¿Cómo conseguir la fidelidad a tu marca personal?


Uno de los problemas de los psicólogos sociales es conseguir la fidelidad de los clientes a una marca.

Marca personal

La marca es aquello que usamos para identificar a una determinada persona, producto o empresa. Normalmente cuando pensamos en una compañía como Coca-Cola, McDonald o Ikea, lo solemos hacer con respecto a los productos que venden. Si nos fijamos en otras marcas como UPS, Iberia o Microsoft lo hacemos sobre los servicios que ofrecen.
Algo que va a influir decisivamente en la adquisición del producto o servicio en cuestión, ya no sólo basado en nuestro propio criterio, si no en la influencia de la opinión de los demás y de los medios de comunicación a través de la publicidad. Mira el siguiente gráfico interactivo sobre la marca de elección para la adquisición del primer vehículo. Seguramente reconocerás en la misma a la marca de tu elección, ¿Crees que es casualidad?

Encuesta: Mara de tu primer coche | InsideGov

Cuando pensamos en Stephen Hawking, Barack Obama o Rafael Nadal ya no lo hacemos ni en sus productos ni servicios, si no por su Personal Branding o marca personal que han desarrollado gracias a sus carreras científicas, políticas o deportivas respectivamente.
Pero no hay que ser un “gran hombre” para tener nuestra propio Personal Branding o marca personal, basta con “ser bueno” en un campo de especialidad, y que los demás, especialmente los potenciales “clientes” conozcan sobre ello.
Un buen desarrollo de una marca personal facilita que cuando alguien busque un abogado, ingeniero u otro tipo de especialista, se puedan acordar de uno, o que haya alguien, un compañero, amigo o conocido, que pueda hablar bien ven uno.
Pero si bien es cierto que llegar “a oídos “de alguien puede ser “complicado” lo es mucho más que el “cliente” vuelva a contactar o a referirnos a otros, a esto es a lo que se denomina fidelidad del cliente.
Un aspecto fundamental en la investigación de la psicología social, ya que en el mundo de la empresa no basta únicamente con vender un producto o servicio una vez a un cliente, si no que se busca que ese cliente, siempre que necesite el producto o servicio que vendemos nos lo adquiera a nosotros.
Tal es así, que existen estrategias como “pruébelo primero”, que consiste en recibir un producto o servicio, durante un tiempo limitado para que el cliente queda convencido de sus beneficios para que luego lo pueda adquirir, de ahí las promociones de “Gratis durante 30 días” o “En 30 días si no queda satisfecho le devolvemos el dinero”. Estas serían estrategias de marketing encaminadas a acercar el producto o servicio al cliente, pero ¿Cómo conseguir la fidelidad a tu marca personal?


Vídeo Recomendado: Capítulo 5 – Linkedin I

Personal Branding

Esto es precisamente lo que ha tratado de resolverse con una investigación realizada desde la Taylor’s University (Malasia) cuyos resultados han sido publicados en la revista científica International Journal of Recent Scientific Research.
Para lo cual el autor del estudio ha seleccionado de la lista de las cincuenta marcas de productos de belleza más vendido, las dos primeras empresas, para comprobar los efectos de la marca.
Después de analizar los mensajes, panfletos y publicidad que sobre esas dos marcas se difunden por los medios de comunicación y por las redes, el autor encontró mediante la aplicación del análisis textual y el método interpretativo, que estas marcas se sustentaban sobre dos pilares para mantener la fidelidad de sus clientes.
El primero de ellos, es la capacidad de generar emociones positivas, en este caso asociados a la belleza y la juventud.
El segundo fue, el de la estética de la honestidad, es decir, parecer que el producto en realidad sirve para lo que indica, manteniendo los estándares de calidad publicitados.


Lovemark

Entre las limitaciones del estudio es el método empleado, en donde no existen variables controladas sobre los contenidos de los distintos mensajes ni investigación de opinión con participantes, como también se emplea en este ámbito,
Hay que tener en cuenta que las delimitaciones de los factores anteriores se realizan en un ambiente experimental, pero que en la vida cotidiana existen muchos otros factores que influyen como la diferenciación de la competencia, la innovación, la utilidad, …
Igualmente hay que comprender que los resultados son muy específicos de un sector de la producción el de belleza, pero cuyas conclusiones pueden ser extrapolables a otros ámbitos, incluso en el del Personal Branding.
Al igual que sucede en las redes profesionales como LinkedIn, cuando un profesional quiere crear su marca personal, lo primero que debe de hacer es ver cómo lo han hecho los profesionales de su sector, y a partir de ahí intentar diferenciarse para que los potenciales contactos o clientes le tengan en cuenta primero.
El autor del estudio reivindica la importancia de la “primera impresión” de las marcas, y su asociación con las emociones positivas, para constituir lo que actualmente se denomina “Lovemark”, por el cual es marca rememora en la persona experiencias positivas que le harán volver a comprar o contratar sus servicios.
Al igual que con las marcas de las empresas, los profesionales, a través de su relación con los clientes y sus redes sociales profesionales como LinkedIn, deben desarrollar este concepto de Lovemark, lo que va a garantizar que un porcentaje de los clientes vuelvan a confiar en dicho profesional cuando así lo requieran.
Con respecto al segundo factor, es muy importante que el profesional de una imagen de honestidad, de saber lo que hace, y que lo hace adecuadamente. Un currículo inadecuado en LinkedIn, o unas “mentiras a medias” en dicho perfil, no solo va a restar posibilidades al profesional si no que puede ir en su contra, de forma que no sea contratado a pesar de su amplia experiencia, estudios o capacidad.
Es por eso, y basado en los resultados anteriores que para desarrollar una Lovemark como profesional hay que cuidar estos dos aspectos fundamentales la capacidad de emocionar y la honestidad, de forma que no solo aumente las posibilidades de ser requerido para algún servicio, si no que con ello se va a conseguir la fidelidad a tu marca personal.


Fidelidad marca personal

Cinco consejos para aumentar la fidelidad a tu marca personal:
– Ofrece una experiencia positiva al cliente, más allá de cumplir con el encargo encomendado
– Sé honesto en tu experiencia, estudios y capacidades.
– Solicita que te refieran como candidato cuando surja la ocasión
– Crea un perfil agradable a la vista, pero completo de información
– Contacta con tus antiguos clientes para saber si quedaron satisfechos con su labor y si tienen nuevos encargos.

Serie ciberpsicología - Novedades en Psicologia

CiberPsicología - Novedades en Psicologia
Ebbok Gratis - CiberPsicologia: Relacion Mente e Internet - - La Casa del Libro- Cátedra Abierta de Psicología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *