¿Cómo se debe de tratar la ansiedad dental?


Muchos son los temores que surgen cuando uno tiene que ir al dentista tal y como la ansiedad dental.

Ansiedad Dental

Desde hace mucho que se conoce el efecto que produce en alguna la “bata blanca” de los médicos, generando una elevación del nivel de ansiedad; pues más frecuente todavía es el temor al dentista, sobre todo cuando este debe de realizar alguna intervención en la boca, a lo cual se conoce como ansiedad dental.
Algo que no dejaría de ser anecdótico, pues no todos los días vamos al dentista, en cambio se ha observado que el 30% de los pacientes con ansiedad dental tienen asociado una escasa higiene dental, lo que a la larga acarrea problemas serios en la boca, incluida la pérdida de dientes, pero ¿Cómo se debe de tratar la ansiedad dental?


Vídeo Recomendado: METODO INTEGRAL DE ADELGAZAMIENTO.

Intervención Ansiedad Dental

Esto es lo que se ha tratado de averiguar con un estudio realizado desde la School of Dentistry, International Medical University (Malaysia); junto con el College of Medicine, University of Sharjah, (Emiratos Unidos) y el Restorative Dentistry Faculty, AT Still University (EE.UU.) cuyos resultados se han publicado en la revista científica International Journal of Psychological Studies.
En el mismo participaron sesenta y cinco adultos, con edades comprendidas entre los 37 a 42 años, de los cuales treinta y nueve eran mujeres.
De ellos treinta tenían ansiedad dental, pasando la mitad por una condición experimental, perteneciendo el resto al grupo control quien no recibió ningún tipo de tratamiento.
A todos ellos se les evaluó la presencia de ansiedad dental a través del D.A.S.-R. (Dental Anxiety Scale-Revised); la ansiedad ante los procedimientos de tratamientos dentarios mediante el D.C.A. (Dental Concerns Assessment); igualmente se recogieron datos sociodemográficos mediante el D.I.S. (Demographic Information Scale).
La intervención consistió en una combinación de psicoeducación, en donde se le informaba sobre la ansiedad dental, causas y consecuencia; otra en donde observaba un vídeo de la intervención en el dentista para combatir el miedo al mismo; y una tercera consistente en una técnica de relajación basada en la respiración como forma de tranquilizarse antes de la sesión con el dentista.
Los resultados pre y post intervención muestran una reducción significativa en el nivel de ansiedad dentro del grupo experimental, y del post con el grupo control.

Sugerencia:  ¿Está relacionado el estrés oxidativo con el Alzheimer?


Reducción de la Ansiedad Dental

Entre las limitaciones del estudio está que no ha realizado un seguimiento del mismo para comprobar si sus efectos se mantienen en el tiempo, así como que no ha realizado un análisis en función del sexo aun teniendo participantes de ambos géneros.
A pesar de lo anterior, los resultados parecen claro, cómo una intervención oportuna orientada a la “raíz del problema” es suficiente para combatir los miedos y ansiedades y con ello facilitar la labor del médico.
A pesar de no ser una novedad como tal, esto debería de abrir una puerta a la colaboración estrecha entre los psicólogos y médicos, de forma que se ayude a mejorar la calidad de vida del paciente, sobre todo en lo que se refiere a la ansiedad, como en este caso.