Entrevista a Dª Lorena González quien nos habla sobre el juego del autoconocimiento

Entrevista a Dª Lorena González, psicóloga en el centro Avanza Psicología, y tutora de Prácticum de la Universidad de Oviedo, quien nos habla sobre el juego del autoconocimiento

– ¿Qué es el juego del autoconocimiento y cómo surge?
El Juego del Autoconocimiento nació como una forma de conocer mejor a mis pacientes, y por eso, su principal utilidad es terapéutica. Pero no es sólo eso, ya que, pronto me di cuenta de que a ellos, de forma personal, el juego también les ayudaba a conocerse mejor a sí mismos, a sentirse mejor y a cambiar diferentes actitudes que bloqueaban su evolución personal, mejorando así considerablemente su autoestima y autoconcepto.
El juego se crea a partir de la necesidad de conocer exhaustivamente a otra persona. De una forma visual el individuo que realiza el juego comprende, analiza y aprende a gestionar todas y cada una de sus capacidades y rasgos que conforman su personalidad teniendo en cuenta su situación actual y circunstancias presentes.
El hecho de externalizar dichos rasgos ayuda a conocer y comprender diferentes formas de actuación, pautas de comportamiento y actitudes que una persona presenta ante determinadas situaciones vitales. Analizarlas una a una permite una mejor asimilación de virtudes y defectos, capacidades y carencias, valores y principios, y un sinfín de aspectos debido a la versatilidad del formato.
Por tanto, podemos decir que el Juego del Autoconocimiento es una herramienta terapéutica que facilitará la labor de psicólogos y profesionales de la salud mental, y que se puede utilizar en diferentes momentos del proceso terapéutico, como en la evaluación y en el tratamiento.

– ¿Para quién va dirigido el juego del autoconocimiento?
El juego del autoconocimiento va dirigido a profesionales de la salud mental y encajaría en cualquier tipo de terapia donde sea fundamental el conocimiento intrínseco de una persona. Asimismo, es una técnica que se puede emplear en cualquier otro ámbito personal, social, empresarial, etc.
Entre sus muchas aplicaciones, el Juego del Autoconocimiento se puede utilizar en diferentes ámbitos de la psicología, como pueden ser: el aprendizaje sobre uno mismo, un aprendizaje social en cuanto a conocer de forma más exhaustiva a otras personas, un aprendizaje clínico como técnica dentro de la psicoterapia convencional, un método de selección de personal como forma de conocer explícitamente a los candidatos al puesto vacante, introducirlo como actividad en talleres de autoestima, motivacionales u organizacionales, así como cualquier otra utilidad, método o proceso que requiera el conocimiento detallado de la identidad de una persona.

– ¿Qué beneficios ofrece el juego del autoconocimiento?
Una de las grandes ventajas de este juego es que consigues conocer a la persona pormenorizadamente, a través de diferentes preguntas se va haciendo una imagen bastante fiel y real del comportamiento genérico de la persona dentro de una problemática determinada o en su vida en general.
Para la propia persona que realiza el juego conlleva un beneficio al descubrir realmente cómo es, y muchas veces no como creía que era, lo que supone un cambio importante en la autoestima. También provoca una reacción en cuanto a que ve probable o necesario cambiar ciertas actitudes que le están perjudicando ante una situación o persona.
El juego resulta muy útil en el campo de la psicología, ya que, propone alcanzar los siguientes objetivos beneficiosos para paciente y terapeuta:
• Identificación de los rasgos que componen la personalidad de un individuo.
• Reflexión sobre rasgos, capacidades, actitudes, creencias y valores personales.
• Evaluación terapéutica de los rasgos de personalidad y comportamiento de un paciente.
• Favorece el diagnóstico y propone pautas de tratamiento, a través de los rasgos a mejorar, modificar o eliminar.
• Obtención de una visión global de la identidad de una persona.
• Elaboración de planes de acción para la adquisición, aumento y/o supresión de determinados rasgos, actitudes y creencias.
• Conocimiento, por parte de la persona que aplica el juego, de los rasgos de identidad, comportamiento y personalidad del jugador.
• Aumento de la empatía y la comprensión, pudiendo mejorar las relaciones con las personas del entorno, potenciando la comprensión y la comunicación interpersonal.
• Conocimiento de las emociones, las acciones que las provocan y la forma de gestionarlas.
• Aumento de la autoestima, valoración de las propias capacidades y mejora de la seguridad personal.
• Conocimiento exhaustivo de los rasgos o actitudes que provocan un problema concreto.
• Potenciación de los rasgos considerados fuertes y mejora de los rasgos considerados débiles.
• Favorece la exploración de caminos profesionales en función de las propias capacidades sin explotar.
• Eliminación de miedos y barreras, tras comprobar que se dispone de los rasgos y recursos necesarios para afrontar una determinada situación.
• Planificación de acciones poniendo en marcha determinados rasgos que la persona ya posee.
Además de todas estas, existen muchas más posibilidades de aprendizaje y evolución gracias al juego del autoconocimiento.

– ¿Existe algún requisito de edad o desarrollo en el juego?
Si, se establece un rango de edad adecuado para aplicar esta técnica a personas mayores de 14 años. Aunque se ha realizado a niños y niñas de 12 y 13 años con buen resultado. Para poder aplicar el juego, es importante tener en cuenta que la persona a la que se le aplica debe tener un perfil marcado de su personalidad. En niños menores a esa edad, es posible que no entiendan determinados conceptos o no sepan definirse adecuadamente.
El único requisito para el correcto desarrollo de la técnica es conocerla en profundidad y manejarla con destreza.


Vídeo recomendado: El Juego del Autoconocimiento Personal

– ¿Cuál es la base teórica que hay detrás del juego del autoconocimiento?
El autoconocimiento ha sido un concepto ampliamente estudiado, desde la filosofía, Sócrates ya estaba convencido de que la verdad se encuentra en el interior de cada persona. La frase más conocida de este filósofo fue “Conócete a ti mismo” que resume su pensamiento, y decía que si llegamos a conocernos a nosotros mismos podríamos llegar a conocer la naturaleza o el origen tanto de la virtud como del vicio, es decir, de lo bueno y lo malo. También postuló que el autoconocimiento ayudaba a lograr la fuerza del carácter, el autocontrol, la justicia para poder estar bien con las personas del entorno y la piedad hacia los Dioses de esa época.
Carl Rogers fue otro estudioso del individuo en sí mismo, desarrollando la Teoría de la personalidad centrada en el yo, en la que concibe al ser humano como un ser racional, con el mejor conocimiento posible sobre sí mismo y sobre sus reacciones. En esta teoría propone el autoconocimiento como base de la personalidad y a cada persona como ser individual y único.
Por último, tomamos como referencia la Inteligencia Emocional, de Goleman y Weisinger, que describe el autoconocimiento como la primera aptitud que un ser humano debe poseer. Se dice que si uno logra conocerse bien a sí mismo, a ser consciente de sus fortalezas y debilidades, si aprende a identificar sus estados de ánimo y las consecuencias de sus actos, será más fácil que sea capaz de controlar sus reacciones y utilizarlas en su provecho. Además, podrá comprender mejor el comportamiento de los que le rodean, identificar sus sentimientos y emociones y actuar con eficacia en sus relaciones interpersonales.
Además de éstas, existen muchas otras teorías que comparten el punto de vista de que el autoconocimiento es la base para el desarrollo correcto del comportamiento, autocontrol y gestión emocional, evolución personal y mejora en la calidad de vida de las personas en general.

– ¿Qué partes componen el juego del autoconocimiento?
El Juego del Autoconocimiento está compuesto por:
• Una baraja de 144 tarjetas que representan rasgos positivos (identificados en color verde), negativos (en color rojo), neutros (en color amarillo) y en blanco (en color azul). En cada tarjeta se representa una sola palabra en el anverso y una indicación en el reverso para reflexionar acerca del significado para la persona.
• Dos tableros en los que se deben ir colocando cada etiqueta según corresponda, en función de la palabra extraída y en los que se representa el momento actual que define a la persona ¿Quién eres? y una proyección de su yo ideal ¿Quién quieres ser?.
• Un libro de instrucciones con explicación de la técnica y recursos para su correcta utilización. Incluye tres tablas en las que aparecen todas las palabras contenidas en las tarjetas diferenciadas por su valencia y en las que se incluyen instrucciones, indicaciones o cuestiones que invitan a la reflexión y análisis de cada adjetivo presente en las tarjetas.

El Juego del Autoconocimiento nace bajo el mantra “Conócete, Acéptate, Valórate”. A través de la dinámica del propio juego se da cumplimiento a la primera de las premisas Conócete, y para intentar que el aprendizaje sobre uno mismo sea lo más amplio posible, se ha elaborado un dossier con actividades complementarias al propio juego del autoconocimiento.
Además, como forma de completar las tres premisas anteriores, al Juego del Autoconocimiento se le añaden otros dos dosieres que favorecen la aceptación y la valoración de los rasgos y actitudes personales que la persona ha identificado durante el juego del autoconocimiento. La triología “Conócete, Acéptate, Valórate” es complementaria al juego pero a la vez independiente, es decir, pueden realizarse en conjunto o por separado, y se compone de:
1. Dossier Conócete: En el primer dosier se explica el concepto del autoconocimiento personal. Propone actividades que invitan a la reflexión sobre diferentes aspectos que abarcan algunos como identificar los éxitos y fracasos alcanzados, las críticas y elogios recibidos, conocimiento sobre la forma de actuar de cada persona en diferentes momentos de vida, entre otros.
2. Dossier Acéptate: En este dossier se busca que la persona acepte sus propios rasgos de personalidad, bien sean positivos o negativos, de esta forma podrá trabajarlos y/o potenciarlos. Se proponen actividades para conocer los propios valores y creencias, analizar los filtros cognitivos que producen la conducta resultado y el trabajo en identificación, aceptación y gestión de emociones, entre otras.
3. Dossier Valórate: En este último dossier se pretende conseguir que la persona se valore por cómo es, su Yo interior y sus rasgos que la definen. Las actividades propuestas son la asertividad, reflexiones acerca del desarrollo de la persona a lo largo de su ciclo vital, darse cuenta de lo verdaderamente importante en su vida, y la valoración dentro de las relaciones de pareja, entre otras.

– ¿Cómo es una sesión con el juego del autoconocimiento?
Una sesión del juego del autoconocimiento se desarrolla en, aproximadamente, 90 minutos. La persona a la que se le aplica el juego va extrayendo una a una las tarjetas contenidas y se le invita a la reflexión a través de cuestiones que el terapeuta realiza estratégicamente para conseguir que el paciente analice su forma de ser, actuar y personalidad.
Al finalizar el juego, se obtiene una visión global de los rasgos que componen la identidad del individuo. Asimismo, es el momento de elaborar un plan de acción para eliminar, mejorar o modificar determinados patrones de comportamiento y actitudes que se han visto reflejadas en el desarrollo de la técnica.
Sea como fuere, el resultado es que la persona siente que se conoce mejor, y desde este punto es más fácil conseguir la aceptación y la valoración de uno mismo. Al igual que el cambio y la evolución personal.

Desde aquí mi agradecimiento a Dª Lorena González, psicóloga en el centro Avanza Psicología, y tutora de Prácticum de la Universidad de Oviedo, por habernos acercado al juego del autoconocimiento