¿Se puede corregir alguno de los síntomas del Parkinson?

¿Se puede corregir alguno de los síntomas del Párkinson?
En el Párkinson se presentan sintomatología que en ocasiones se consideran como normales de la enfermedad y no se tratan.

Sintoma Parkinson

Uno de los problemas más importantes de algunas enfermedades son los síntomas que van provocando en el paciente, y que interfieren en el normal desarrollo de la vida. A medida que estos síntomas van surgiendo y sumándose a otros anteriores, va perjudicando las habilidades y la independencia de la persona que los padece. Tal es el caso de la enfermedad del Párkinson, cuyo síntoma más conocido es el del temblor, pero no el único que van a padecer los pacientes, ya que va a tener consecuencias tanto a nivel motor como con respecto a las habilidades cognitivas de la persona. Así se van a presentar déficit cognitivos en el ejecutivo central, así como en ciertas tareas atencionales lo que va a perjudicar las habilidades de desplazamiento. Estando esta definciente atencional focalizada lateralmente, es decir, la persona va a dejar de atender lo que sucede a un lado de su cuerpo, por ejemplo a todo lo que pase a su derecha, lo que va a ir en detrimento para llevar una vida lo más normal posible pero, ¿Se puede corregir alguno de los síntomas del Parkinson?


VFvpqh8NrWk https://youtu.be/VFvpqh8NrWk

Entrenamiento Parkinson

Esto es lo que se trata de averiguar desde el laboratorio de Atención y Aprendizaje de Boston, el Centro Clínico Educación e Investigación Geriátrica, la Facultad de Medicina de Harvard, el Departamento de Investigación Médica y la Universidad de Boston (EE.UU.) cuyos resultados han sido publicados en la revista científica NEUROCASE, The Neural Basis of Cognition.
En el estudio participaron cuatro adultos, tres mujeres y un hombre, con edades comprendidas entre los 58 a 65 años y sintomatología provocada por la enfermedad de Párkinson. Dos de ellos con síntomas motores en el lado izquierdo y los otros dos en el lado derecho, siendo examinados para determinar su gravedad para lo que se empleó el cuestionario estandarizado Unified Parkinson’s Disease Rating Scale (UPDRS).
La intervención consistió en que los pacientes pasasen por un entrenamiento desarrollado en Harvard denominado Tonic And Phasic Attention Training (TAPAT), donde se entrena la atención en pruebas de conducta de elección, así como a inhibición ante las respuestas incorrectas, todo ello presentado a través de la pantalla del ordenador.
Se realizaron dos medidas, antes y tras un mes de la intervención para comprobar los efectos de la misma, para ellos se emplearon unas pruebas atencionales en la pantalla del ordenador, donde debían buscar un determinado objeto entre múltiples distractores. Los cuales iban cambiando de posición en la pantalla a medida que se contestaba correctamente.
Los resultados muestran resultados positivos con un escaso tiempo de intervención, de un mes, es posible corregir los problemas atencionales lateralizados asociados a las primeras etapas de la enfermedad de Párkinson, y todo ello sin más esfuerzo que el de realizar un entrenamiento delante de la pantalla del ordenador.
Los investigadores destacan la eliminación de los problemas atencionales lateralizados con un entrenamiento en habilidades visoespaciales que no lleva en total más de 7 horas de entrenamiento a lo largo de un mes, superando la efectividad de diseños anteriores que requerían de 20 horas mínimo de entrenamiento.

Inerverncion Parkinson

Hay que tener en cuenta el escaso número de participantes lo que hace necesario repetir el estudio para comprobar que los datos se mantienen, y con ello poder incorporarlo dentro de los planes de intervención terapéuticos para pacientes con la enfermedad de Párkinson.
Igualmente sería conveniente el diseño de alguna herramienta de diagnóstico temprano sobre esta sintomatología, con lo que intervenir lo antes posible, de forma que pueda mantenerse el mayor tiempo posible la autonomía personal del paciente, tratando con ello retrasar el avance de la enfermedad al intervenir en aquellos síntomas que van surgiendo.
Aunque hay que tener en cuenta que todo lo anterior es sólo una forma de tratar alguno de los síntomas del Párkinson, pero no la enfermedad, lo que debería de ser el objetivo último de esta investigación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *