Entrevista al Dr. Shulem Gavriel sobre la Grafología Clínica I

A continuación presento la primera parte de la entrevista al Dr. Shulem Gavriel sobre la Grafología Clínica

– ¿Qué es Grafopatología y cuál es su objetivo? 
Grafopatología es una rama de la Grafología que se emplea para detectar y estudiar los rasgos gráficos proyectivos de las enfermedades físicas o psíquicas en la escritura, la grafía de la patología muestran el sello sui generis de cada enfermedad misma que en los rasgos escriturales da los indicadores del tipo de padecimiento, cuando el paciente tiene una afección relevante se le solicita que escriba con el fin de obtener una muestra de su escritura, cuando se realiza un procedimiento neuroquirúrgico al paciente se le podría pedir una redacción antes y unas semanas después de la misma para cotejar el tipo de evolución/involución en la adherencia del tratamiento de la enfermedad, la persona que ha sufrido una enfermedad importante no vuelve a escribir igual, el cerebro toma la enfermedad y la hace suya, por lo que los rasgos inherentes al padecimiento se almacenan y son transmitidos a través de la escritura.
Un representante de investigaciones de su letra en la especialidad de Grafopatología es Kanfer, él se dio cuenta de los cambios estructurales en sus rasgos escriturales tres años antes de fallecer. Cada enfermedad tiene su rasgo característico propio de la patología, mismos que pueden ser observables y analizadas en diferentes zonas de la conformación de la letra, estos patrones patológicos se ubican en las diferentes zonas gráficas, como es la zona inicial, zona superior, zona media, zona inferior y zona final. La letra tiene equivalencias con el cuerpo humano, de este modo se determina la ubicación donde se encuentre y el tipo de patología. Las anomalías pueden analizar a partir de la forma, presión, tamaño, continuidad, dirección, distribución, entre otros elementos en los rasgos escriturales.
La Grafología es un sistema analítico de carácter científico por contar con una metodología para decodificar el grafismo ejecutado por el escribiente, se somete a los criterios de reproducibilidad y teorías que fundamentan este saber. Se ajusta al sistema auxiliar de las ciencias sociales como la psicología, sociología y criminología, es de gran ayuda por ser un test proyectivo de personalidad con influencia del contexto que rodea al individuo por este motivo la grafología ayuda a comprender el gradiente emocional biopositivo y bionegativo en el paciente.


Vídeo recomendado: Enlace Judío – Jasid Y Grafólogo

– ¿Cómo se trabaja con la Grafopatología y la Grafología Clínica?
Existe una correlación clínica documentada entre la evaluación grafológica y el Manual Diagnóstico y Estadístico de Enfermedades Mentales (DSM-IV) con referencia a los procesos intrapsíquicos del paciente, este factor tiene aplicación con la evaluación psicológica, psicoterapéutica y psiquiátrica (Pedro José Foglia, 2012 y 2009 y dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/3786826.pdf), la aportación relacionada al grafoanálisis y el DSM IV en el momento que detecta los signos de alarmas contenidos en los escritos en el ámbito educativo en niños y adolescentes además del entorno profesional y sociocultural del adulto para analizar la conducta perniciosa en el campo predelicitiva relacionada a los trastornos, la Grafología aporta la detección de elementos clave del gradiente emocional bionegativo en conductas no deseables para poder afrontar un tratamiento que derive a la carga emocional biopositiva en Psicoterapia Gestalt, el trabajo se encamina a desarrollar el vínculo de aplicación al sistema educativo, en el que Jacqueline Peugeot (1999) aborda la minusvalía afectiva acompañada por la falta de autoconfianza y las dificultades de identificación con los pares, estos factores se detectan en la escritura al igual que los estados agresivos proyectados en violencia mostrados en la arquitectura gráfica con presencia de rasgos en forma de ángulo en la letra, disminución del tamaño de la grafía, finales en forma de alfiler, pies de la letra en forma triangular entre otros elementos escriturales, los rasgos anteriores no se presentan cuando la persona no tiene retrasos psicomotores, el paciente deja rasgos gráficos denotativos de la ansiedad y los síndromes gráficos. De acuerdo al Dr. Miguel Muñoz Colado (1994) vinculó a la grafología con el DSM- III, DSM-IV al definir los trastornos de ansiedad y demostrarlo con la aplicación de test grafológicos a pacientes con cáncer en laringe, la vinculación lo realizó con fundamentos grafológicos que mostraron la enfermedad, el agotamiento en la pulsión de vida y la ansiedad ante la muerte proyectada a través de la grafía, cada enfermedad biológica y psicosomática tiene su sello propio que se observa en la letra, (biblioteca.ucm.es/tesis/19911996/D/0/ AD0072601.pdf) con respecto al ámbito clínico en México tiene muchas posibilidades de acción por ser una ciencia en un campo virgen y también por no ser explotada como debe ser.
La personalidad es definida como la forma característica de comportarse, la incrustación de patrones de conducta que cada persona desarrolla de forma consciente o inconscientemente o la forma de adaptación al ambiente, la escritura analizada por medio de la grafología se usa como un test proyectivo de personalidad. Las letras son símbolos de la fonética proyectada del paciente sobre el soporte escritural, la Grafología es una ciencia determinada por el método empírico basada en experimentos, observaciones y evaluaciones además de los conocimientos teóricos que fundamentan el análisis.
En Alemania el Dr. Wilhelm Preyer fue el primero en descubrir que la escritura se genera en el cerebro y al estar relacionada con la carga del perfil emocional en la persona se considera actualmente a la Grafología como un auxiliar de la psicología. En 1905 el Dr. Preyer escribió un libro denominado “Sobre la Psicología de la escritura”, no importa como escriba la persona con la mano, pie o boca, los rasgos de las letras siempre serán los mismos (Arantxa G. de Castro, 2003).
El psiquiatra alemán Georg Meyer investigó los cambios espontáneos de las variaciones nerviosas orgánicas y las perturbaciones emocionales en escritos de enfermos en los que pudo comprobar el sello característico de cada una de las enfermedades proyectadas en la letra. La persona clave en la escuela alemana fue el filósofo, caracterólogo y grafólogo Ludwig Klages (1872-1952) quien aplicó por primera vez la teoría psicológica de la Gestalt en la Grafología, posteriormente otros grafólogos vincularon a la psicología Gestalt con la Grafología.
La Psicología Gestalt maneja en la teoría de la personalidad del individuo, el concepto del holismo que se sitúa en tiempo presente al relacionarlo con el eje de la responsabilidad y el darse cuenta de los actos cometidos por el paciente para ser tomados en cuenta y no proyectar su responsabilidad en otros. En este sentido Klages consideró a la escritura como un “todo integrado” o un holismo antes de analizar los elementos que se introducen al término Formniveau (nivel de forma), la Gestalt maneja las formas del inconsciente sobre la figura específica del consciente en la letra de acuerdo a las escuelas grafológicas que muestran estos hechos, entre sus obras más destacadas está la publicación denominada: “Figura, escritura y Carácter” publicada en 1917, de esta forma a la Grafología se usa para que el psicoterapeuta o el profesional de la salud con conocimientos en Grafología pueda observar y estudiar la grafía para comprender el gradiente emocional biopositivo y bionegativo en Psicoterapia Gestalt, es una forma factible de diseño y desarrollo de un instrumento de diagnóstico grafológico que usará como método de análisis de grafometría estructural aplicado a la detección de las áreas vulnerables para fortalecer el perfil emocional que aparece en la escritura del paciente por medio de la psicoterapia Gestalt.

Para trabajar con la Grafopatología y la Grafología Clínica, en ambos casos se inicia con la solicitud para el paciente con el fin de que redacte sin copiar un escrito de forma automática (consciente), se le proporciona varios bolígrafos de punto mediano y fino de varios colores para que el paciente escoja porque también se interpreta el color del útil inscriptor que se use, es relevante tomar el tiempo a partir de la instrucción sobre cómo se debe hacer hasta que termine el escrito, también se toma en cuenta los tiempos de latencia, sólo se escribe de un lado de la cuartilla en página y media al final de la misma se firma, al utilizar el esquema de la Grafopatología se tendrá el indicador de las alteraciones psíquicas y/o somáticas de las patologías específicas que tenga el paciente, el test que se tome como muestra debe guardarse, no se le devuelve al paciente si requiere se le proporcionará un dictamen sobre su estado de la carga emocional biopositiva y bionegativa, se continuará con muestras de test proyectivos nuevos para aplicar la Grafología Clínica mismo que se llevará a cabo cada tres meses como test de control con el que se cotejará con el test proyectivo inicial y los que se tenga en el expediente, además se podrá observar los pequeños cambios en la grafía debido al trabajo que el paciente estará realizando en las sesiones psicoterapéuticas, así se podrá apreciar los avances evolutivos o involutivos según sea el caso para fortalecer las áreas vulnerables del paciente durante el tratamiento.
En caso de que haya involución por parte del paciente, se puede deber a las resistencias que ponga sobre la mesa además de los introyectos vinculados a la retroflexión y deflexión que tenga, por lo que el test con aplicación de Grafología Clínica será un excelente parámetro de control para redirigir las estrategias psicoterapéuticas que se apliquen al paciente y direccionar las técnicas.

Desde aquí mi agradecimiento al Dr. Shulem Gavriel por haber compartido su conocimiento y experiencia sobre la Grafología Clínica