Entrevista a Ofelia Lema Villar sobre la labor del criminólogo

Entrevista a Dª Ofelia Lema Villar, Directora del gabinete criminológico-pericial GACRIMPER, sobre la labor del criminólogo.




Blog: http://blog.gabinetedecriminologia.es/
Facebook: https://www.facebook.com/GabineteDeCriminologia/
Twitter: https://twitter.com/gacrimper

– ¿Qué es la criminología?

La criminología es la gran desconocida. La disciplina del concepto erróneo. Series como CSI o Mentes Criminales han desvirtuado, por decirlo de alguna manera, el verdadero concepto de la criminología, aunque al mismo tiempo han favorecido su visualización (además de la criminalística) y le han dado relevancia dentro del ámbito laboral y educativo.
Realmente, la formación en materia criminológica se inició en España en los años 80, aunque su reconocimiento “oficial” ha sido más tardío, ya entrado el siglo XXI. Se trata de una ciencia (hecho que ha sido cuestionado) de carácter empírico e inter-disciplinar y que además es una disciplina que se ocupa del estudio del delito, el delincuente, la víctima y del control social (según la concepción social). Es la denominada “ciencia de la convivencia” dada su humanización del sistema jurídico penal.
La criminología tiene carácter de ciencia porque su misión es la de aportar un núcleo de conocimientos que tienen que estar debidamente contrastados (verificados) para posteriormente sistematizarse y obtener una serie de conclusiones. Además, porque los instrumentos usados en la investigación son de carácter inductivos, de naturaleza científica y se extraen de la aportación de otras disciplinas o ciencias. El objeto de la criminología es medible y analizable. El crimen es un hecho real que se puede investigar, así como el delincuente y la víctima, que es estudiada desde varios puntos de vista.
Es ínter-disciplinar en tanto en cuanto es un sistema de ciencias. Se ramifica en subdisciplina, lo que constituye una nota característica de la misma.
Dentro de su funcionalidad, las ciencias se dividen en las de SER y las de DEBER SER. Las de SER son las empíricas, las que realizan proposiciones basadas en observación y experimentación. Las del DEBER SER proponen sistemas de normas y comportamiento. Establecen normas culturales, sistemas de reglas, etc. La criminología participa de este doble carácter. En un primer momento se encarga de explicar el origen y motivo de un hecho delictivo (SER), para actuar posteriormente buscando soluciones a esos delitos mediante normas o correctivos (DEBER SER). Pueden promover la incidencia sobre los factores detonantes con terapias.


Vídeo Recomendado: ¿A qué se puede dedicar un criminólogo? – UDIMA

-¿Cuál es la labor del criminólogo?

Son muchas y variadas. De entrada, la labor del criminólogo consiste en que, observado un determinado fenómeno, hay que buscar la causa que lo provoca. A todo fenómeno le antecede una causa. En criminología se intentó la misma explicación con el mismo sistema causal-explicativo, buscando en el delincuente anomalías, malformaciones, etc. que justificasen el delito. El criminólogo busca la combinación de factores que explica el hecho delictivo y puede elaborar reglas que permiten explicar los factores que están detrás de los hechos criminales (pueden ser endógenos).
El criminólogo estudia el delito desde el empirismo, como un hecho real observado desde una perspectiva de carácter inductivo, observacional, experimental, etc.

-¿Qué factores provocan el hecho delictivo en carácter general y en esas circunstancias determinadas?

Ésta es la cuestión planteada por el criminólogo para cubrir acciones como:
Desarrollar su actividad de forma empírica e interdisciplinar, y teniendo en cuenta siempre los principios y las disposiciones legales y reglamentarias.
Emplear con eficiencia y eficacia técnicas de investigación que le permitan analizar y evaluar la criminalidad.
Situar el problema criminal en un contexto personal, social y jurídico adecuado, siendo capaz de diagnosticar la situación y aplicar teorías criminológicas para diseñar la mejor estrategia de actuación.
Diseñar, ejecutar y evaluar políticas y medidas de seguridad e intervención para prevenir la delincuencia y asistir a las víctimas.
Informar y asesorar sobre sistemas y políticas de prevención de la criminalidad, medidas penales,
Negociar y aplicar técnicas de solución de conflictos.

Los profesionales de la Criminología pueden desarrollar su actividad profesional en el mundo de la investigación criminológica, la seguridad pública, la seguridad privada, las instituciones penitenciarias, la administración de justicia y las ciencias forenses como:

• Directivo en empresas de seguridad privada
• Acceso a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y promoción interna
• Perito criminólogo en tribunales de justicia
• Perito criminalista en distintas especialidades: Investigación en incendios y explosiones, Documentoscopia y pericia caligráfica, Inspecciones oculares y lofoscopia, Infografía forense, Acústica forense, Entomología forense, Genética forense, Daños en las cosas, Accidentes (tráfico, laborales…)
• Director de equipos de consultoría legal y criminológica
• Asesor para el tratamiento criminológico en menores, familias, víctimas de delitos, mediación familiar y violencia de género, mediación penal.
• Integrante de los equipos de tratamiento en instituciones penitenciarias y delegado de libertad vigilada
• Investigación policial, de campo u operativa
• Docencia universitaria y formación continuada
• Acción y política criminal
• Asesoría a letrados, políticos y empresas de seguridad
• Prevención del delito (primaria, secundaria y terciaria)
• Diseño y gestión de programas de prevención e intervención
• Asesor criminológico en medios de comunicación, ayuntamientos, diseño de edificios y urbanizaciones.
• Divulgador criminológico en medios de comunicación orales y/o escritos


Vídeo Recomendado: UNIR Openclass: “Salidas profesionales para criminólogos, orientadas al ámbito pericial”

-¿Con qué otros profesionales trabaja el criminólogo?

La criminología mantiene relaciones con otras disciplinas de forma muy estrecha, como son ciencias empíricas del carácter de la psiquiatría, psicología, medicina, sociología o biología, así como con diversas ciencias de carácter normativo, no empíricas y específicamente criminales, como pueden ser el cuerpo policial en general, el de funcionarios y personal laboral de instituciones penitenciarias, la administración de justicia, etc. a través de las ramas del derecho, servicios sociales, etc.

-¿Cuáles son los delitos más frecuentes que debe de atender un criminólogo?

El criminólogo interviene en todos los delitos tipificados en el Código Penal, que atiende áreas del delito natural (aquel que contradice los principios básicos). Así, el profesional interviene en delitos que atacan las:
Conductas de carácter social; es decir, aquellas que cumplen de forma adecuada las normas que rigen la vida social y que se dirigen al bien común.
Conductas de contenido asocial: el hombre no es un ser social las 24 horas del día. No tienen una connotación peyorativa, sino que simplemente carece de contenido social por lo que en principio no sería preciso tasarla al no tener relación con la convivencia. Son comportamientos de naturaleza íntima que no deben admitir ningún tipo de injerencia externa. Cada vez interesan más y existe una mayor regulación de estos comportamientos (sobre todo a raíz de los acontecimientos del 11S y 11M. Hay comportamientos incurridos en la intimidad del hogar que pueden causar daños a terceros, como por ejemplo la violencia de género (son conductas reguladas en el Código Penal a pesar de que ocurren dentro de la intimidad del hogar).
Conductas de carácter parasocial: que se diferencian de la del conglomerado social. Se lleva a cabo dentro de la sociedad, pero es de carácter minoritario y al enfrentarse a los seguidos por la mayoría social entran en conflicto, ya que contradicen lo que nuestra sociedad defiende.
Conductas antisociales: contradice las normas de convivencia básica y recibe el nombre de conductas desviadas.

-¿Es lo mismo la figura del criminólogo que la de un perito en un juicio?

No. Si bien el criminólogo puede actuar como perito en un proceso judicial, no todos los peritos son criminólogos. Un perito en bienes inmobiliarios no es un criminólogo, al igual que un perito especializado en accidentes de tráfico tampoco lo es. No obstante, el criminólogo adquiere la figura de perito al personarse en una causa como especialista en la materia sobre la que ha indagado y que entra dentro de sus competencias.

-¿Cuál es la relación entre el criminólogo y las fuerzas del orden como la policía?

Además de la necesaria reflexión científica que la criminología puede aportar a la función policial, cabe referirnos a la capacidad de esta disciplina para aportar técnicas y tácticas que provienen de ciencias ajenas a la puramente policial, integrando conocimientos relativos a la conducta humana en su relación directa con la actividad criminal, la violencia social, el orden público o simplemente la seguridad personal o colectiva.
Es indidable que el ingreso en los cuerpos policiales de diplomados en Criminología, ayuda a aumentar el bagaje científico de los investigadores. Es una realidad que la labor de los criminólogos no es suficientemente conocida por los ciudadanos y su trabajo contribuye a una sociedad más justa, más segura y más libre, no como competencia de las fuerzas del orden sino como auxiliar y complementario a las mismas.
Los conocimientos en materia de psicología criminal, psiquiatría forense, educación social, etc que posee un criminólogo sirven de ayuda de manera directa a entender a las víctimas, conocer a los autores, determinar los escenarios más propicios para que se den estas situaciones criminales, facilitando las investigaciones criminales y mejorando las medidas de protección y prevención que policialmente se deban adoptar.


-¿Cuál es el papel del psicólogo en el ámbito de la criminólogía?

La relación entre la criminología y la psicología es en realidad un espectro de gran cabida. La psicología está imbricada en la criminología en rato que para ambas el objetivo es comprender la naturaleza del sujeto, además de los motivos que influyeron para cometer un hecho delictivo. Pero más allá de eso lo primordial sería la prevención y la readaptación de los criminales, más que las sentencias que se les pudieran otorgar por los acontecimientos realizados.
Desde una definición básica, la psicología es una ciencia que estudia los procesos psíquicos de forma tridimensional: cognitiva, afectiva y conductual. Así mismo, el individuo se conforma de parámetros bio-psico-socio-culturales, pudiendo entonces vincular su estudio con una serie de disciplinas que estudian el comportamiento humano, como son antropología, sociología, psiquiatría, criminología, biología, medicina, etc.
Es de este modo que la conducta criminal y el delito se elevan a un nivel de estudio superior en tanto que se trata de un fenómeno complejo que bebe de multiplicidad de aspectos. Es por este prisma de variables que su análisis debe realizarse igualmente de forma multidisciplinaria y no individualizada, entrando ahí a relacionarse de forma estrecha la criminología y la psicología para aportar una comprensión más efectiva. Así, la psicología criminológica pretende entender el crimen, sus causas y sus actores y dar una herramienta para su prevención.
Si analizamos las escuelas psicológicas, aquella que mayormente colisiona con el ámbito de la criminología es el psicoanálisis, relacionándose directamente con ésta última a través del concepto psicoanalítico pansexualismo, que apunta que existe un motor intrínsecamente sexual que condiciona las acciones del hombre, el delito y la conducta antisocial, dotándolas de significado.
Basado en las tres instancias del aparato psíquico: inconsciente, subconsciente y consciente, se descubre que en la cotidianidad de la vida todos los seres humanos poseen pequeños síntomas de lo que acontece en el inconsciente. Que todos los actos tienen una explicación personal.




Blog: http://blog.gabinetedecriminologia.es/
Facebook: https://www.facebook.com/GabineteDeCriminologia/
Twitter: https://twitter.com/gacrimper

Desde aquí mi agradecimiento a Dª Ofelia Lema Villar, Directora del gabinete criminológico-pericial GACRIMPER, por habernos acercado a la realidad del trabajo del criminólogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *