¿Cómo afecta a la salud no tener Internet?


Es innegable que Internet ha cambiado la forma de relacionarnos. Sus efectos incluso van más allá del ámbito familiar y personal, facilitando la búsqueda de información sobre de salud.

Internet en todos los hogares

En los últimos años han surgido iniciativas que tratan de agrupar respuestas del ámbito de la salud, para que pacientes y familiares puedan acceder fácilmente a ello.
Si bien al principio toda esta información quedaba reservada casi en exclusiva a los profesionales de la salud, Internet ha permitido abrir este conocimiento a todo el mundo.
De ahí que haya portales, foros y grupos de pacientes que buscan e intercambian información sobre una determinada patología.
Cualquiera puede buscar una enfermedad o los síntomas que padece para informarse incluso antes de acudir a consulta.
Un cambio de paradigma para el que los profesionales de la salud tienen que adaptarse, ya que incluso está proliferando la consulta online como primer método de diagnóstico, pero ¿Cómo afecta a la salud no tener Internet?



Consecuencias de los hogares sin internet

Para resolver esta cuestión se ha llevado a cabo una investigación desde el Anglia Ruskin University, Cambridge, y el Institute for Health and Human Development, University of East London, London (Inglatera) junto con el National Research University Higher School of Economics, Moscow (Rusia) cuyos resultados han sido publicados en la revista científica The Open Psychology Journal.
En el estudio participaron una muestra ochocientos ciudadanos de 47,198 habitantes de los barrios marginales de Londres, de los cuales el 55.9% eran mujeres, todos ellos mayores de quince años.
A todos los participantes se les administró un cuestionario donde se evaluaba su nivel de felicidad, su nivel de esperanza mediante el Trait Hope Scale (T.H.S.), la salud general mediante el General Health Questionnaire (G.H.Q.), su nivel educativo más alto alcanzado, el nivel de actividades físicas y creativas que realizaban, la asiduidad en la asistencia a actos culturales, el nivel de implicación social y de problemas de salud presentados, y por último, si tenían o no acceso de Internet en su casa.
Los datos muestran que el 22.6% de la muestra no tenía acceso a Internet en casa, con los que se conformó un grupo de comparación frente a los que tenía, para analizar si existían diferencias significativas en el resto de variables evaluadas.
Los resultados indican que existe diferencias significativas en el nivel de salud general, mostrando menos síntomas entre los que tienen Internet. No encontrándose diferencias significativas en las otras variables medidas.


La relación entre tener Internet en casa y la Salud

Hay que tener en cuenta que la obtención de información ha sido realizada únicamente mediante auto-informes, donde se podrían haber incluido además datos como el número de consultas médicas y el motivo de dichas consultas,… como forma de complementar la información ofrecida.
Igualmente al tratar de delimitar la relación entre dos variables como el tener Internet o no, y una mejor o peor salud general, puede ser precipitado, ya que deja fuera del análisis muchos otras variables que pueden estar interviniendo.
De hecho el estudio indica que los que no tienen Internet son personas de edad media superior, con un nivel educativo finalizado menor y con una situación laboral desfavorables, con mayor porcentaje de personas desempleadas o retiradas.
Por lo tanto, el disponer o no de Internet puede ser sólo una variables más. indicativa del estatus social y económico de la persona, lo que puede reflejarse en percibir mayores problemas de salud que aquellos que aún viviendo en barrios marginales tiene un estatus más “acomodado”.
A pesar de lo cual hay que destacar la innovación en cuanto a la investigación se refiere al tratar de “cuantificar” el efecto positivo de Internet en la salud de sus usuarios.
Incluso si los resultados se tomasen como válidos, todavía faltaría explicar el motivo por el que los que tienen Internet en casa sufren menos problemas de salud que los que no lo tienen.
Todavía habría que explorar cómo los usuarios emplean esa herramienta, si para el diagnóstico, para buscar la farmacia o el especialista más próximo, o incluso para algún remedio “casero”.
Por lo que a pesar que la investigación ofrece luz sobre la relación entre Internet y la salud de sus usuarios, no permite obtener más que una idea general que habrá que seguirse investigando.

Experto Colaborador:




Cyberchondria “la nueva frontera de la hipocondría”.
Cyberchondria a diferencia de la hipocondría, una vez considerado el malestar de un hombre rico, Cyberchondria tiene más alcance, simplemente porque la mayoría de la gente hoy en día tienen acceso a la Internet – ya sea a través del ordenador o un teléfono inteligente.
Es muy común después de un ser querido muere, o si alguien está en riesgo familiar de una enfermedad. Sólo se convierte en un problema cuando se empieza a interferir con la vida …
Si es a tal punto que la persona no va al trabajo o pasando un compromiso socia

Serie ciberpsicologia - Novedades en Psicologia

CiberPsicología - Novedades en PsicologiaEbbok Gratis - CiberPsicologia: Relacion Mente e Internet - - La Casa del Libro- Cátedra Abierta de Psicología
Ebbok Gratis CiberPsicologia: Relacion Mente e Internet  - Amazon - Cátedra Abierta de Psicología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *