parecen claros en cuanto a la importancia de contar con una pareja que apoye hábitos de vida saludables tanto en lo que refiere a la realización de ejercicio físico moderado de forma diaria, como a una ingesta equilibrada de comida.
Los desajustes de la pareja o simplemente su permisividad, puede llevar a la persona la obesidad, no quiere decir que sea determinante ni decisivo, pero que sí que es más probable que se llegue al sobrepeso cuando a la pareja no le parece mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *