¿Interpretan los autistas correctamente las caras de otros?

Son muchas las limitaciones que muestran los niños autista, pero los avances van permitiendo comprenderlos más y poder así ayudarles mejor.

Cara y Autismo

Algunas de las limitaciones más notables con respecto al Trastorno del Espectro Autista es el escaso contacto visual, algo que desespera a las personas que no estén en sobreaviso, ya que mucho de nuesro mundo emocional se basa en interpretar correctamente la cara del otro. A lo que añadimos el comportamiento verbal, que nos sirve para conocer correctamente el estado de ánimo del otro, y así podremos saber si está contando un chiste o enfadado por algo.
Pero para ello hay que mirar a la cara de la otra persona, si obviamos esa información resulta más difícil poder realizar un correcto análisis del otro, y por tanto no podemos adaptar nuestra respuesta a las circunstancias concretas del momento, pero ¿Interpretan los autistas correctamente las caras de otros?



Faz Autista

Esto es lo trata de averiguarse desde la Universidad Keio, la Sociedad Japonesa para la Promoción de la Ciencia y Agencia Japonesa de Ciencia y Tecnología (Japón) cuyos resultados se han publicado en la revista científica Autism Research and Treatment.
El estudio participaron 29 niños, 18 diagnosticado con Trastorno del Espectro Autista, y 11 sin ello, que servirán como grupo control con el que comparar.
Se comprobó el diagnóstico de T.E.A. a través del Autism Diagnostic Interview−Revised y el Autism Diagnostic Observation Schedule.
Todos los participantes tuvieron que atender a la presentación de imágenes de caras humanas con expresiones que iban desde la neutralidad, a la sorpesa, la felicidad, el enfado o la tristeza.
Un total de 25 imágenes presentadas cada tres segundos, de caras tanto masculinas como femeninas, donde el participante únicamente debía de atenderlas, sin hacer nada más con ellas, siendo evaluado el tiempo que permanecían atendiendo a cada una de las imágenes.
Los resultados muestran que no existen diferencias significativas entre el tiempo de fijación de la mirada hacia las caras y el contenido emocional de estas, a excepción de las caras que mantenían expresiones de enfado, donde existía una relacción significativa negativa, esto es, miraban significativamente durante menos tiempo las caras emocionalmente de enfado con respecto a los pequeños de su misma edad, del grupo control.

Emocion Autista

Hay que tener en cuenta que el escaso número de participantes no permite establecer una conclusión al respecto, e igualmente al haber realizado el estudio en una población con características emocionales muy concretas, como la japonesa, impiden poder extrapolar los resultados a otras poblaciones.
Igualmente la medida de tiempo de atención, no necesariamente va a requerir que el pequeño no capte esas emociones, luego el procesamiento emocional de los pequeños con autismo y de los que no lo son, es diferente.
Dicho lo cual, los resultados no aporta nada nuevo con respecto al procesamiento emocional de caras en niños con autismo, pues ya se conoce que estos no mantienen la mirada, lo que les puede provocar problemas de relaciones sociales.
Sería preciso explorar cómo realizar entrenamientos al respecto, mediante aproximaciones sucesivas, tal y como plantean los programas A.B.A., donde se trabaja con micromovimientos, entrenandolas poco a poco, para que al final se pueda establecer un comportamiento de adcorde a su edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *