¿Cómo superar la pérdida de un padre o una madre?

Normalmente cuando se habla e dolor se piensa en el dolor “físico”, es decir, aquel que tiene una causa externa, percibida a través de los sentidos, y transmitida al cerebro para su procesamiento, pero existe otro dolor, de origen psicológico, denominado duelo.

Ante la pérdida del Padre

El duelo, que experimenta una persona cuando pierde a alguien o algo querido, cuanto mayor sea la proximidad física y emocional hacia esa persona, o la estima que se le tiene a ese objeto, mayor efecto tendrá sobre sus emociones. Es cierto, que “no se puede comparar” la pérdida de un familiar, con la de un perro, o la de un juguete que se tenía desde pequeño, pero la vivencia psicológica puede ser igual de intensa en los tres casos, ya que depende del cariño que se le tuviese.
El “dolor” que se siente es tan profundo que puede llegar a ser incapacitante, lo que además va a ir acompañado de un estado de ánimo decaído, con pérdida de interés por las actividades que antes le resultaban “placenteras”, buscando el aislamiento y el distanciamiento de los demás, especialmente de aquellos que “le recuerden” la pérdida, llegando en ocasiones a querer cambiar de lugar de vivir para evitar encontrarse con “sus recuerdos”.
Quizás los “dolores” más intensos para los hijos, provenga de la pérdida de sus progenitores, especialmente de la madre, ya que es sobre dicha figura donde recaen las tareas de atención, protección, alimentación y cuidado, además de ser la primera figura de apego.


Vídeo recomendado: Programa Hoy – Pasos practicos para superar un duelo

Ante la pérdida de la Madre

Para lograr superar el “tránsito” del duelo, hay que ir pasando por una serie de etapas, que van a conducir al “superviviente” a aceptar su “nueva condición”, sabiendo que esa persona querida que ha pasado por su vida, nunca dejará de estar presente de una forma u otra. Según Kübler-Ross se ha de pasar cinco etapas: negación, ira, negociación, depresión y aceptación.
Incluso aunque llegue un “sustituto”, un padrastro o madrastra, eso no va a hacer olvidar el dolor sentido por la pérdida, aunque sí lo mitiga en la medida que “rellena” parte del el vacío afectivo que dejó la “separación”, lo que va a permitir a la persona “descargarse” de los pensamientos recurrentes que suele acompañar al duelo, tales como “Si lo hubiese sabido….”, “Si en vez de…”, “Si le hubiese dedicado más tiempo…”; pensamientos que pueden generar “falsos” sentimientos de culpa, en el que la persona puede llegar a “caer”, atribuyéndose la responsabilidad de unos hechos, que en la mayoría de los casos son imprevistos y alejados a su control.
En todas las sociedades se establecen determinados rituales en torno al difunto, que no hacen si no servir como manifestación pública de dolor, lo que a la larga va a ayudar a los “supervivientes”, ya que han tenido la oportunidad de comunicar sus sentimientos, y de que los demás le den muestras de apoyo y cariño, todo lo cual va a facilitar el “transito” que implica también un cambio de rol, donde el cónyuge se convierte en viudo/a, y el hijo/a en huérfano.
Participar en dichos ritos hace que el menor sienta que está “actuándo”, haciendo algo, para “honrar la memoria” de su progenitor fallecido, y que además cuenta con el apoyo de familiares y amigos que le acompañan, lo que le ayuda a asumir la “pérdida” y a hacerse conciente de ello.
A cada edad se le tiene que ayudar al menor a asumir la noticia, aunque en el caso de los más pequeños todavía no tienen incorporado la noción de “muerte” como algo permanente, siempre hay que decirles la verdad, pero de forma que puedan entenderlo.


Ante la pérdida de los padres

Aunque el tiempo parece jugar un papel importante como “catalizador” produciendo efectos “sanadores” al distanciar a la persona del suceso doloroso, se han desarrollado una serie de técnicas que buscan ayudar a superar la situación; para ello, los centro educativos suelen contar con un counseling u orientador escolar, el cual emplea técnicas de juego para expresar los sentimientos del menor, así como para ayudarle mediante “metáformas” a comprender la nueva situación en su vida, facilitando así el “tránsito” del duelo, haciendo que éste no deje “secuelas” en la vida adulta.
Al menos así lo afirma un reciente estudio realizado conjuntamente por Georgia Southern University y University of Alabama publicado recientemente Professional School Counseling, en donde diseñan un plan de intervención del duelo en la escuela, buscando que dentro de su “ambiente natural” de la escuela encuentren el apoyo y la ayuda necesaria en estos momentos difíciles.

21 Replies to “¿Cómo superar la pérdida de un padre o una madre?”

  1. Your mode of describing the whole thing iin this posat is in
    fact nice, all bbe capable of effortlessly know it, Thanks a lot.

  2. Buenos días,

    Es un momento muy duro para cualquier persona y como personas que somos lo mejor es compartirlo con las personas que nos quieren.

    Les invito a mi web que ofrece también unos consejos sobre como superar la muerte de una madre y más.

    Les deseo lo mejor. Un abrazo.

  3. es duro perder un familiar yo siento mi vida destraozand perdi a mi padre hace dos meses y no hay un dia q no llore como duele estar sin mi papa

    1. Efectivamente, perder un ser querido siempre es difícil, pero si es un padre o una madre más aún. Con el tiempo se va superando, que no es lo mismo que olvidando. Así que date tiempo, y rodéate de las personas que te quieren para que eso te sirva de consuelo. Saludos.

  4. Hola Doctor, sabe que mi madre y padre nunca han muerto, pero a veces me pregunto cómo reaccionaré frente a esta conmoción y si pasará como en en veces enteriorares en las que no logro llorar a pesar de ser un familiar cercano como abuelos

  5. Perdi a mi amado padre hace poco mas de una semanay no puedo creerlo aun. Muy jocen 60 años.. todo tan rapido.. me encuentro embarazada de 8 meses y esto es terrible… un dolor inmenso llora mi alma.

  6. Hace dos años falleció mi pareja, nuestro hijo lo supero muy bien muy tranquilo, solo que ahora quiere un papá que nos cuide y nos de la protección que teníamos, Me duele porque no sé en que estoy fallando para que él pida eso.

    1. Hay que tener en cuenta que su hijo ve a otros pequeños con sus padres, y eso puede motivarle a querer lo mismo.
      Igualmente, si está demando “cuidado y protección”, puede ser que él no se sienta lo suficientemente protegido por algún motivo.

      1. Muchas gracias, aunque corto el comentario me ha dado de que pensar y darme cuenta de mis actos y asi poder hacerlo feliz.

  7. Hace poco perdi a mi madre y me siento sumamente mal,todo ha perdido sentido en mi vida,lloro todos los dias,la extraño mucho,he adelzado bastante,no se que hacer

    1. Mi más sincero pésame. Ahora le toca pasar por un amargo momento, denominado duelo. Este puede extenderse de unos días a unos meses, dependiendo de la proximidad con la persona fallecida. En este período es normal llorar la pérdida; pero no se preocupe, pasado este tiempo, la pena irá disminuyendo poco a poco, a la vez que asume la nueva realidad. Saludos

  8. No se como explicar el sentimiento de nostalgia que llena mi corazon en estos momentos, Fallecio mi padre en la navidad hace 5 años y mi mundo cambio, todo el amor que tengo por el me llevo al hospital y todavia me duele demasiado… Hoy mi madre esta cada vez con menor vitalidad y se derrumbo en mis brazos, me temo que no estoy preparado para recibir otro golpe asi! Es lo ultimo que me queda a mi lado, y no encuentro como obtener fuerzas.
    Estoy tratando de superar mi separacion y me siento completamente solo, en verdad apreciaria un consejo, que me permita no derrumbarme….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *