Entrevista a D. Jose R. Ponce sobre Hipnosis y relajación emocional


Entrevista a D. José Ramón Ponce sobre su última obra Hipnosis y relajación emocional, publicada por la Editorial Pax.




– ¿Cómo surge la idea de escribir HIPNOSIS Y RELAJACIÓN EMOCIONAL?

La idea del libro surgió aproximadamente en el 1997, después de tener varios libros publicados, en Cuba y en Venezuela. Sin embargo, este libro ha sido escrito escalonadamente debido a diferentes razones. Después de terminado, la editorial se demoró en publicarlo por problemas internos de la empresa. Finalmente lo imprimieron en diciembre del 2013, y su lanzamiento fue en mayo del 2014.
Sobre el origen de la idea: Desde mi infancia y adolescencia me familiarizaba con libros de psicología, especialmente hipnosis, en el consultorio de mi padre. Cuando entré en la Universidad de La Habana para estudiar psicología, comencé a participar del Taller de hipnosis del Dr. Sabas Alomá, jefe del departamento de neurofisiología del Instituto Superior de Medicina de Cuba. Traté de aplicarla profesionalmente, pero lo logré a partir de mediados de la década del 1980. Siempre me he dirigido al estudio, investigación y terapéutica del estrés y sus trastornos relacionados.
Entre 1992 y 1994 llevé a cabo una investigación de Evaluación de Programa (ver libro de hipnosis), con una muestra de 60 sujetos, afectados de diferentes trastornos relacionados al estrés, y con una variable independiente constituida por varias técnicas, entre ellas la hipnosis. Sobre esa base escribí mi tesis al grado de Doctor, pero fui invitado a Venezuela por la publicación de mi tercer libro, Estrés y afrontamiento, y no regresé a Cuba; por lo tanto perdí todos mis derechos al respecto.
A partir del 1994 me percaté de la utilidad de la hipnosis en pacientes de cáncer, por lo que me dirigí predominantemente en esa dirección. En el 2000 me pidieron una investigación sobre su efecto en el HIV, por lo que hice un estudio piloto, con una muestra de 22 sujetos, 11 grupo experimental y 11 grupo control. La estadística fue apoyada por el Dr. Sevilla, profesor de la Universidad Católica Andrés Bello, de Caracas, especializado en Bioestadística. De este profesor son las palabras “no sé como lo hiciste, pero lo hiciste”, refiriéndose a la reducción de la carga viral en la muestra experimental. En el año 2003 vine para Miami y he continuado en la misma línea.

– ¿Qué puede uno encontrar entre las páginas de HIPNOSIS Y RELAJACIÓN EMOCIONAL?

La hipnosis fue reconocida por diferentes instituciones en el mundo desde el año 1950, y a pesar de que siempre he laborado en relación al estrés, también he observado en los pacientes su utilidad en educación y rendimiento docente, dolor quirúrgico y muscular, su facilitación de la modificación cognitiva (Ellis, Beck, Meichenbaum), y otros campos. La literatura en las bases de datos Psychoinfo y Medline, abundan en artículos sobre las diferentes aplicaciones de la hipnosis con investigaciones experimentales rigurosas. Especialmente en cáncer se evidencia su utilidad en la reducción de los efectos de la quimio, dolor, ansiedad, depresión, fatiga, y otros síntomas, los cuales al margen de la exhaustiva literatura al respecto, lo he observado en más de 20 años de aplicarla en dichos pacientes,
Estos resultados se encuentran en el libro, y la técnica de hipnosis que he aplicado y desarrollado progresivamente desde mis inicios hace mas de 40 años. Pero además, siempre me había preguntado sobre lo ocurrido en el cerebro, al margen de las descripciones conductuales que mayoritariamente se encuentran en la literatura científica. Es cierto que desde los inicios del siglo XX se ha investigado el movimiento cerebral bajo la relajación y la hipnosis, incluidos los cambios endocrino-inmunológicos, imágenes electrónicas y demás. Pero me llamaba la atención que no se había prestado mucha atención a su fondo más profundo, los circuitos neurales del cerebro. Por eso en el libro analizo los hallazgos al respecto, claro está, asequible al menos a un nivel medio de instrucción. Además, en el libro trato de evaluar críticamente la historia de estos estados.

– ¿Qué pecularidades tiene la hipnosis que usted aplica?

Siempre he partido de autores rusos y alemanes, no me siento identificado con la obra de Erickson.
La tecnica utilizada, expuesta en el libro, comienza con la explicacion al paciente de los pormenores de la tecnica, lo que va a sentir, lo que debe esperar, sus resultados, y demas.
Posteriormente, inspirado en Jacobson, lo someto a contraccion-distension continua, con el fin de reducir la ansiedad, siempre que sus condiciones fisicas lo permitan; de lo contrario utilizo otros modos de descargar energia emocional. Esto es necesario porque la ansiedad es una de las primeras fuentes de interferencia; mas aun si hay desconfianza, miedo o excepticismo.
Despues comienzo la induccion, sin aditamentos o sonidos colaterales, solo con mi voz (el libro trae un CD con muestra de mi voz en la induccion). El tono utilizado trata de evocar el mecanismo instintivo de adormecimiento cuando se era un bebe, un tono arrullador pero sin dejar de ser sutilmente dominante. No obstante, en los primeros momentos se busca de este modo un estado relajado, y cuando el individuo se encuentra en estado hipnoide, se comienza propiamente la induccion hipnotica. No se si esta somera respuesta le satisface. De cualquier modo, esta exhaustivamente explicada en el libro, cualquiera puede aprenderla.

– ¿Por qué ha tenido tan mala prensa la hipnosis en el ámbito clínico?

Sobre el hecho que me dice de “porque tan mala prensa…” He estado pensando varias veces de cuál es la razón de que un valioso instrumento terapéutico despierte rechazo en unos y distorsión en otros. Creo que debemos remontarnos al origen y uso de esta técnica. En esencia, la hipnosis supone un estado de disgregación funcional del cerebro, conllevando un estado especial de disociación psíquica, que posibilita la influencia sobre el individuo dentro de ciertos límites. Estas características han sido nutrientes para la imaginación popular, no sin mediar Hollywood, libros y cuentos de horror, entre otras fuentes. Esto ha implicado, desde inicios del siglo XX una severa incomprensión e ideas erróneas sobre la hipnosis. A ello se le agrega que su estudio científico confronta la dificultad de que estos estados poseen marcado carácter individualmente subjetivo, se hace difícil la evidencia incuestionable; más aun donde predominan las corrientes filosóficas del pragmatismo, positivismo y empirismo, como aquí en los Estados Unidos. Desde luego, eso incluye en este país que se hace más fácilmente dinero indicando medicamentos que orientando prácticas neuro-psíquicas como hipnosis, relajación, yoga, etc. Se agrega también la incorrecta interpretación del psicoanálisis, donde la población piensa que el inconsciente es como una especie de “caja negra”, al cual sólo se puede entrar por la hipnosis. Esto ha llenado de creencias populares a algunas sectas cristianas, sin saber nada al respecto y fanáticamente rechazar toda explicación.

– ¿Qué aplicación clínica tiene la hipnosis y la relajación emocional?

Y en los más práctico, para la aplicación de estas técnicas se requiere dedicación. Si mal no recuerdo, creo que fue Otto Klinnberg, psicólogo social norteamericano, que dijo que los psicólogos habían construido una buena casa pero no habían sabido venderla. No acierto a comprender muy bien cuál es la razón de que muchos psicólogos no logar demostrar la eficacia de estas técnicas. Sin que se entienda como fatuidad o vana arrogancia, pocas veces he observado inducción de hipnosis verdaderamente eficientes. Se cometen muchos errores, y algunos piensa que inducen hipnosis, pero no es así. Desde mis inicios he venido observando mis propios errores, la certeza de cada paso que doy al respecto, obtengo experiencias y saco conclusiones. Así he desarrollado, durante largos años, un procedimiento que me ha permitido obtener resultados ostensibles; no es fácil su divulgación por lo que usted mismo me dice con respecto a la prensa.

– ¿Qué efectos provoca la hipnosis?

Al producirse la disgregacion cerebral en la hipnosis, se reduce la consciencia, y por ende la capacidad analitico-sintetica de este organo. Por consecuencia, se produce significativa inhibicion del tejido nervioso, y por consiguiente se normaliza el eje hipotalamo-hipofisiario, se reducen los Factores Liberadores, catecolaminas, y los corticoides-colesterol. Esto implica el fortalecimiento de los CD4 y las NK, asi como actuan favorablemente las citoquinas Factor de necrosis tumoral, Interleukina 1 e Interleukina 2. Asi se combaten el HIV, tejido neoplasico, y procesos inflamatorios que tienen lugar relacionados con la depresión.



– ¿Está escribiendo un nuevo libro?

Ahora estoy en la segunda edición de mi libro El sistema psíquico del hombre, este fue escrito, con cierto apuro en los años 80,y solo para especialistas. Sin embargo, ahora, al tomarlo en la mano, casi me avergüenzo de haber escrito ese bodrio. Ahora va diferente. Sin embargo, a fines de los años 70, y basado en la teoría de Usnadze, de Rusia, escribí el ensayo Dialéctica de las actitudes en la personalidad. A través del tiempo he conocido que muchos en Cuba han hecho tesis sobre ese libro, y se ha escrito y analizado sobre él; nunca me lo esperé. Después vinieron algunos populares y divulgativos, que próximamente serán publicados de nuevo por la editorial PAX, de México (ya están bajo contrato); especialmente Un hombre ante si mismo, referido al uso y control práctico de la visualización.




Desde aquí mi agradecimiento a D. José Ramón Ponce por habernos presentado su última obra titulada Hipnosis y relajación emocional. Qué ocurre y cómo realizarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *