¿Puede el ejercicio físico tratar la depresión en adultos?

El tratamiento de la depresión mayor en adultos puede ser complicada, por lo que se precisa de todas las herramientas para conseguirlo.

Depresión adulto

El trastorno de depresión mayor junto con los de ansiedad son los más extendidos y comunes entre la población adulta de muchos países, así en EE.UU. afecta al 6,7% de los adultos, según el National Institute of Health [NIH].
Para paliar esta situación se han desarrollado multitud de tratamientos ya sea con psicofarmacología o bien con psicoterapia, buscando sacar a la persona de sus pensamientos negativos, sentimientos de decaimiento y pasividad conductual.
Son muchas las consecuencias de este trastorno, pero todas ellas van en contra de la calidad de vida del paciente.
Un problema no sólo de salud personal, si no que tiene importantes consecuencias tanto en la economía familiar en la empresa en que trabaja.
Un tratamiento que en ocasiones se puede ver complicado por la falta de colaboración por parte del paciente, lo que hace que se pueda cronificar la situación pero, ¿Puede el ejercicio físico tratar la depresión en adultos?



Tratamiento depresión

Esto es lo que se ha tratado de averiguar con una investigación realizada desde la Universidad Sultan Qaboos (Omán) y el Centro Médico James J Peter’s VA (EE.UU.) cuyos resultados han sido publicados en el 2015 en la revista científica OSR Journal of Nursing and Health Science.
En vez de realizar un estudio directamente con adultos, que padezcan depresión para observar las consecuencias de la incorporación de ejercicio físico para compararlo con un grupo control que no realiza ejercicio físico, los autores han obtado por realizar un análisis estadístico de las publaciones científicas al respecto en los diez últimos años, desde el 2003 al 2014.
En total se analizaron 67 estudios empleando para ello las bases de datos de revistas científicas Cumulative Index to Nursing and Allied Health Literature (CINAHL), Pub Med, Med space, y Medline.
Los resultados indican que cerca de la mitad de pacientes con depresión muestran además problemas cardiacos, enfermedad de Párkinson, dolor crónico y artritis reumatoide.
Los resultados informan de un evidente mejora de los síntomas depresivos gracias a la intervención con la incorporación de ejercicios diarios.
Esta intervención tiene tres consecuencias positivas, la primera sobre el propio Trastorno de Depresión Mayor, segundo sobre los síntomas de otros problemas asociados, y tercero incrementando la calidad de vida de los pacientes. Igualmente al acelerar el proceso de recuperación, permite reducir la intervención psicofarmacológica.

¿Puede el ejercicio físico tratar la depresión en adultos? en Novedades en Psicología

Ejercicio depresión

El estudio no recoge las características de las intervenciones en cuanto al ejercicio físico, con lo que no se conoce qué tipo de ejercicio es más adecuado, durante cuanto se recomienda realizarlo cada día, ni la intensidad del mismo. Lo que hace inviable diseñar un plan de intervención al respecto que garantice una mejores resultados en el tratamiento de los síntomas del Trastorno de Depresión Mayor.
Una de las limitaciones del estudio es que no ha realizado ningún tipo de experimentación, centrándose únicamente en una revisión bibliográfica al respecto.
Igualmente, y tal y como indican los autores, únicamente se han revisado los artículos de habla inglesa, excluyendo cualquier otra información científica publicada en otros idiomas, los cuales se esperaría que avalasen y diesen más contundencia a las conclusiones alcanzadas.
Aunque no ha sido objeto de estudio, cabría esperar que los beneficios del ejercicio diario sobre la depresión también se observase entre los más jóvenes y los más ancianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *