Entrevista a Dª. Virginia de la Iglesia quien nos habla sobre la alta sensibilidad


Entrevista a Dª. Virginia de la Iglesia, especialista en dependencia emocional, alta sensibilidad y familia tóxica, quien nos habla de la alta sensiblidad.




– ¿Qué es la alta sensibilidad?

La alta sensibilidad es un rasgo de carácter que predispone a tener una sensibilidad mayor que la media. Las personas con alta sensibilidad sienten más y con más intensidad y esto hace que sean muy permeables al entorno.

– ¿Cuál es el origen de la alta sensibilidad?

La alta sensibilidad es un rasgo de carácter que se puede ver más o menos influenciado por las circunstancias y personas que rodean a la persona altamente sensible, pero al ser un rasgo no hay unos desencadenantes concretos sino que es una cualidad que siempre acompaña a la persona altamente sensible.

– ¿Qué perfil tienen las personas que tienen alta sensibilidad?

La persona altamente sensible se caracteriza por:
– Exceso de emotividad
– Sensibilidad ante la crítica y el juicio externo
– Se cansan rápidamente, por lo general tienen baja energía
– Sensibilidad a los ambientes y lugares
– Sentido de la belleza y talento artístico
– Poseen una visión más profunda
– Son perfeccionistas y se frustran rápidamente ante los fracasos
– Necesitan un tiempo para estar a solas
– Entregados con los demás
– Capacidad de implicación cuando algo les apasiona
– Empáticos
– Observadores

– ¿Cuáles son los primeros síntomas que se pueden observar de alguien con alta sensibilidad?

El síntoma más característico y más llamativo es que las personas en extremo sensibles se lo toman todo de forma muy personal; al ser tan emotivos existe una dificultad para desapegarse de lo que consideran un “agravio” o verlo de forma más racional o impersonal.

– ¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de la alta sensibilidad?

Las ventajas es una mayor empatía y por lo tanto una mayor predisposición a interesarse genuinamente por los demás. Los inconvenientes es que son mucho más permeables a las influencias externas y esto puede desencadenar en muchos síntomas como cansancio, apatía e incluso depresión.

– ¿Cómo afecta a la persona y a sus relaciones sociales la alta sensibilidad?

A nivel personal la persona con alta sensibilidad tiene dificultades para soltar determinadas emociones.
Una de las grandes dificultades del dependiente emocional es su enorme dificultad para establecer unos limites claros y concisos con los demás, de esta forma, la persona altamente sensible puede ser un candidata ideal a sufrir situaciones de abuso o dependencia emocional.



– ¿Necesita tratamiento la alta sensibilidad y de ser así cómo se trata?

La alta sensibilidad no necesita tratamiento en todos los casos, pero si es necesario tratarla cuando la persona sensible no dispone de mecanismos para encauzarla de forma positiva en su vida.
Lo más importante es conocer en profundidad en que consiste la alta sensibilidad porque a mayor conocimiento, más mecanismos tendremos para encauzar de una forma positiva esa alta sensibilidad tanto de cara a uno mismo como hacia el exterior. El trabajo fundamental de las personas sensibles es discernir que emociones son suyas y cuales son de los demás, aprender a decir no sin sentirse culpables y sobre todo a establecer unas fronteras saludables con los demás.




Desde aquí mi agradecimiento a Dª. Virginia de la Iglesia, por habernos acercado al mundo de la alta sensibilidad.

One Reply to “Entrevista a Dª. Virginia de la Iglesia quien nos habla sobre la alta sensibilidad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *